Delega todo, menos tu negocio

Los emprendedores tienen pasión por su trabajo. Les encanta porque forma parte de su “actitud vital“, en palabras de @manuelbermejo. Pero la dedicación, la pasión […]

Los emprendedores tienen pasión por su trabajo. Les encanta porque forma parte de su “actitud vital“, en palabras de @manuelbermejo. Pero la dedicación, la pasión y la exclusividad no están reñidas con la distribución y el reparto de tareas. No podemos estar todo el día pendiente de cada detalle, simplemente porque terminaremos por no avanzar en ninguna línea. Es necesario que aprendamos a delegar, a confiar en el equipo y a crear habilidades para que el equipo trabaje de acuerdo con el ritmo necesario. Esta capacidad se denomina liderazgo y forma parte de las habilidades que un emprendedor debería aprender a desarrollar.

Existen numerosas fórmulas para aprender a delegar, dividir el negocio o la gestión del tiempo y la productividad. Consiste en aquello de saber distinguir entre lo urgente y lo importante. La matriz de Einsenhower es un instrumento útil en la medida en que ayuda visualizar qué es importante y qué es urgente. Si tienes claro el negocio, puedes priorizar las actividades y reducir aquellas que no te aportan valor real. Ahora bien… ¿qué áreas son prioritarias en una pyme?, ¿qué elementos del negocio no puede dejar de lado el emprendedor? En mi opinión, te sugiero cuatro áreas que no debes descuidar:

  1. La comunicación: Dirigir es comunicar. Es crear un propósito y un mensaje que aclare a tus clientes y a tus empleados hacia dónde te quieres encaminar. No se trata de crear un eslogan o discutir con el creativo si el color es A, B o C. Piensa de forma global cómo la comunicación está presente en tu negocio y actúa en consecuencia. Puede ser la campaña de marketing, la participación en foros y actividades empresariales, la elaboración de un blog o una campaña de medios sociales o una intervención en público. Si es relevante, dedícale tiempo.
  2. La innovación: Si no quieres innovar, relega las innovaciones a una subcomisión de un subcomité trimestral… y no esperes nada. La innovación consiste en la reelaboración permanente de tu negocio. En estos momentos, es la única fórmula para sobrevivir. No pienses en la innovación como la varita mágica, sino como en la vía para mantener vivo tu negocio cada día. Crea un espacio semanal para conversar sobre innovación con tu equipo. Hay numerosas fórmulas para que sea divertido y atractivo. La anécdota de Eiji Toyoda, arquitecto del lean management de Toyota, es ilustrativa: cada año, los empleados realizan 1,5 millones de sugerencias de mejora en la empresa y el 95% son de aplicación real y práctica. Ocúpate de crear ese ambiente de innovación y verás resultados.
  3. Las finanzas: Si no entiendes el negocio, difícilmente sobrevivirás un trimestre. No se trata de elaborar un magnífico plan de ventas y comercialización. Se trata de que se cumpla, se ajuste a las expectativas y genere beneficios. Es una obviedad, pero a menudo converso con emprendedores que no tienen claro por dónde llegarán los ingresos. Prueba con pequeñas betas antes de lanzarte a producir y comprueba que tienes razón. Es una lección de lean management que puedes aplicar desde el primer día. Deja los detalles del desarrollo del producto a los diseñadores o ingenieros.
  4. Las personas: El talento, los recursos humanos o el personal. Llámalo como quieras, pero no olvides que las personas son el corazón del negocio y la fuente principal de ventaja competitiva. Cuando estás empezando o creciendo, atiende a las personas que se incorporan al proyecto. Valora las competencias antes que el currículo, como nos recordaba @pilicuellar.

En síntesis, piensa dos veces en qué consiste tu negocio y elimina el resto de tu lista de actividades. Más aún, como repite Jorge Cachinero (@Jorge_Cachinero), ocúpate de las tareas que afectan a la cuenta de resultados. Esas son responsabilidades exclusivas del emprendedor y no son delegables. Y libérate del resto.

Imagen @LeonArts.at, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]