Las cinco virtudes de un emprendedor exitoso

La aventura de emprender se aleja de ser un trabajo fácil. El emprendedor debe tener mucha claridad, entusiasmo y contar con ese espíritu del emprendimiento […]

La aventura de emprender se aleja de ser un trabajo fácil. El emprendedor debe tener mucha claridad, entusiasmo y contar con ese espíritu del emprendimiento y no perderlo cuando las cosas se compliquen un poco. Para ello debemos contar con unas virtudes que nos ayudarán a alcanzar nuestros objetivos y que serán muy útiles para construir el proyecto por el que tanto hemos trabajado.

Las virtudes son cualidades que posee el ser humano para sobrellevar situaciones difíciles y poder cambiarlas a su favor. Se considera una persona virtuosa, con muchas cualidades, a aquélla que sabe cómo alcanzar sus metas sin pisar la de los demás y resuelve cualquier problema que se le presenta.

El buen emprendedor

1.- Para que el emprendimiento sea tan exitoso como queremos, debemos saber identificar oportunidades. Hay que aprender a poner atención a los problemas y a las deficiencias, saber darles la vuelta y valorar cuáles merecen la pena. En el momento en el que sepas identificar el problema y convertirlo en una buena idea de negocio, lo demás será más sencillo.

2.- No es nada nuevo que el emprendedor tenga que ser creativo y deba tener ganas de innovar, pero quizás no se resalta lo suficiente. Crear, generar nuevas ideas, presentar proyectos que se diferencien e innoven es lo más importante.

3.- Otra virtud del emprendedor debe ser la capacidad de asumir riesgos y considerar todas las opciones posibles. Hay que confiar en esa emoción que nos da “lanzarnos al agua” con un nuevo proyecto y tomar riesgos que nos puedan beneficiar sin consultarlo de forma exhaustiva.

4.-Una de las virtudes más importantes es el conocimiento para tomar decisiones. Hay que estudiar, entender en profundidad el área de negocio, para tener la capacidad de tomar decisiones que hagan crecer nuestro proyecto.

5.- Mantener una visión positiva puede marcar la diferencia en el camino del emprendedor. Es muy fácil que los ánimos decaigan cuando se emprende, la combinación entre la incertidumbre, la ansiedad y la cantidad de trabajo que tenemos por delante puede hacernos tambalear. Tener una visión positiva del futuro te ayudará a sobrellevar esos períodos y a mantener el entusiasmo con el que empezaste.

 

Un hombre sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad; pero el hombre virtuoso descansa en la virtud, y el hombre sabio la ambiciona. Confucio.

 

Foto: marfis75

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]