El movimiento ‘crowd’, imparable

La democratización de muchos campos de actividad está provocando un cambio en los patrones en la forma de competir en muchos sectores. El acceso personalizado a […]

La democratización de muchos campos de actividad está provocando un cambio en los patrones en la forma de competir en muchos sectores. El acceso personalizado a estos nuevos servicios a través de una variedad de dispositivos ha conllevado la aparición de multitud de negocios en áreas, hasta ahora, dominadas por grandes empresas en todo el mundo.

De forma paralela, la economía colaborativa está permitiendo que activos, hasta este momento infrautilizados por muchos usuarios, se pongan a disposición de otros usuarios de forma masiva.

Debemos sumar, también, el impulso de la tendencia de “pago por uso”, en la que los usuarios sólo pagamos por el tiempo que disfrutamos de ese bien y servicio y no por todo el producto, lo queestá propiciando nuevos modelos de negocio en industrias tan dispares como la hotelera o la editorial.

Y, obviamente, en el campo financiero está adquiriendo una importancia capital para algunos sectores como los préstamos a empresas y la adquisición de inmuebles.

Este cambio está basado en varias causas:

  • El acceso a múltiples fuentes de información a coste prácticamente cero.
  • La disponibilidad.
  • El surgimiento de un ciudadano-productor.
  • La posibilidad de obtener ingresos pasivos, a través de estos bienes puestos a disposición de los demás, que complementan nuestro salario.
  • La crisis reputacional por la actuación de empresas en algunos sectores críticos.

Todas estas variables han dado lugar al denominado movimiento crowd, prefijo que acompaña actualmente a muchos segmentos de actividad y a los que las empresas deben prestar mucha atención.

No hay que olvidar que empresas hoy mundialmente conocidas como Amazon o EBay comenzaron su actividad en el mercado con esta idea incorporada en su modelo de negocio incial. Como resultado, los modelos basados en crowd basan su negocio en la creación de plataformas que gozan de cuatro ventajas frente a otros modelos:

  1. Permiten comenzar con un producto en el que los usuarios son los que generan el contenido (a través de venta, alquiler o intercambio de productos y servicios).
  2. Esto supone que son los propios usuarios quienes generan el valor del modelo de negocio, al crear o compartir sus productos o servicios.
  3. Permiten escalar el modelo internacionalmente, a un coste relativamente más barato que en otros modelos.
  4. Si la plataforma tiene éxito, puede convertirse rápidamente en el estándar de mercado.

 

Sectores que están adoptando la tendencia crowd

  • Alojamientos: aunque todos podamos pensar en AirBNB, en España Kike Sarasola ha dado el primer paso en el mercado español con BeMate.
  • Turismo: startups como Trip4Real ponen en contacto a personas que quieren hacer rutas turísticas en una cuidad con personas que hacen de cicerones y que les muestran la urbe de otra forma.
  • Servicios: Nubelo es una plataforma que aglutina a freelance y pequeñas empresas para ejecutar proyectos muy concretos. PopPlaces.com pone en contacto locales infrautilizados con personas que quieran alquilar espacios comerciales, para lanzar sus productos, realizar demostraciones, etc.
  • Finanzas: este campo es uno de los punteros del movimiento crowd, liderados por las startups fintech de crowdfunding y crowdlending en las que inversores prestan su dinero a pequeñas empresas para financiar su crecimiento, la adquisición de existencias o refinanciar su deuda, por ejemplo. Además, los sistemas de pagos entre particulares están tomando especial importancia.
  • Inmobiliario: Housers es una plataforma para invertir de forma colectiva en inmobiliaria. Es un mercado joven aún en España, en el que los usuarios pueden comprar, por ejemplo, un local como inversión y obtener un rendimiento en el tiempo de su alquiler.
  • Contenidos: claros ejemplos serían Facebook o Youtube, aunque hay algunas iniciativas verticalizadas que permiten ya intercambio de libros, etc.
  • Educación: la formación se ha convertido también en otro puntal de este tipo de modelos. En España, MiriadaX, Tutellus o Floqq ponen en contacto a profesionales de la formación (incluidas las universidades) con personas que quieren formarse en aspectos concretos.
  • Segunda mano: startups como Percentil a nivel web o Wallapop a nivel móvil, permiten comprar y vender productos excedentes entre usuarios.
  • Logística: emplear el espacio sobrante en maleteros de coches particulares para envíos o localizar a personas que viven cerca de nuestro domicilio a las que poder hacer una entrega son dos actividades habituales ya en muchos países.

El gran reto para estos negocios será afianzar su modelo de ingresos. La estructura de ingreso de estos negocios se basa fundamentalmente en el cobro de comisiones sobre el importe de bien o servicio adquirido o alquilado, aunque comienzan a aparecer otros modelos basados en la publicidad, en el pago por uso, en servicios Premium, etc.

El potencial de las plataformas comienza a ser una amenaza real para muchas empresas establecidas, y todo liderado por el movimiento crowd.

 

Foto: Agintzari Sociedad Cooperativa de Iniciativa Social

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]