8 técnicas fundamentales para ser más productivo

En muchas ocasiones habrán pasado por vuestra cabeza frases como estas: “Si el día tuviera más horas” o “no tengo tiempo para hacer todo lo […]

En muchas ocasiones habrán pasado por vuestra cabeza frases como estas: “Si el día tuviera más horas” o “no tengo tiempo para hacer todo lo que quiero”. La verdad es que el tiempo vuela y no somos conscientes de la importancia que tiene hasta que nos chocamos con la realidad.

Intentamos organizarnos mejor con una agenda, incluso utilizamos nuevas tecnologías para administrar mejor nuestro tiempo (aplicaciones móviles) o leemos algún libro para aprovechar mejor las 24 horas que tiene el día. Pero aun así, no conseguimos ser todo lo eficaces que nos gustaría ser y, por consiguiente, no logramos hacer lo que nos proponemos.

Entonces, ¿cuál es la solución para tener la vida que soñamos? A todos nos gustaría disponer de más tiempo para conseguir nuestras metas personales, para alcanzar nuestros objetivos profesionales y disminuir nuestro nivel de estrés. Pero, ¿existe una fórmula mágica para conseguir esta armonía?

Desafortunadamente no hay una fórmula mágica para organizar o gestionar mejor nuestro tiempo, aunque sabemos que hay muchas personas que consiguen hacer mucho más que nosotros. Saber esto, sin duda, nos motiva por la simple razón de que si otros pueden, ¿por qué nosotros no?

Presta atención a las técnicas que detallo a continuación, las cuales te ayudarán a hacer las tareas en el momento adecuado y siguiendo siempre un orden de prioridades. Esto quiere decir que si sigues estas técnicas, conseguirás ser eficaz y empezarás a saber gestionar tu tiempo de forma adecuada.

Pero antes de seguir avanzando, es necesario que diferencies entre ser eficiente y ser eficaz. Para ser una persona exitosa y lograr un equilibrio entre vida personal y profesional es primordial ser eficaz, ya que ser eficiente implica realizar cualquier actividad de forma correcta, pero sin haber decidido si eso tenía importancia o no. Y la eficacia, como hemos dicho antes, hace referencia a nuestra capacidad para lograr lo que nos proponemos. Por ejemplo, si nos propusimos conseguir cien ventas al mes y lo logramos, fuimos eficaces porque logramos lo que nos propusimos.

A continuación te detallo las técnicas que me han resultado efectivas para lograr todas mis metas:

 

1. Analiza tus hábitos. ¿En qué se va tu tiempo?

Evalúa con qué hábitos y actividades se va tu valioso tiempo. Aunque parezca una tontería, detectar estos hábitos te ayudará a tomar conciencia de qué debes cambiar, los huecos libres que puedes aprovechar más para completar ciertas tareas, la parte del día en la que eres más productivo, o en qué momento debes concentrarte mejor para hacer los trabajos más pesados.

 

2. ¿Hacia dónde te diriges?

Una vez hayas identificado tu visión personal y profesional, así como tus metas, podrás seguir por el camino que ibas. Recuerda que los objetivos deben ser realistas, medibles, alcanzables y todo aquello que no cumpla estos atributos, debes tacharlo de tu cabeza. Si dedicas tiempo a algo inviable, estarás desperdiciando tu tiempo.

 

3. Planifica tu día y prioriza las tareas

Planifica el día o incluso la semana, y anota todo lo que tienes que hacer, tanto si está relacionado con el hogar y la familia, como con el trabajo. Plásmalo en un papel y clasifica las tareas de más a menos importantes. Un guión establecido será la clave para centrarte en las tareas más relevantes. Asimismo, te ayudará a conseguir todo lo que te propusiste en un principio.

 

4. Fuera distracciones: personas, móvil o correos

Evita que determinadas circunstancias te interrumpan cuando en realidad no son un motivo importante o urgente. Una persona que te llama por teléfono por una cuestión irrelevante, el sonido de un Whatsapp en el móvil o un correo electrónico pueden distraer tu atención en un momento inadecuado.

Elimina todas las distracciones posibles, porque estas no te van a ayudar a acabar todas las tareas pendientes. Encuentra en tu planning tiempo para ocuparte de estas tareas secundarias.

 

5. Aprende a delegar en otros

Es importante que sepas que tú mismo no puedes encargarte de todo y que habrá cosas que no se te den tan bien como pensabas. Aprende a pedir ayuda y a delegar tareas que otros pueden hacer mejor que tú.

 

6. Practica deporte

El deporte es una pieza clave en tu vida. No solo te ayuda a eliminar toxinas y a tener más energía, sino que también reduce el estrés, aumenta la concentración y permite descansar mejor por las noches.

 

7. Concéntrate en una sola tarea

Si te enfocas en una sola tarea, serás más rápido y productivo que si te centras en varias a la vez. Una persona multitarea al final no es una persona productiva.

 

8. Planea todo previamente

Detalles como pensar la noche anterior de ir a trabajar qué ropa ponerte o dejar la comida preparada para la semana, puede ayudarte a organizarte mejor y a estar menos estresado en tu vida.

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]