Qué necesitas saber antes de montar un eCommerce

En mi último post os comentaba los 10 puntos imprescindibles para realizar una buena transformación offline–online. Pero antes de trabajar el día a día, para conseguir […]

En mi último post os comentaba los 10 puntos imprescindibles para realizar una buena transformación offlineonline. Pero antes de trabajar el día a día, para conseguir realizar esos 10 puntos, hay que pensar en una serie de tareas personales y empresariales. Nuestra empresa o comercio retail necesita modificar el rumbo, eso está claro, pero no todos estamos preparados para emprender en este ámbito.

Muy a menudo me preguntan por los secretos para iniciarse en el mundo del comercio electrónico. Y siempre respondo lo mismo: no hay secretos, hay mucho trabajo. Y después de un pequeño discurso, termino diciendo que el eCommerce no es rápido ni fácil, y que hay unas tareas imprescindibles que se han de realizar antes de iniciarse en él.

Hoy en día, nacen comercios electrónicos cada día, personas emprendedoras que con muchas ganas y pasión se suben al carro y redirigen el caballo hacia ese camino. Y en muchos casos no saben que el camino es largo y lleno de baches.

La primera tarea es entender el comercio electrónico como un nuevo canal de venta de nuestros productos o servicios. No podemos considerarlo como el único canal de ventas y mucho menos creer que es competencia del canal tradicional. Estudiar y analizar las tendencias del cross channel es un trabajo indispensable. El objetivo es cambiar el chip y añadir a nuestro canal tradicional otro que nos ayude a vender fuera de nuestro territorio habitual, pasando de vender a nivel local a nivel global.

También es importante conocer los tipos de eCommerce que hay (B2C, B2B, C2C, C2E, B2B2C, etc.). Tenemos que saber dónde y a quién queremos vender nuestros productos y servicios. Parece extraño, pero en muchos casos no sabemos qué tipo de eCommerce precisamos. Si hay tres actores -fabricante, distribuidor y vendedor- con un actor principal que es el comprador, podemos saber cuál es el que necesitamos.

Asimismo es preciso estar informados de las plataformas que existen en el mercado. No hace falta conocer las últimas versiones de todas ellas, pero sí de la que vas a usar y que será el caballo sobre el que irás montado durante mucho tiempo. Tampoco hace falta empezar con un pura sangre, puedes comenzar con algo más tranquilo. Pero piensa que si al final tienes que participar en carreras, necesitarás algo bueno.

Otra tarea que a muchos se les olvida es preparar un proyecto online escrito, que se irá modificando con el tiempo y que habrá que releer a menudo para refrescar la memoria. Se trata de preparar una hoja de ruta con un plan de marketing online y con todas las acciones que se realizarán durante el largo camino, y paralelamente articular un plan de social media, porque hemos de tener presencia en las redes sociales y saber en cuál de todas ellas está nuestro posible cliente. Por esta razón hemos de analizarlas todas. Las redes sociales son el medio de comunicación de nuestra marca con nuestro cliente o posible cliente. El papel de un blog para comunicar también es importante; por ello debes decidir si vas a tener uno o no.

Otro trabajo, de los que más cuesta realizar, es cómo modificar los procesos de trabajo de nuestra compañía. Piensa antes si podrás cambiar la manera de hacer las cosas y qué herramientas utilizarás. Hay que quitarse de la cabeza la frase: “Toda la vida lo he hecho igual y funcionaba”; ahora toca cambiar; tenemos que modificar los métodos de trabajo del día a día y reciclar a nuestro equipo de trabajo para que vayan adaptándose progresivamente.

En resumen, antes de pensar en tus productos, piensa dónde y a quién quieres vendérselos; antes de hacer marca piensa cómo lograr asociarla a tus productos; antes de iniciarte en el eCommerce busca unos buenos compañeros de viaje, fija unos objetivos claros y concretos, piensa en cambiar los métodos de trabajo con una buena disciplina y organización, comunica y promociona lo bueno que eres y demuéstralo con una buena atención al usuario; analiza lo que está pasando para poder fidelizar a tu cliente… Pero antes de todo esto, piensa que es un nuevo canal de venta y necesitas entenderlo y sobre todo cambiar el chip, modificar todo lo que sea necesario para adaptar tu empresa al nuevo canal, pero no precipitadamente, debes intentar que el caballo camine a un ritmo cómodo para todos y, por encima de todo, que no pare.

Foto @kozumel, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0 

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]