Cómo integrar Periscope y Facebook Live en nuestro Plan de Marketing

Desde hace unos meses, las plataformas sociales han puesto el foco en las retrasmisiones de vídeo en directo. Primero fue Twitter quien hace justo un año, […]

Desde hace unos meses, las plataformas sociales han puesto el foco en las retrasmisiones de vídeo en directo.

Primero fue Twitter quien hace justo un año, compró Periscope y lo puso al servicio de los usuarios de la plataforma, para que pudieran retransmitir experiencias vividas en directo, integradas en el propio tweet y, de este modo, poder ser visionadas sin salir de Twitter.

En un año, Periscope ha alcanzado los 200 millones de retransmisiones y cada día se visualiza a través de esta aplicación el equivalente a 110 años de vídeo, tanto en dispositivos iOS  como Android.

Hace unas semanas Facebook nos sorprendía con Facebook Live, una nueva funcionalidad, que al igual que Periscope nos ofrece la posibilidad de transmitir en directo incrustando el vídeo en las actualizaciones de nuestros perfiles sociales y páginas profesionales a modo de pantalla.

Además de estas dos aplicaciones, ahora los dispositivos móviles de nueva generación incorporan una funcionalidad en las aplicaciones de cámara, donde tenemos la opción de transmitir vídeo en directo a través de Youtube. Podemos enviar un correo electrónico o un SMS a aquellas personas que queramos que vean en directo la emisión y también anunciar en el resto de canales sociales que comenzamos la emisión a través de Youtube. Una vez terminada la emisión, el vídeo quedará guardado en nuestra cuenta.

 

Aplicaciones que pueden tener estas herramientas

Sin ninguna duda, estas herramientas nos abren un nuevo horizonte. Si bien es verdad que los vídeos enriquecen nuestros mensajes, está comprobado que los internautas son consumidores de vídeos cortos, de hecho Vine solo permite emitir piezas de 6 segundos e Instagram ha pasado de un máximo de 15 a 60 segundos esta misma semana, pero todo lo que supere estos tiempos entra en riesgo de no ser visionado o ser abandonado, porque se consume información a mucha velocidad. Si en los tres primeros segundos de vídeo no hemos enganchado a la audiencia, es muy posible que nos abandone.

En cambio, las retransmisiones en directo tienen un poder de enganche diferente. Si lo que estamos emitiendo es de interés para los usuarios, permanecerán atentos varios minutos, mientras se desarrollan las acciones.

De este modo, funcionan a la perfección conferencias, eventos, conciertos, retransmisiones deportivas, tutoriales o presentaciones de producto, primicias de anuncios publicitarios, etc.

 

Cómo se utilizan

Periscope es muy sencilla de manejar. Simplemente descargamos la aplicación móvil de las tiendas, Apple Store o  Google Play, iniciamos sesión con nuestra cuenta de Twitter y solo nos queda pulsar el icono de vídeo e iniciar la transmisión. Eso sí, hay que tener en cuenta que el vídeo solo permanecerá visible durante 24 horas. Tenemos la opción de guardar el vídeo en nuestro dispositivo móvil para compartirlo de nuevo en cualquier momento.

En cuanto a Facebook Live, solo tendremos que entrar en nuestro perfil desde la app móvil de Facebook, seleccionar “Escribir una publicación”, pulsar el segundo icono que aparece al lado de la cámara y ya podremos empezar a emitir. Hemos de tener en cuenta que, a diferencia de Periscope, la cámara que graba es la frontal, es decir, hemos de darle la vuelta al móvil, porque de lo contrario saldremos nosotros en la emisión y no el evento que queremos compartir. Además, los usuarios irán incorporándose poco a poco, por lo que hemos de tener paciencia y no cortar la emisión pensando que nadie está al otro lado. Si hacemos retransmisiones muy cortas, es posible que no les dé tiempo a conectarse y habremos perdido el efecto deseado.

Si somos una empresa, en Facebook  siempre emitiremos a través de nuestra página profesional. Del mismo modo que en los perfiles personales, encontraremos un nuevo icono para emitir en directo.

Solo tendremos que ir a “publicación” y pulsar el último icono para empezar a emitir un anuncio, una charla, un tutorial… Cuando hayamos terminado de emitir, el vídeo permanecerá en la página como una publicación de vídeo normal.

Ayer mismo Facebook nos ofrecía en su página consejos para transmitir en directo:

  1. Avisar con antelación a los fans cuando hagamos una transmisión.
  2. Escribir una descripción atractiva antes de iniciar la transmisión.
  3. Emitir en directo solo cuando estemos seguro que tenemos una buena conexión.
  4. Saludar a los fans y responder a sus comentarios en directo.
  5. Si tenemos problemas de conexión durante la transmisión, buscar un lugar con mejor señal. La conexión se interrumpe, pero la aplicación volverá a conectarse automáticamente cuando tengamos mayor recepción de señal. Si no conseguimos volver a conectar, la transmisión se guardará en la página, por lo que hemos de decidir si queremos eliminarla antes de iniciar una nueva retransmisión.
  6. Transmite durante más tiempo para llegar a más fans.
  7. Sé creativo y transmite regularmente.

 

Todas estas herramientas representan un elemento diferencial en nuestras estrategias de marketing, nos dan un plus de cercanía con la audiencia, nos permiten tener un feedback en tiempo real de las opiniones de los usuarios y, en definitiva, representan un nuevo canal de comunicación atractivo, que nos dará imagen de modernidad.

 

Foto: Facebook

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]