Adiós a la nota de prensa

Es un titular alarmista y espero haber captado tu atención. Personalmente, no creo que la nota de prensa vaya a desaparecer, porque es un instrumento […]

Es un titular alarmista y espero haber captado tu atención. Personalmente, no creo que la nota de prensa vaya a desaparecer, porque es un instrumento útil para mantener el contacto con ciertos públicos (medios, ciudadanos, inversores) y para documentar la evolución de la compañía. Claro, que no podemos acomodarnos en un papelito escrito sin interés y enviado de forma indiscriminada. Este tipo de acción carece de sentido. La nota de prensa forma parte del marketing mix, por lo que te sugiero que elijas bien las herramientas. Suele ser mejor una estrategia que complemente antes que la eliminación radical de un elemento concreto.

En otras ocasiones, hemos escrito cómo mejorar la redacción de la nota de prensa o cómo aprender la técnica. Si no hemos conseguido convencerte, estoy seguro de que te interesará este post.

Mejora tu web de forma sistemática. Si has decidido eliminar las notas de prensa de tu actividad informativa, piensa que los proveedores, distribuidores o clientes solo tienen la web para informarse. Piensa y diseña de nuevo el árbol de la web: ¿dónde va la información genérica?, ¿y la destinada a públicos concretos? Crea llamadas del tipo “Sobre nosotros” o “Para saber más”, que sean fácilmente identificables y que te coloquen en un clic en la información relevante. Ahora, muchas pymes emplean Twitter o Whatsapp como canales de interacción. Si así lo decides, abre y emplea intensivamente este canal de contacto. Es más inmediato, pero también más exigente. Una duda comercial no puede pender de Twitter durante días. Tendrás que sistematizar e implementar estas aplicaciones en tu teléfono.

Valora si tu negocio puede lanzarse al periodismo de marca. Es la idea de moda entre periodistas y comunicadores, además de una oportunidad para crear empleo. Consiste en la creación de contenidos informativos y comerciales y su publicación en plataformas propias (webs, vídeos de Youtube). Se convierten en canales alternativos de información sin utilizar los medios de comunicación como intermediarios. Si eres una pyme, probablemente no puedas generar tantos contenidos sin destinar una importante cantidad de recursos. Pero sí puedes generar alianzas con otras compañías del sector. Como en tantas ocasiones, compartir es poder: suma iniciativas y crea tu propio medio de comunicación. Observa el modelo Forbes y verás como la suma de blogs, contenidos propios y otras acciones comunicativas puede transformar la revista.

¡Que toda la web comunica! Aquí un consejo: pide a un periodista que revise tu web de arriba abajo: los textos, las imágenes, los vídeos y todo aquello que aparece en la web. Sigue su criterio, porque sus ojos están acostumbrados a leer textos de empresa y de negocio. Seguro que puede ayudarte a enfocar y mejorar las presentaciones. Un adelanto: procura facilitar información basada en números y hechos concretos, crea historias, dibuja perfiles de personas relevantes y vincúlalas con su perfil en Linkedin y Twitter, piensa en aquello que te une al territorio y explícalo. Lee esta serie sobre las tortas Inés Rosales en JotDown.

El video lo es todo… o no. Claro que hay videos virales en la red. Tenemos ejemplos de todo tipo: de humor, informativos, persuasivos o de pura publicidad. Pero aún no hemos encontrado la fórmula para hacerlos virales. No depende de ti ni de la calidad de tu trabajo. No obstante, si apuestas por los vídeos, procura que sean de menos de dos minutos, que se vean bien en diferentes plataformas, que sea de alta calidad y que esté libre de derechos ajenos. A ver si vas a tener éxito y resulta que utilizas una música que no es tuya…

Revisa el storytelling de tu pyme. La nota de prensa tiene una gran ventaja: es lineal, cerrada y periódica. Si renuncias a las notas de prensa y a esta estructura, utiliza el storytelling para contar algo diferente, que no sea estrictamente informativo.  Se me ocurren dos ejemplos concretos: píde a tus trabajadores que cuenten cómo es su día a día con un estilo ameno, del tipo de los programas de cámara en mano. Las historias en primera persona enganchan y generan empatía, mucho más que los típicos vídeos de comunicación corporativa con música de archivo. Si no te atreves con el vídeo, prueba a publicar una fotografía diaria desde tu oficina. El profesor Francesc Pujol lo hace a menudo y ofrece una imagen diferente de su trabajo.

Comunica con infografías. Existen numerosos programas para su diseño y publicación. No hace falta ser Alfredo Vela, pero puedes adquirir buenas habilidades. La ventaja de la infografía consiste en que la información se visualiza y se comprende fácilmente. Es ideal para observar la evolución de un sector económico o alguna de sus variables (ventas, crecimiento, exportaciones). Asimismo, apenas necesita traducción, por lo que es un buen instrumento para la comunicación internacional.

Pero revisa tus números. Puedes llamarlo analítica web o como gustes, pero recuerda que una web que comunica tiene como objeto establecer una conexión entre el emisor (tu negocio) y los diferentes públicos. Comprueba que estás cumpliendo los objetivos,  que los canales generan retorno y que están abiertos. Si no, perderás eficacia.

¡Hasta la semana que viene!

Imagen @the Italian voice, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]