Con la franquicia es posible

Tras mucho trabajo has conseguido culminar el proyecto vital iniciado por tu padre. Parecía imposible pero aquel modestísimo taller en donde hace ya 30 años se tejieron las primeras prendas […]

Tras mucho trabajo has conseguido culminar el proyecto vital iniciado por tu padre. Parecía imposible pero aquel modestísimo taller en donde hace ya 30 años se tejieron las primeras prendas de punto infantil hoy es una moderna instalación con capacidad para producir colecciones de moda de la más alta calidad. Demasiados esfuerzos para ver cómo ahora la crisis tira todo por tierra, más del 50% de tus empresas clientes han cerrado las puertas en los últimos años, la tienda multimarca no vive su mejor momento: si pudieras llegar de una forma más directa al consumidor final…

Aún recuerdas la cara de tu profesor de proyecto final de máster: “Muy bueno Miguel, podrías haber dado con uno de los nichos de mercado más interesantes de los últimos años”. El proyecto entusiasma a todo aquel al que se lo presentas. “Una idea genial”,  “con esto te vas a forrar”,  “yo que tú, no dejaría pasar esta oportunidad”… Todas son buenas palabras, pero ningún banco o socio termina por financiar o aportar el capital. Finalmente junto a compañeros del máster has conseguido poner en marcha el primero de los restaurantes, pero necesitas ganar masa crítica para que la empresa arranque con todo su potencial: necesitas capital, necesitas nuevos socios.

Has recorrido medio mundo buscando a los proveedores que realmente aportaran un valor diferencial a tu cadena de jugueterías. Llevas casi una década en el mercado y tu red es líder en ventas en España y, pese a todo, los balances no terminan por cuadrar. Cada vencimiento de deuda, cada refinanciación con el banco te consume demasiadas energías. La decisión está tomada, debes crecer en el exterior, el mundo es muy grande y confías ciegamente en tu marca y en tu oferta: ha llegado la hora de convertirse en una multinacional.

Menos mal que no hiciste caso a tu novio: “Estás loca Marta, ¿cómo vas a dejar ahora tu trabajo para montar un centro de depilación permanente, pero es que no ves la que está cayendo?” Eso fue hace tres años y acabas de inaugurar tu tienda número 22. El proyecto no puede ir mejor, pero ves cómo en este tiempo otras muchas marcas compiten con la tuya, son empresas con un mayor respaldo económico y crecen con rapidez: tienes que pisar el acelerador.

Necesitas imprimir velocidad al crecimiento de tu empresa, debes abrirte a nuevos mercados, buscas financiación y unos socios comprometidos que ayuden a poner en marcha tu proyecto, tu empresa familiar necesita abrir nuevos canales de comercialización, tienes que ganar volumen de ventas para ser más competitivo… Hay un modo de lograrlo: minimizando los costes y aportando valor en cada nueva unidad de negocio a través de un socio comprometido con el éxito de cada eslabón en la cadena.

La fórmula se llama franquicia, y este sistema de cooperación empresarial es uno de los más utilizados en el mundo. Sólo en España 1.079 empresas con un total de 64.822 unidades de negocio, según datos de Tormo Asociados, operan en franquicia en nuestro país. Y según el estudio de esta consultora especializada, la franquicia sigue contando con gran vitalidad en estos años de crisis: en 2011 un total de 145 empresas se sumaron al sistema.

La franquicia es un sistema muy evolucionado y sofisticado de hacer empresa y sobre él vamos a hablar en este blog de una forma cercana y práctica. Cuento contigo para que podamos convertir este espacio en un foro de debate y conocimiento. Cuento contigo para que me permitas conocer tus inquietudes y compartas tus reflexiones con todos los emprendedores que se dan cita en esta bitácora. Juntos podemos llegar mucho más lejos porque con la  franquicia es posible.

 

Foto @ yoppy, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]