Origo: Eres lo que opinas

Las redes sociales se han convertido en herramientas de medición para saber lo que les gusta o no a los usuarios. Todo se comenta y […]

Las redes sociales se han convertido en herramientas de medición para saber lo que les gusta o no a los usuarios. Todo se comenta y se valora. Al opinar, las personas crean perfiles que los definen en función de sus gustos -tanto positivos como negativos- y se relacionan entre sí. Un comentario positivo de una fuente fiable, con gustos idénticos o afines o referente en la materia, puede, por ejemplo, impulsar a alguien a ir a un restaurante, ver una película o descargarse una aplicación móvil.

Por su parte, las marcas empiezan a ver la transparencia más como una oportunidad que como una amenaza, y aprovechan que pueden utilizar toda esa información disponible para reaccionar frente a las quejas y construir una sólida relación de confianza. De hecho, un estudio de la agencia de comunicación londinense Cohn &Wolfe menciona que el 68% de los encuestados se fiaba más de recomendaciones cuando los productos mostraban opiniones buenas y malas, y el 30% sospechaba de censura o falsedad si no había comentarios negativos. La realidad es que en la Economía digital las marcas no son conocidas por la información que ellas mismas proporcionan, sino por lo que los usuarios opinan de ellas.

Origo, la empresa protagonista de este artículo, ha creado una plataforma social que es la herramienta perfecta para la comunicación entre usuarios y empresas. Esta información es útil para los usuarios, que pueden establecer relación entre ellos y debatir o descubrir nuevas tendencias, y también para las marcas, porque mide el “sentimiento de marca” de los usuarios y si están descontentos explica el porqué.

Como argumento aplastante de su utilidad, los artífices de la idea han llegado a la conclusión de que si las compañías con presencia en Internet analizasen en detalle los comentarios de los usuarios, podrían corregir el 58% de las causas de abandono e incrementar en torno a un 37% la captación de nuevos clientes.

Los fundadores de esta start up española tan atractiva como para cautivar a Wayra – donde están finalizando su proceso de aceleración- en 2012  y tener de madrina a Eva Hache son Pablo López y Antonio Huerta. El proyecto de estos dos jóvenes ingenieros, que se gestó en un McDonald’s, ya cuenta con más de 3.500 usuarios que han generado más de 8.000 opiniones y 25.000  interacciones, y eso sólo desde el pasado 4 de abril en que la plataforma se abrió al público en versión beta. El trabajo de ingenieros, diseñadores, periodistas y amigos que han colaborado con experiencias en empresas muy variopintas y ganas de innovar son la clave del éxito de este proyecto.

Además de la web, cuenta con aplicación para móviles Android y iPhone y ya están trabajando en su versión para tabletas.

Mientras que en Facebook las opiniones se pierden en un muro de contenidos heterogéneo y desestructurado, y en Twitter acaban desapareciendo con el tiempo, la plataforma de Origo las recoge y clasifica.  Así, la opinión perdura, puede consultarse, incluso ver cómo cambia el sentimiento sobre un hashtag con el tiempo, y hasta permite ver de un simple golpe de vista cuántos comentarios son positivos, negativos o neutros respecto a cualquier tema, porque estos se recogen de manera infográfica.

Al entrar en el microblogging, la ciudad que aparece es como una portada de periódico, donde los distintos elementos gráficos funcionan a modo de timeline que se actualiza con los temas de opinión de los que se esté hablando en cada momento.

El usuario elige de qué quiere opinar y le asigna una valoración de 0 a 100 que se corresponde con la gama cromática del verde (100) al rojo (0). Esa opinión se publica y si el usuario quiere, la puede compartir en otras redes. La opinión queda asociada a la ‘huella’ de quien la expresa y es visible para el resto”, nos explica Antonio Huerta, Project manager de Origo.

Un rotundo “eres lo que opinas” como mensaje al usuario o “así se te ve” para las empresas no deja lugar a dudas sobre el poder de la opinión.

Al ser visible la autoría de los comentarios, estos son más fiables. El usuario también puede saber el carisma que tiene como prescriptor de opinión según con cuántas personas coincida, o averiguar cómo de próximos o lejanos a él en gustos son otros usuarios que le interesan.

 

Vídeo editado por Elena Morales.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]