La franquicia contiene la respiración: balance anual

Más establecimientos y empleo, menos negocio. Resumen telegráfico de los resultados del sistema de franquicia español en 2012, en un balance en el que las […]

Más establecimientos y empleo, menos negocio. Resumen telegráfico de los resultados del sistema de franquicia español en 2012, en un balance en el que las luces parecen imponerse a las sombras, aunque ninguno de los índices en verde ofrece grandes alegrías: crecimiento del 2,5% en las unidades de negocio, del 2,3% en puestos de trabajo y una caída de la facturación del -1,5%.

No podíamos pasar por alto la foto fija que la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) realiza anualmente sobre el estado de la franquicia en España. Para regocijo de los amantes de la estadística, pasamos a recopilar algunos de los datos más significativos a cierre de 2012 de este interesante sistema de cooperación entre empresas y emprendedores. Y si estás interesado en conocer todo el estudio La franquicia en España 2012, sigue este enlace.

Las ventas caen un 1,5%

El conjunto del sistema facturó 25.937 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,5% con respecto a los 26.351 millones de 2011. En opinión de Xavier Valhonrat, presidente de la AEF, este resultado “refleja que las cadenas de franquicia están haciendo frente a la crisis de una manera solvente, reinventándose continuamente para adaptarse a las nuevas demandas del mercado”.

La alimentación, sector dominado por el modelo supermercado, copa más del 33% de la facturación en el conjunto del sistema, con 8.607 millones. Le sigue el sector hostelería/fast food con 2.471 millones, uno de los que mejores resultados ha conseguido, al crecer por encima del 7% según los datos de la patronal.

Fuente: Estudio ‘La franquicia en España 2012’, AEF 

Más de 1.000 cadenas

De lo que no hay ningún género de duda es de que la franquicia sigue resultando interesante a un diverso espectro de empresas por su capacidad para impulsar el crecimiento minimizando los costes. Lo demuestra ese 9% de incremento registrado en cuanto a su número de cadenas, que alcanza las 1.040, frente a las 947 del año anterior. Con 98 cadenas, belleza y estética es el sector más representado seguido de mobiliario/textil-hogar (con 72) y tiendas especializadas (63).

Un dato que siempre me parece revelador es el de sectores que han incorporado un mayor número de conceptos al sistema, ya que la franquicia suele anticipar un boom en esas actividades. En 2012 los más audaces fueron: alimentación, asesorías y servicios a empresas, enseñanza/formación y panadería/pastelería.

 

 Fuente: Estudio ‘La franquicia en España 2012’, AEF

Menor rentabilidad

En España 59.758 unidades operan bajo el régimen de franquicia, 18.039 son propiedad de las cadenas franquiciadoras y 41.719 de asociados. Con ser positivo, este crecimiento en el número de negocios de franquicia arroja una menor rentabilidad media si lo enfrentamos a la señalada caída del 1,5% en su facturación general, aunque este dato será menor que el del conjunto del comercio minorista, cuyas ventas cayeron el 6,8% en 2012, según datos del INE.

El pasado año se sumaron 1.479 establecimientos franquiciados, lo que supone un incremento del 2,5%. En la búsqueda sobre los sectores con más movimiento, el resultado repite los nombres de alimentación, belleza/estética y hostelería/restaurantes y bares. Merece la pena descender un poco más en el análisis para encontrarnos con informática/telefonía, que sumó 1.113 establecimientos, servicios a automóviles (414) y joyería/bisutería (258), sectores a los que conviene no perder de vista.

Fuente: Estudio ‘La franquicia en España 2012’, AEF

Empleo, el gran éxito del sector

De todas las variables analizadas la que ha dado mayores alegrías ha sido la del empleo: creó 5.641 puestos de trabajo hasta alcanzar las 246.354 personas empleadas en el sector. El dato permite sacar pecho al sector, cuyo presidente afirma que “ha llegado el momento de que los organismos y Administraciones Públicas apuesten decididamente por la franquicia como un modelo de negocio válido para crear empleo”.

Reivindicaciones aparte, merece la pena poner en valor los resultados de este sector que mantiene el tipo compitiendo en algunos de los sectores más perjudicados por la caída generalizada del consumo, como son el comercio y la hostelería. Queda claro que el valor de marca y la capacidad de innovación, que representan las marcas más y mejor asentadas en la franquicia española -que no el conjunto del sistema-, demuestra que el mercado premia a quien se esfuerza por hacerlo bien.

 

Fuente: Estudio ‘La franquicia en España 2012’, AEF

Foto @star5112, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]