Oh my Kit!, el lugar perfecto para regalos diferentes

¿A quién no le gusta un regalo diferente, completamente personalizado y bien presentado? Lo admitamos o no, los consumidores “compramos con los ojos”. Vemos un producto, […]

¿A quién no le gusta un regalo diferente, completamente personalizado y bien presentado? Lo admitamos o no, los consumidores “compramos con los ojos”. Vemos un producto, “nos enamoramos a primera vista” y sentimos la necesidad imperiosa de comprarlo.

Si tuviera que definir Oh my Kit!, sin duda hablaría de experiencia de cliente, personalización y productos que conquistan desde el primer momento. Se trata de una empresa española especializada en kits para bebés, bodas, citas, cumpleaños, despedidas…, todos ellos confeccionados con muy buen gusto.

La idea de fundar Oh my Kit! surgió de dos amigas de la universidad, Beatriz Sánchez y Carolina Bravo, empleadas por cuenta ajena y con muchas ganas de iniciar un proyecto diferente y autónomo. A las dos les gustan los detalles, la decoración y los regalos para ocasiones especiales. Poco antes de las Navidades pasadas, pensaron en montar cestas navideñas en cajitas y hacerlo todo ellas mismas. “No dimos muchas vueltas al nombre de la empresa, ni hicimos un plan de negocio ni un plan de marketing, ni nada de lo que deberíamos haber hecho según los manuales. Lo nuestro fue más un “lo hacemos y ya veremos”, porque estábamos enamoradas de nuestra idea. Carolina tuvo que dejar el proyecto en abril por motivos personales, pero Oh my Kit! sigue en marcha y de momento cada vez son más los que hacen nuestros pedidos “especiales”, asegura Beatriz.

Como gran parte de los negocios que se inician en España, la inversión para su puesta en marcha procede de los ahorros de sus fundadoras, “lo que cada una pudo poner”. Como no era mucho, fueron comprando material y productos en pocas cantidades, porque no querían arriesgar con una inversión inicial potente, aún a sabiendas de que al comprar al por menor el coste iba a ser más elevado, “pero nos hemos buscado la vida para obtener márgenes y ser competitivas”.

Hay regalos para todos los gustos y casi para todas las necesidades. Si no sabes qué regalar, echa un vistazo a su web. El típico regalo del “amigo invisible” que muchas veces supone un auténtico quebradero de cabeza, o para el soltero de oro del grupo o incluso “para el picnic perfecto” o “para cuando cumples 30” o el “kit anti-resaca” han sido pensados por Oh my Kit! Nada escapa a su imaginación…

Alicia_Oh my Kit_picnic

Aunque empezó como un hobby, la idea es que Beatriz Sánchez se dedique a ello en exclusiva algún día. Ahora el negocio sale adelante gracias a muchas horas sin dormir y la combinación de la vida familiar con el montaje de de los regalos: “sofá y tele sí, pero montando kits“.

La web se orienta mucho al público femenino, porque “al final somos nosotras las que nos solemos encargar de estas cosas, los regalos, los detalles…. En mi opinión esto sigue siendo así, es la naturaleza humana, aunque cada vez hay más novios y chicos interesados en sorprender a sus parejas y amigos”.

El kit que más se vende es el destinado a bodas, tanto que incluso Beatriz Sánchez tiene un blog específico para este tipo de eventos: Y ella dijo sí – Las bodas de Oh my kit!, que se actualiza semanalmente. “Las bodas son un filón, todo es poco para el gran día, y todo el mundo quiere sorprender con algo distinto, ya que en este mundo parece que está todo inventado. Como los kits son totalmente personalizados y por encargo, nunca ninguno es igual al anterior. Me adapto a las necesidades, gustos y preferencias del cliente, y cada kit puede incluir productos diferentes, ese es el valor añadido, la personalización. Si alguien quiere algo, solo tiene que decirlo y yo lo busco y lo incluyo en el kit“.

Las ideas para estos regalos tan ingeniosos surgen -según comenta Beatriz- a borbotones. “Voy siempre pensando en nuevos kits; en el coche, antes de dormir, mientras tiendo la lavadora… es algo que me divierte tanto que me sale automáticamente. También mis amigos y familiares aportan su granito de arena con sus ideas. Por ejemplo, el “kit para mamás ibéricas” con jamoncito para el hospital después de dar a luz fue un invento de mi marido, supongo que por las veces que le dije durante mi embarazo que me apetecía mucho comer jamón. La idea del  “kit para el soltero de oro” me la dio una clienta que buscaba algo para su mejor amigo (precisamente el que le había presentado a su futuro marido), y el “kit para el picnic perfecto” se me ocurrió la típica tarde de primavera en el parque del Retiro.

Alicia_kit Navidad

Aunque aún no dispone de comercio electrónico, tiene registrado el dominio www.ohmykit.com, porque la idea es lanzar la pasarela de pago próximamente, pero de momento los pedidos por encargo (a través de correo electrónico o teléfono) funcionan bien. “Soy consciente de que pierdo muchos clientes por el camino (por ejemplo, durante el intercambio de correos electrónicos), pero también esta metodología de contacto directo con el cliente me permite incrementar aún más el trato personalizado, porque se entabla una conversación en la que acabas conociendo al comprador y sus gustos, y así es más fácil acertar con el resultado”.

La política de envíos y devoluciones no figura en la página web. Beatriz Sánchez prefiere comunicarla por email cuando el cliente contacta con ella. “Esto es así, porque depende mucho de la urgencia con la que quieran recibir el encargo y del número de kits solicitados. Cada caso es distinto y así se lo comunico al cliente”, argumenta.

También es posible contactar por redes sociales. Oh my Kit! tiene perfil en Instagram (@ohmykit) que es donde más publican, en Pinterest (@ohmykit), en Twitter (_OhmyKit) y en Facebook (@ohmykits). “La comunicación es directa y muchas veces diaria con clientes y colaboradores, y además de colgar los productos de Oh my Kit! comparto artículos de blogs que me gustan, fotos de otras webs que tengan relación con el negocio o que sean divertidas… y frases inspiradoras o graciosas; eso es lo que más triunfa y lo que más likes consigue”.

“Sé que mucha gente experta en emprendimiento se llevaría las manos a la cabeza con muchas de mis prácticas, pero estoy orgullosa de mi proyecto, cada vez más, sobre todo de ser Juan Palomo (yo me lo guiso, yo me lo como) y muy satisfecha de lo conseguido hasta ahora e ilusionada con lo que creo que podría lograr”.

Para terminar la entrevista, nos ha desvelado el nuevo kit que ha pensado para estas Navidades. “Es muy tecnológico o tekkie, como se dice ahora: carcasa con dibujo y frase ingeniosa de Oh my Kit! para varios modelos de dispositivos y un cargador portátil para que no se te acabe la batería enviando mensajes navideños por Whatsapp… Estad atentos porque va a ser un regalo original, útil y a muy bien de precio, ideal por ejemplo para tu amigo invisible”.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]