Emprender sin saber: 10 máximas

Los empresarios se quejan de que todo el mundo habla de emprender sin saber, de que muchos de los que hablan lo hacen desde la […]

Los empresarios se quejan de que todo el mundo habla de emprender sin saber, de que muchos de los que hablan lo hacen desde la “gorra” de su puesto de trabajador por cuenta ajena. Y es cierto. Dicen que hay que ponerse en la piel de un empresario para saber realmente qué es emprender, las trabas y problemas que se encuentran, sus inquietudes, las posibilidades de salir adelante, la sensación cuando por fin alcanzan el éxito o cuando no les queda más remedio que tirar la toalla…

Dicen que hay que hablar desde la propia experiencia para poder opinar, pero hoy haré de abogado del diablo y hablaré de emprender, pese a ser empleada por cuenta ajena. Aunque trabajé dos años como periodista freelance y otros dos en un proyecto como autónoma para una empresa, sé que ambas experiencias no pueden compararse con montar un negocio propio e invertir todo (vida, ahorros y futuro) en él.

No obstante, de todo se aprende y el trabajo en este blog me ha enseñado muchas cosas. Estas son algunas de ellas, las que más preocupan a los que comienzan y también a aquellos que ven peligrar sus negocios:

  1. Se puede emprender a cualquier edad. Pese a que gran parte de las pymes son lanzadas por jóvenes en la veintena, nunca es tarde para montar un negocio. La edad no es lo fundamental.
  2. No existe la jornada laboral de ocho horas diarias.
  3. Quien afirme que apenas se necesita dinero, miente. Es imprescindible la financiación y muchos negocios comienzan con ahorros propios, de la familia y de los amigos. No obstante, puede ser interesante conocer qué espera un inversor (ya sea un business angel o una joint venture) para apoyar tu negocio. Raúl Alonso lo cuenta en este artículo.
  4. La tecnología es clave. La automatización de procesos, la movilidad y el cloud son un trampolín para hacer las cosas mejor, en menos tiempo y a menor coste.
  5. Si no te atreves solo, puedes optar por un negocio que ya funciona. La franquicia es una buena vía para emprender.
  6. Los clientes están en la Red. Si no te conocen, ni hablarán de ti ni comprarán tus productos o servicios. Las redes sociales, las webs y los blogs son necesarios para los negocios, pero hay que atenderlos y ello requiere tiempo y dinero. En este artículo, Fátima Martínez ofrece una completa guía para elaborar un Plan de Medios Sociales.
  7. El made in Spain no funciona en todas partes. Para internacionalizar un negocio, hay que analizar el mercado destino y elegir bien a los socios.
  8. Cuantos más canales de venta, más posibilidades de éxito. El comercio electrónico es un canal magnífico para llegar a todas partes. En este post, Lluis Serra da ocho recomendaciones antes de montar uno.
  9. La atención al cliente marca muchas veces la diferencia y deja fuera a la competencia. El caso de Domoelectra es una muestra de ello.
  10. El precio y la diferenciación son los dos medios que más conducen al éxito de una empresa. Rixar García, @taxioviedo, es un ejemplo claro de diferenciación en una profesión tan tradicional como la de taxista. Como ya dijo Guy Kawasaki, especialista en nuevas tecnologías y marketing: “Al final, o eres diferente… o eres barato”.

Imagen: Karen Serrano. distribuida con licencia Creative Commons BY 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]