Empezar a franquiciar: 5.000 euros dan para mucho

Lo prometido es deuda. Si hace unos días veíamos cómo el sistema de franquicia ‘estira’ los presupuestos de las empresas en crecimiento, hoy conoceremos la otra cara de la moneda: […]

Lo prometido es deuda. Si hace unos días veíamos cómo el sistema de franquicia ‘estira’ los presupuestos de las empresas en crecimiento, hoy conoceremos la otra cara de la moneda: no hay nada gratis.

Sumar a los recursos de la central de franquicia los del emprendedor que se asocia es, sin duda, una de las grandezas del modelo, pero para que salte la chispa de la colaboración es necesario darse a conocer, y eso es sinónimo de inversión. Debemos tener en cuenta -nunca nos cansaremos de repetirlo-, que hablamos de acuerdos de colaboración en los que ambas partes (franquiciador y franquiciado) salen beneficiados, por lo que esta labor de captación siempre debe estar regida por la transparencia. Pero veamos dónde debemos destinar las inversiones.

La secuencia más habitual es la siguiente: tengo un negocio de éxito (prácticamente cualquier actividad es franquiciable) que he conseguido replicar en dos o tres ubicaciones más con una excelente acogida del mercado. Ahora que controlo las claves de gestión, me planteo crecer más rápido y con mayor dispersión geográfica. Tras valorar otras posibilidades, creo que la franquicia es la mejor opción, ya que los recursos propios de la empresa son limitados y además necesito reclutar a personas profesionales y motivadas, que estén tan interesadas como yo en sacar adelante el negocio. La pregunta es: ¿Cuánto voy a tener que invertir para contactar con los candidatos?

La consultora Tormo Asociados estima que las franquicias españolas invierten unos 5.000 euros al año de media en diversas acciones encaminadas a seleccionar candidatos para sus cadenas. Una cifra que pasamos a matizar y que debe ser completada con inversiones en otros departamentos.

Estrategia multicanal

Dirigirse al mercado de emprendedores supone ir allí donde ellos se dan cita, si bien es necesario que previamente hayas decidido qué perfil de franquiciado es el más idóneo para tu red: no es lo mismo dirigirte a un médico (si franquicias una clínica de estética) que, por ejemplo, a un profesional de hostelería. Por eso, una empresa que quiere franquiciar, deberá elegir los canales por los que apuesta, si bien es cierto que un buen combinado de todos ellos es, sin duda, más efectivo.

Las ferias

Las ferias de franquicia, y las más recientes de emprendedores, son un clásico, ya que atraen a miles de potenciales interesados. Acudir a alguna de estas citas significará un desembolso de unos 1.668 euros, según estimación de la citada consultora.

Los portales de franquicia

Otro de los canales más clásicos es tener presencia en los llamados portales de franquicia. Se trata de contratar una ficha en la que se explique el concepto de negocio, se den las cifras básicas de inversión, royalties y condiciones de local. Los internautas interesados utilizarán este medio para contactar con la empresa. En este caso se estima una inversión de unos 1.019 euros.

Posicionamiento online

La propia web de la empresa, en donde se habrá habilitado una sección para promocionar la franquicia, es otro de los medios más efectivos. En este caso, habrá que invertir en acciones de SEO y Adwords unos 315 euros.

Otros canales

Otras acciones que se deben incluir en las labores de expansión de tu franquicia son publicidad en revistas del sector (352 euros), acciones de relaciones públicas (278 euros) o incluso contratar los servicios especializados de desarrolladores pertenecientes a consultoras o que trabajan de forma independiente como freelance (788 euros).

De este modo la empresa logrará visibilidad suficiente en el mercado para empezar a recibir candidatos. No debemos olvidar que también es muy conveniente contar con un profesional de comunicación o empresa subcontratada, que se encargará de dar a conocer nuestra empresa en la prensa, una vía rápida y económica de llegar a miles de personas.

Hasta aquí se esboza una estrategia básica común al cerca de millar de franquicias que operan en España, que será mucho más efectiva si contamos con un director de expansión que la implemente. Sobre su figura y otros capítulos de inversión para pasar de empresa a organización franquiciadora hablaremos en próximos posts.

Cómo distribuyen las franquicias españolas su presupuesto en expansión:

 

Empresas Canales Coste medio %
470 Portales 1.019 € 20,50%
160 Ferias 1.668 € 33,50%
50 Revistas 352 € 7,10%
60 RR PP 278 € 5,60%
80 Desarrolladores 788 € 15,80%
80 SEO+Adwords 315 € 6,30%
Otros 556 € 11,20%
TOTAL: 4.976 €

Fuente: Tormo & Asociados

Foto @Images_of_Money, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0 

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]