Gestiona los contenidos de tu pyme con Karmacracy

Cada vez son más las empresas de cualquier tamaño que descubren las ventajas del marketing de contenidos y pasan a gestionar su propia estrategia. Marketing […]

Cada vez son más las empresas de cualquier tamaño que descubren las ventajas del marketing de contenidos y pasan a gestionar su propia estrategia.

Marketing de contenidos y estrategia de contenidos

Resumiendo mucho, podríamos decir que el marketing de contenidos es la técnica consistente en la creación y distribución de contenido valioso y relevante, con el objetivo de atraer al público potencial y crear con éste una vinculación emocional que conduzca al objetivo marcado. Generalmente, el objetivo suele ser la compra de un producto o servicio.

Conseguir la vinculación emocional con un cliente es un objetivo a medio o largo plazo. Por ello, la creación y distribución de estos contenidos se debe mantener en el tiempo con una estrategia planificada, denominada estrategia de contenidos. Su aplicación sería la acción misma de seleccionar, crear y publicar dichos contenidos.

Para aplicarla, algunas empresas incorporan a un profesional o contratan esta labor a una empresa externa. Sin embargo, son muchas las que, por su pequeño tamaño, crean y comparten ellos mismos los contenidos que consideran más adecuados.

Administración profesional de redes sociales

En esta tarea es fundamental optimizar el tiempo y, para ello, se utilizan aplicaciones que permitan administrar estos contenidos en varias redes sociales desde una única plataforma. Quizás la más conocida de estas aplicaciones sea Hootsuite, una excelente herramienta diseñada para profesionales pero que puede ser excesivamente compleja para los no iniciados o para aquellas empresas que no necesiten utilizar tantas funciones.

Hace unos meses descubrí Karmacracy, una completa aplicación con la suficiente potencia para hacer de la publicación profesional de contenidos una tarea sencilla.

Qué puedes hacer con Karmacracy

El punto de partida para definir Karmacracy sería decir que es un acortador de URL con una capa social pero, como veremos, sus funciones van mucho más allá:

  • Acortar enlaces. La función más conocida y característica. Se hace a través de la aplicación web o instalando una extensión en el navegador. Las URL resultantes comienzan por kcy.me y tienen la opción de ser personalizadas (vanity URL).
  • Compartir contenido. Una vez acortada la URL, el contenido se puede personalizar y compartir en las cuentas en redes sociales que se hayan vinculado al perfil del usuario, pudiendo elegir entre Facebook (perfil personal y página), Twitter, LinkedIn, Google+ y Tuenti.
  • Programar contenido. Una vez personalizado el contenido y seleccionadas las redes sociales de destino, se puede optar por compartirlo instantáneamente o programar su publicación para otro momento. Este proceso se hace de manera sencilla e intuitiva y con formato de hora europeo, evitando confusiones. La aplicación también permite crear patrones de programación, haciendo más sencillo el proceso.
  • Crear una comunidad. Una clave de Karmacracy es la interacción entre sus usuarios. La propia aplicación va creando un círculo de usuarios que comparten contenidos similares.
  • Encontrar contenidos interesantes. La propia aplicación sugiere contenidos, a partir de los contenidos compartidos por los integrantes del círculo del usuario y de los temas más relevantes del momento.
  • Conocer el alcance del contenido compartido. Karmacracy ofrece estadísticas del número de clics que cada enlace ha originado pero, además, cuenta con un panel en el que se pueden conocer los repartos de clics por red social, por hora del día o por país. De esta manera, se facilita el reajuste de la estrategia de contenidos.
  • Divertirte. Karmacracy también tiene un componente de “gamificación”. Al compartir contenidos, se van ganando nuts (badges o medallas). Las nuts y la consecución de otros objetivos, a su vez, hacen subir el nivel del usuario desde Iniciado hasta Consejero.
  • Ganar dinero. A través de los cAds (Content + Ads), Karmacracy ofrece pequeñas recompensas económicas a usuarios que quieran compartir contenidos que sean de su interés.
  • Publicitarte. Los cAds, por tanto, permiten publicitarse a quien desee promocionar sus contenidos.

Integración con Feedly y app

Una herramienta fundamental en la ejecución de una estrategia de contenidos es un lector de RSS, que permite recibir y filtrar gran cantidad de contenido que, posteriormente, será compartido. Tras la desaparición de este servicio que ofrecía Google Reader, Feedly se ha convertido en su heredero.

Karmacracy está integrado en la versión de escritorio de Feedly, por lo que los contenidos se pueden gestionar sin salir de la aplicación.

Karmacracy también tiene app para Android e iOS, desde la que se pueden utilizar la práctica totalidad de sus funciones en movilidad.

Quién está detrás de Karmacracy

La primera versión de Karmacracy fue desarrollada en Bilbao por  Álex Dolara y Jordi Martí. El equipo se completaría posteriormente con la llegada de Xabi Saez de Ocariz y Teresa Iriarte.

El nombre de la plataforma ya era una declaración de intenciones. Karmacracy es la unión de Karma y Democracy, la creencia de que el buen karma de un usuario depende del valor del contenido que comparte con el resto de la comunidad, y este es un objetivo perfectamente asumible por toda pyme que quiera crear una vinculación emocional con sus clientes potenciales.

Si quieres probar Karmacracy, puedes hacerlo en este enlace.

Foto: Karmacracy

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]