Todo depende de ti

Este es mi primer post del año, un 2013 que mucha gente pinta como aciago, pero quiero invitar a reflexionar que realmente será como queramos […]

Este es mi primer post del año, un 2013 que mucha gente pinta como aciago, pero quiero invitar a reflexionar que realmente será como queramos que sea, así que espero que sirva de acicate para animar a los lectores a que sea lo mejor posible. La gran mayoría de las personas se pasa el tiempo esperando una oportunidad, criticando lo mal que van las cosas o lo mal que lo hacen los demás, otros ni siquiera hacen nada. Pocos se dan cuenta de que cambiar la mayoría de las cosas está en sus manos y son menos aún los que se ponen en camino y hacen que las cosas sucedan.

Claro está que no es fácil, ni se ven resultados rápidos, se falla muchas veces, mucha gente te pone trabas, y casi siempre es sin recompensa. Al menos al final de tus días podrás decirte: “hice todo lo que estuvo en mi mano“. Basta de lamentarte, actúa. Creo que todo esto se entiende mejor con ejemplos:

  • ¿No consigues clientes? Dedica todo tu día a buscarlos, usas las redes sociales en Internet para promocionarte y buscar contactos, fórmate, pide ayuda a gente cercana, busca fuera de tu zona de confort, sigue buscando. ¿Que sigues sin resultados? Puede que tengas que crear nuevos productos o servicios, buscar otro tipo de clientes, persevera y no te quedes parado. En este blog tienes excelentes ideas.
  • ¿Que no consigues financiación? Pide prestado a tu familia, amigos, convence a gente para que trabaje gratis para ti. ¿No lo logras? Busca más fórmulas.
  • ¿Que los políticos son unos corruptos? Algunos seguramente sí, pero no es algo que te afecte en tu día a día, así que no pierdas energía en pensar en eso y céntrala en tu empresa.
  • ¿Que nadie te quiere? ¿Has probado a querer tú primero, a ser generoso, a dar sin esperar nada a cambio? Pues inténtalo.

Podría seguir, pero son sólo ejemplos para animar a cambiar. Sí, hay cosas que no dependen de nosotros, pero si no dependen de ti, entonces son algo por lo que no debes preocuparte, así que céntrate en lo que sí depende de ti.

Hay una cosa que tengo clara, que cuando deseamos algo y luchamos por ello, el universo conspira a nuestro favor. A veces incluso no se nos concede porque no era lo mejor para nosotros. Por eso, cuando pido algo suelo añadir la coletilla: “siempre que sea para mi mayor bien y conforme a la voluntad del universo”.

Hay muchos a quienes molesta que nos dediquemos a luchar por nuestros sueños, piensan que a algunos nos regalan las cosas, mientras que a ellos la vida les maltrata. Curiosamente a casi todos cuya ocupación es criticar les falta una cosa: perseverancia para luchar por lo que quieren y por eso prefieren destruir las ilusiones de los demás. En mi caso les voy a dar donde más les duele: no voy a rendirme y seguiré haciendo que las cosas sucedan.

 

Foto @ethermoon, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]