Get Your Hero, un proyecto que apuesta por la limpieza a domicilio ‘online’

Quien busca encuentra. El objetivo estaba claro, crear una empresa de servicios en el sur de Europa, pero la selección no fue fácil. Tras muchas […]

Quien busca encuentra. El objetivo estaba claro, crear una empresa de servicios en el sur de Europa, pero la selección no fue fácil. Tras muchas horas de investigación, surgió la idea: una firma de servicios de limpieza a domicilio totalmente online. La aventura había comenzado.

En esta bitácora nos gusta ser testigos de cómo el radio de acción de la economía digital se ensancha, por eso nos ha llamado la atención Get Your Hero. Esta empresa, fundada apenas hace cuatro meses por iniciativa de tres emprendedores alemanes residentes en Barcelona, vuelve a derribar una barrera al ofrecer un servicio tan físico como el de la limpieza a domicilio a través de una plataforma de Internet. Un modelo nuevo en España, pero ya asentado en ese gran laboratorio en el que se ha convertido la costa oeste de los Estados Unidos.

“Cuando lo descubrimos, recordé lo complicado que en España me había resultado encontrar una persona de confianza que limpiara mi casa, por lo que no tuve ninguna duda de que cubríamos una necesidad del mercado”. Quién habla es Sebastian Gmelin, fundador de Get Your Hero junto a sus socios Henrik Beckmann y Sebastian Janus. Los tres son responsables de este proyecto, puesto en marcha utilizando técnicas de lean startup o emprendimiento ligero, uno de los modelos de moda en el mundo, y que en este caso sirvió de nexo entre los socios, ya que se conocieron en unas jornadas dedicadas a las enseñanzas de Eric Ries, su creador.

Medir el mercado

Lo primero que hicieron estos jóvenes empresarios de entre 27 y 32 años fue medir la demanda, lo que no resultó nada fácil: “Nuestro principal competidor es la economía sumergida, donde se mueve un 90% del mercado”, explica Gmelin. Sin embargo, sus conclusiones fueron muy favorables: “Uno de cada cuatro hogares españoles solicita algún tipo de servicio doméstico, lo que convierte al español en uno de los mercados de mayor volumen de Europa, incluso por delante de países más poblados como Alemania”.

Testear la idea

Identificada la oportunidad, el siguiente paso del proyecto fue diseñar un test de producto para medir la acogida de la idea en el mercado. Esta suerte de PMV (producto mínimo viable), tal como marca la ortodoxia del lean startup, se materializó en una sencilla web orientada tanto a medir el interés del cliente potencial como a captar personal cualificado que prestara el servicio. También se pusieron en contacto con empresas y particulares para captar el feedback: “desde el principio sabíamos que la adaptación del modelo americano de negocio no pasaba solamente por la legislación, sino por ajustar su funcionamiento a la idiosincrasia local”.

Buscar financiación

La buena acogida animó a estos emprendedores a continuar en su empeño. Llegaba el momento de buscar financiación, para lo que se optó por realizar una ronda de financiación del tipo 3F (family, friends and fools), que en una interpretación libre podemos traducir por familiares, amigos y ‘conocidos’. “Decidimos dejar el capital más especializado para posteriores rondas, pero esta primera solicitud nos permitió recabar los fondos que buscábamos, que se destinaron principalmente a la puesta en marcha del plan de marketing online y al pago de sueldos”. En la actualidad la empresa ya trabaja en la segunda ronda de financiación, que se moverá en el entorno de los business angels: “En esta ocasión necesitamos un capital cualificado, tanto local como internacional, que pueda aportar experiencia y contactos”, explica Gmelin.

Pero en Get Your Hero se sondean todas las posibilidades financieras que oferta el mercado, por lo que se trabaja en la solicitud de un crédito Enisa: “Lo que sucede es que este proceso es más lento. Hay que aportar muchos datos y ciertas garantías, por eso hemos considerado más operativo empezar a funcionar con capital privado, y ahora que tenemos resultados que mostrar hemos iniciado su tramitación, lo que no es fácil porque resta mucho tiempo “.

El plan de marketing online

Conscientes de que la marca necesita una rápida visibilidad, se ha optado por destinar una parte significativa de los recursos a publicidad en Google y Facebook. Para el posicionamiento orgánico, SEO, se confía en la eficacia del blog de empresa, que aborda temáticas relacionadas con el mundo del hogar y la decoración. La segmentación geográfica y social que estas plataformas publicitarias permiten a la hora de programar las acciones se ajusta como un guante a las necesidades actuales de la empresa, que ha empezado a operar en Barcelona, Madrid y Milán con una oferta genérica de 11,90 euros/hora: “Nuestro modelo de expansión se fundamenta en ciudades, no en países”, recalca Gmelin.

Pero la empresa se enfrenta a un problema que sólo el tiempo puede solucionar: “El usuario de Internet desconoce la oferta de servicios online de limpieza doméstica, por lo que es importante que volquemos esfuerzos en educarle. Nuestra propuesta les ahorra ese complejo proceso de selección hasta decidir a quién vas a meter en casa, y es ahí donde está nuestro mayor valor añadido, porque nosotros garantizamos la calidad del servicio y del trato de todos nuestros limpiadores, pero primero es necesario darnos a conocer”.

Vencer las dificultades

Seleccionar a esos profesionales es una de las labores en la que esta empresa vuelca más esfuerzos: “Nuestra propuesta es totalmente legal, por lo que vamos a aflorar una parte de ese mercado que ahora se mueve en negro, y además buscamos perfiles que a la experiencia en la limpieza sumen un buen trato con el cliente y el uso de herramientas informáticas, ya que todos nuestros procesos son online, lo que está resultando complicado”.

Pero no es el único handicap al que como emprendedores se enfrentan Gmelin y sus socios. Las comisiones bancarias, la negociación con las empresas de medios de pago online y la contratación de un despacho de abogados experto en comercio online internacional son otros de los puntos que citan en el capítulo de dificultades. Sin embargo, todos los obstáculos son salvables: “Nos hemos puesto objetivos muy ambiciosos y los estamos cumpliendo. Ahora, esperamos continuar por esta línea”.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]