La autogestión ‘online’ se impone en todos los sectores

  La vida es cada vez más digital, por mucho que nos empeñemos en aferrarnos a lo físico y lo presencial. La tecnología nos empuja cada vez […]

 

La vida es cada vez más digital, por mucho que nos empeñemos en aferrarnos a lo físico y lo presencial. La tecnología nos empuja cada vez más hacia Internet, con todo lo que ello supone: familiarizarnos con las herramientas informáticas, los ordenadores, los dispositivos móviles y también disfrutar de los beneficios asociados.

Las entidades financieras, los bancos, fueron pioneros en la implantación de la modalidad no presencial: los ciudadanos empezaron a gestionar sus cuentas mediante la denominada banca online. La Administración también se hizo electrónica y dio un paso adelante en su modernización, dejando atrás en muchas de sus gestiones los papeleos, las colas, las ventanillas…

La factura electrónica fue otro paso de gigante con el que pudimos decir adiós a ingentes cantidades de papel que acumulábamos en nuestros hogares. Nuestras compras las realizamos cada vez más desde una tienda online, sin necesidad de acudir a los establecimientos físicos. Incluso la formación y la educación se han universalizado más gracias a Internet, donde se difunden cada día miles de cursos, muchos de ellos gratuitos, sobre múltiples materias, y a los que puede acceder cualquier usuario.

Y podríamos seguir citando ejemplos, pero no es necesario. Todo lo anterior es el reflejo de nuestra sociedad: en España hay 25 millones de internautas, de los cuales más de 6 millones están siempre conectados. Si salimos de nuestro entorno y abarcamos todo el planeta, los datos son claros: el número de smartphones sigue creciendo, hay casi tantos en el mundo (6.800 millones) como personas (7.100 millones), es decir, que no sólo las empresas se digitalizan, sino que los ciudadanos están cambiando sus hábitos y demandan cada vez más el acceso online a todo tipo de servicios desde diferentes dispositivos.

La mayor parte de las webs de empresas sirven como ejemplo de este proceso de autogestión online. Si accedemos a la página de Movistar, a la parte destinada a Empresas, podemos observar que hay una gran diversidad de servicios a los que los usuarios tienen acceso. Además de consultar los últimos productos y ofertas, los clientes pueden realizar gestiones muy comunes y mecánicas, que ahorran tiempo y desplazamientos, como pueden ser las siguientes:

 

1. Configurador de móviles

Permite conocer y ajustar las características de diferentes modelos de teléfonos móviles. Es una opción que no requiere el uso de usuario y contraseña para acceder. Cualquiera puede consultarlo, sin necesidad de registrarse. En él se explica, paso a paso, cómo configurar los ajustes del teléfono e incluso en algunas marcas y modelos existe una Guía interactiva, que realiza una simulación online.

 

Autogestión_Configurador de móviles

 

 

 2. Consulta de PUK

¿Quién no ha olvidado el  código PIN de su tarjeta móvil o la ha bloqueado y, para más inri, ha perdido o no localiza el código PUK para desbloquearla?

Ya no es necesario acudir a una tienda Movistar o llamar a ningún centro de atención para que lo desbloqueen. En su web, y en un par de minutos, es posible recuperar el código PUK. Sólo es preciso -también sin necesidad de registro previo- introducir el número de teléfono móvil sobre el que queremos realizar la consulta y el documento de identificación del usuario (CIF, DNI, NIE, pasaporte):

 

Autogestión_Consulta PUK

 

3. Soporte técnico

Ofrece la posibilidad de consultar y resolver diversas incidencias, mediante diferentes opciones:

– Vía web:

1. Comunicar una incidencia de forma rápida y sencilla.

2. Servicio de chat con un técnico especializado.

 – Vía móvil, mediante un mensaje de texto (SMS) gratuito o mediante una aplicación móvil de soporte para Android o iOS.

– A través de manuales y guías.

También dispone de una zona de “demos” y de la posibilidad de enviar dudas mediante un formulario.

 

Autogestión_soporte técnico

 

En conclusión, las empresas, grandes y pequeñas, y la Administración se han sumado a este proceso de modernización y adaptación a las demandas de los usuarios. Prácticamente todas disponen de páginas web de autogestión y de aplicaciones móviles creadas específicamente para realizar todo tipo de gestiones online, sin necesidad de desplazarse a una oficina o a la tienda de turno. Los centros de salud permiten la cita online; las comisarías, la reserva de fecha para renovar el DNI o el pasaporte… También las empresas de ocio (cines, teatros, parques de atracciones, etc.) dispensan sus entradas por Internet, los restaurantes permiten las reservas online (muchas de ellas con descuentos), y los hoteles y las compañías aéreas y las ferroviarias y las de autobuses…

Y la autogestión continúa extendiéndose…

Foto: Official GDC

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]