¿Qué uso deben hacer las pymes de Instagram?

Una imagen vale más que mil palabras. Máxime, a través de la pantalla, donde las fotografías captan la atención del público con mayor facilidad que los textos. Si bien nuestros […]

Una imagen vale más que mil palabras. Máxime, a través de la pantalla, donde las fotografías captan la atención del público con mayor facilidad que los textos. Si bien nuestros amigos suben a Instagram platos sugestivos para paladares sibaritas o paisajes salvajes de belleza extrema, y “posturean” durante sus vacaciones dando a entender lo bien que viven, las empresas pueden hacer uso de esta red social como un auténtico escaparate.

Instagram ya tiene más de 500 millones de usuarios que comparten en promedio más de 95 millones de fotografías y videos diariamente. Además, algunas de las publicaciones consiguen más de 4.000 millones de “me gusta” al día. No sólo es que 13 millones de españoles se conecten a Internet una media superior a las 3 horas diarias por ocio y que 4,7 millones estén enganchados y naveguen durante más de 5 horas al día, sino que las redes sociales se han convertido en nuestro tercer pasatiempo online favorito. Así pues, la presencia de las empresas en este canal tan en auge ha pasado a ser algo casi obligatorio.

Instagram puede transformarse en una vitrina digital para todo tipo de compañías, acercar el negocio a los clientes, reforzar la credibilidad de una marca y mejorar su reputación. Y las pymes también pueden sacar tajada, ya que tienen la posibilidad de exponer sus productos y servicios a lo largo y ancho del planeta a un módico precio. Pero las empresas deben valorar una serie de factores y seguir una estrategia que se adecúe tanto a la línea de negocio como al tipo de público objetivo.

Ver para creer. En un mundo dominado por el poder de la imagen, las fotografías tienen muchas más posibilidades de fijar la mirada de los clientes. Las cuentas de Instagram deben entretener e informar para conectar y generar feedback con los seguidores. Sin embargo, muchas empresas se obstinan en promocionar sus productos y servicios, olvidando que los nuevos consumidores rehúyen de los contenidos publicitarios y siempre andan en busca de experiencias. Es más, mientras que la utilización de Instagram como canal de atención al cliente es irrelevante en la actualidad, la mayoría de las pymes españolas usa esta red social para promocionar sus productos, directa o indirectamente, e incluso algunas se atreven a usar la publicidad de la red.

Se trata de una red social que se usa desde dispositivos móviles y en la que sólo pueden compartirse fotos y vídeos. Por ello, en líneas generales, las pymes españolas la utilizan poco. Asimismo, el anuncio de cuentas específicas para empresas -que permiten que los usuarios contacten con las compañías de manera directa- es bastante reciente. Aun así, Alfredo Vela, director de Social Media TIC’s and Training, S.L., sostiene que existen algunos sectores, como el del turismo o el de la moda, que comienzan a hacer un uso interesante de esta red.

José María Gil, CEO de la Agencia EMO Marketing, considera que, aunque Instragram no sea la red social con mayor número de cuentas abiertas, sí es a la que más atención presta el usuario. Y es que cada persona que mira su feed analiza con detalle cada foto, al tiempo que en otras redes, como Twitter, hay mucho más “ruido”, por lo que se le presta menos atención a cada tweet. Gil asegura que cuando una plataforma como Instagram capta la atención del usuario puede conseguirse –siempre que se sepa cómo utilizarla- que parte de esa atención se dirija hacia nuestros productos y servicios.

Pero, ¿cómo pueden las pymes aprovechar al máximo el potencial de Instagram? Gil afirma que los usuarios quieren ver fotos y vídeos bonitos, interesantes y originales. Cada negocio tendría que analizar la manera en la que relacionar sus productos y servicios con este tipo de contenido. “Lo normal es que no todos los negocios puedan sacar partido de Instagram. Es más fácil que un negocio que tiene un modelo B2C tenga mayores probabilidades de conseguir buenos resultados. No obstante, la mayoría de negocios B2B lo tendrán más complicado, y les será mucho más rentable sacar partido a plataformas como LinkedIn”, agrega.

“Mucho contenido, muy bueno, de forma consistente”. Ésta es la receta del CEO de EMO Marketing para ayudar a las pymes a lograr seguidores en Instagram. Crear una audiencia que preste atención a las publicaciones en las redes sociales, es una carrera de fondo, una maratón, y pocos lo consiguen. “Supone mucho esfuerzo, durante mucho tiempo, sin ver resultados claros. Pero el verdadero secreto pasa por ser consistente durante un periodo largo de tiempo. También se puede utilizar la plataforma de Instagram Ads para incrementar los seguidores, lo que requerirá invertir bastante dinero, y eso no es habitual en las pequeñas pymes”.

Instagram es una plataforma que cada vez hay que tener más en cuenta como canal para llegar a los clientes. Sobre todo, en los negocios B2C. La plataforma de Instagram Ads resulta muy interesante, aunque Gil advierte de que hay que utilizarla de manera adecuada con una estrategia clara de cómo se rentabilizará la campaña. “Hay que usarla para generar ventas, no para conseguir seguidores”.

Otra estupenda manera de utilizar Instagram es a través de campañas con influencers. A los que regenten una marca de moda o complementos, por ejemplo, Gil les sugiere buscar a las personas que ya tienen grandes listas de seguidores -potenciales clientes- y alcanzar algún acuerdo con ellas para que recomienden el producto, organicen un concurso, etc.

Vela piensa que el comportamiento de las pymes en Instagram debe reflejar unos objetivos claros, una estrategia adecuada y un plan de acción para el desarrollo de la misma. “No sirve de nada hacer publicaciones esporádicas en la red y conseguir seguidores. De igual modo, no debe ser una estrategia única para Instagram. Hay que hacer una con los medios sociales necesarios para lograr los objetivos”, apostilla.

Visibilidad, branding, dar a conocer productos y servicios, insertar publicidad, difundir eventos o campañas… Pese a que el director de Social Media TIC’s and Training, S.L. considere que “el potencial de Instagram es casi infinito”, opina que siempre hay amenazas, ya que se pueden crear crisis de reputación online, llegar a un público que no interese o tener un alcance geográfico inadecuado. En cualquier caso, “los riesgos no deben impedirnos utilizar esta extraordinaria herramienta”.

Muchas pymes apenas tienen experiencia en Internet y pueden meter la pata al usar las redes sociales. Vela recuerda que Internet es una herramienta espectacular que permite, con poca inversión, llegar a todo el mundo. Si se hace bien el éxito se multiplicará, pero si se hace mal, “el fracaso también se multiplicará”. Pero más allá de la conveniencia para las empresas de contar con la ayuda y el asesoramiento de profesionales en su estrategia en medios sociales, y a pesar de que dependa del tamaño de la compañía, en las pymes más pequeñas es el propio empresario o trabajador por cuenta propia el responsable de la cuenta de Instagram.

 

Recomendaciones

Además de establecer unos objetivos claros para la presencia de la pyme en medios sociales que incluya Instagram, las empresas deben crear una estrategia correcta para lograr esos desafíos, así como desarrollar un plan de acción que vaya en línea. Esa hoja de ruta tiene que ejecutarse diariamente, con perseverancia y de forma consistente. Y los resultados deben medirse con mucha asiduidad para poder amoldar las estrategias. Finalmente, si en la empresa no hay nadie cualificado, “o se cualifica o se tiene que contar con ayuda externa de calidad”, sugiere Vela. Gil, por su parte, enumera las siguientes recomendaciones:

  1. Realizar un perfil muy detallado de tu cliente perfecto, aunque el target de la red sea, fundamentalmente, gente joven.
  2. Buscar los 30-50 influencers que tienen grandes audiencias con ese potencial cliente.
  3. Llegar a un acuerdo con ellos para que hablen de tu producto. Dependiendo del influencer, esta estrategia puede conllevar algún gasto de dinero. Pero también se le puede ofrecer el producto para que organicen un evento, por ejemplo.
  4. Utilizar la plataforma de Instagram Ads para llegar al cliente ideal con una acción concreta.
  5. Publicar, mucho, muy bueno, y durante mucho tiempo. El contenido siempre tiene que interesar al cliente ideal. Y la utilización de los hashtags puede hacer que nuevos usuarios lo encuentren haciendo sencillas búsquedas.

 

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]