Nuevos motores del inmobiliario, nuevas oportunidades para la pyme

Asumido que cualquier tiempo pasado fue mejor, no se debe perder de vista la evolución del sector inmobiliario. La pyme subsidiaria en busca de oportunidades […]

Asumido que cualquier tiempo pasado fue mejor, no se debe perder de vista la evolución del sector inmobiliario. La pyme subsidiaria en busca de oportunidades debe vigilar hacia dónde escoran sus intereses. El alquiler, la reforma, la certificación de eficiencia energética, la comercialización a precios de derribo, las nuevas técnicas de home staging y, ¿por qué no?, la internacionalización, pueden convertirse en reactivadores. ¿Están nuestras empresas preparadas para atender sus nuevas demandas? De no ser así, otros lo harán.

Es probable que su tejido empresarial aún sufra durante dos años, pero existe consenso en que el ajuste está próximo a su fin. Su nueva dimensión quedará lejos de los años de gloria en los que el peso del ladrillo era del 17,9% en términos de aportación al PIB en 2007, pero irá recuperando su papel de locomotora económica. Eso sí, en un escenario totalmente nuevo.

La semana pasada visité el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (Sima), donde el sector enseñó algunas de sus bazas. Es pronto para saber si serán ganadoras o no, pero conviene conocerlas, sin olvidar que muchas de ellas están teledirigidas desde el Gobierno a través de grandes acciones: Ley de flexibilización y fomento de alquiler; Ley de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas; y el Plan Estatal de Vivienda 2013-2016. Sobre la última pata de esta batería legislativa, que dibujará un nuevo marco jurídico, sabemos poco. Debe plantear nuevas vías de financiación, muy probablemente, a través de la colaboración de las empresas proveedoras y de la concesión de créditos directos a las comunidades de vecinos.

Mercado de alquiler

En España, sólo un 17% de la población vive en vivienda de alquiler, como se sabe, a gran distancia del 30% de la media de nuestros socios europeos. En los últimos cinco años se ha podido producir un importante cambio entre un colectivo social, impuesto por hechos como la movilidad geográfica laboral o el parón crediticio. Por otro lado, se calcula que el parque de vivienda cuenta con una bolsa de unos 2,2 millones de unidades, que ahora irán aflorando al mercado de alquiler en busca de rentabilidad del patrimonio. Y en tercer lugar, y no menos importante, el gigantesco stock de vivienda construida necesita otra alternativa de comercialización.

La prueba de que algo se mueve es el interés de grandes inversores internacionales por entrar en el mercado español. De momento, chocan con una fuerte barrera: en España no existen propietarias con grandes carteras de inmuebles en alquiler para comprar, pero se irán formando. Cuando empiecen a operar, necesitarán empresas especializadas en mantenimiento y gestión de su stock de viviendas en alquiler, así como asistencia comercial, entre otros servicios.

Mercado de rehabilitación

Demostrado que el modelo de desarrollo de ensanche de las ciudades ya no es la única vía, se recupera el interés por el centro urbano, que presenta grandes deficiencias. Unos déficits llamados a convertirse en oportunidades para los especialistas en rehabilitación.

Según datos del Ministerio de Fomento, sólo el 23% del parque construido español cumple con la norma de accesibilidad. De hecho, la accesibilidad es junto con la eficiencia energética los dos grandes ejes de acción de esta normativa que prevé su aprobación en los próximos meses. Todo indica un gran potencial para aquellas empresas capaces de llegar a las comunidades de vecinos con proyectos concretos acompañados de planes de financiación.

Certificación de eficiencia energética

En vigor desde este 1 de junio, el certificado energético es obligatorio para vender y alquilar un vivienda bajo pena de sanción de hasta 6.000 euros. El sistema aprobado califica desde la A a la G, según su eficiencia energética.

Los certificados cuentan con un apartado de recomendaciones para el propietario, cuya ejecución se convierte en la verdadera oportunidad de negocio para la pyme. Queda una gran labor de concienciación ciudadana, pero el mensaje irá calando, los argumentos de la Administración son poderosos: se puede corregir hasta el 70% de pérdida energética y lograr ahorro en los consumos del 30%. Las empresas tienen aquí su oportunidad como proveedoras de soluciones o como empresas de servicios energéticos (reunidas en Anese).

Comercialización

Una opción con mayores oportunidades para los emprendedores de perfil “puntocom”. El gran stock de viviendas necesita soluciones que contribuyan a venderlas. En un momento en el que la búsqueda y selección se realiza a través de Internet, las soluciones que agilicen estos procesos y las aplicaciones que acerquen la oferta a los dispositivos móviles tienen grandes posibilidades. Como cliente de estos emprendedores destaca la banca. No debemos olvidar que la crisis la ha convertido en el mayor operador inmobiliario y, lo que es más importante, con una clara ventaja competitiva gracias al acceso hipotecario que ofrece al comprador. Se calcula que las diferentes entidades -la gran banca- venderán más de 100.000 viviendas en 2013.

En el entorno hay otras posibilidades, quizá más residuales. Un ejemplo son las empresas especializadas en home staging. Sobre el papel, sus técnicas sirven para acelerar la comercialización de los pisos, con acortamientos en los plazos de venta de hasta cuatro meses y ventas a mejor precio. Se trata de una rápida puesta a punto de la vivienda para que resulte más atractiva, ya que algunos estudios establecen que los 90 primeros segundos en la visita son decisivos en la toma de decisión del comprador. Sus actuaciones, básicamente, se establecen en términos de iluminación, color de pared y eliminación de sobrecarga de mobiliario.

En este recorrido por las nuevas oportunidades del mercado inmobiliario y de construcción de la pyme no podemos olvidar otros factores como la internacionalización o la regulación de la Socemi. Esta última es un vehículo de inversión destinado al mercado inmobiliario a partir de un capital mínimo de cinco millones de euros y que alcanzará gran desarrollo por sus innegables ventajas fiscales. Habrá que estar atentos.

 

Foto: josemanuelerre, distribuida con licencia Creative Commons CC BY 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]