Ventajas e inconvenientes del ‘Drop shipping’ para el comercio electrónico

Desde hace años, en nuestro canal de comercio electrónico trabajamos para conseguir superar diversos retos, que no son otros que la fidelización y la logística. […]

Desde hace años, en nuestro canal de comercio electrónico trabajamos para conseguir superar diversos retos, que no son otros que la fidelización y la logística. De la fidelización os hablaré en otro post y de la importancia de la logística ya os hablé en otra ocasión. Pero hoy me gustaría explicaros qué es el Drop shipping y lo importante que es para nosotros. En BricMania.com ya hace unos cuatro años que lo “intentamos trabajar” con algunos proveedores/fabricantes de nuestro sector. Y digo que lo intentamos porque son pocos los que entienden lo importante que es el envío para el comercio electrónico. Es cierto que últimamente hemos detectado muchos cambios en nuestro sector, y cada día son más los que entienden este nuevo, o no tan nuevo, método de venta y empiezan a adaptarse a él.

¿Qué es el Drop shipping?

Según Wikipedia, Drop shipping, Dropshipping o Drop shipment es un tipo de venta al por menor donde el minorista no guarda los bienes en su inventario, sino que pasa el pedido del cliente y los detalles del envío al mayorista, quien despacha las mercancías directamente al cliente. El minorista obtiene su beneficio en la diferencia entre el precio mayorista y el precio minorista.

No hace falta decir nada más, está claro. Es una técnica de venta en la que el vendedor, en este caso nuestro comercio electrónico, no tiene stock de los productos que ofrece en su plataforma y envía los pedidos a sus clientes mediante el fabricante o distribuidor del producto, para que éste realice la entrega final al cliente.

Percibimos ya hace unos años que teníamos que trabajar este método por una sencilla razón: en nuestro comercio electrónico tenemos un gran porcentaje de clientes en la comunidad de Madrid que nos compran productos de ferretería y bricolaje, para ser exactos máquinas eléctricas. Cuando por razones de roturas de stock en nuestro almacén (no sucede muy a menudo, pero con un catálogo tan amplio a veces pasa), teníamos que pedir los productos al fabricante, ubicado en Madrid, y nos los enviaba en 24 horas, nosotros, después de la recepción, lo volvíamos a enviar a Madrid en otras 24 horas. Es obvio que este movimiento del producto era del todo absurdo y doblemente costoso. Por ello, decidimos proponer al fabricante el envío directo desde su almacén a nuestro cliente y así empezamos a trabajar el Drop shipping, pactando previamente un acuerdo comercial entre ambas partes y con el objetivo de reducir costes de envío y tiempo de espera de nuestro cliente, que es el consumidor de sus productos.  Desde aquel momento hicimos dos listas de proveedores/fabricantes, los “tradicionales” y los “Drop”, dando mucho más peso a los productos de estos últimos, ya que nos permitían ampliar el catálogo sin perjudicar el tiempo de espera del cliente hasta la recepción del pedido.

Pero el Drop shipping tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Para entender los métodos de trabajo, iremos por partes. ¿Qué sucede cuando recibimos un pedido cuyo producto es de un proveedor/fabricante “Drop”?

Lo primero que miramos es la ficha del proveedor, para ver con qué plazo de entrega trabaja y con qué agencia de transporte. Si el plazo no es el mismo que anunciamos en el eCommerce, llamamos al cliente para notificarle el nuevo plazo de entrega y la agencia.

Seguidamente enviamos al proveedor/fabricante un documento pdf con el pedido mediante correo electrónico, indicándole todos los datos del envío, y a continuación le llamamos para asegurarnos de que lo ha recibido y lo confirmamos.

Una vez el distribuidor o fabricante nos notifica la entrega del paquete a la agencia de transporte, facilitamos al cliente los datos necesarios para que pueda realizar el seguimiento de su envío, al igual que lo haríamos si el material saliera de nuestro almacén.

¿Qué inconvenientes tiene el Drop shipping?

  • Uno de los principales problemas es la pérdida de control del envío de algunos pedidos, al no utilizar nuestro propio back office de la empresa de transporte. Disponemos de un número de tracking, pero solo podemos acceder a la misma información a la que accede el cliente final, que es limitada. En caso de problemas con la entrega del pedido, el interlocutor será el proveedor, no la agencia de transporte.
  • La preparación del pedido es otro inconveniente. Los típicos errores de preparación y control del producto: lo pedimos azul y se prepara rojo… No hemos podido controlar qué ha salido del almacén. Este problema no se puede evitar, pero sí atenuar si en los contratos firmamos alguna cláusula de compromiso por parte del proveedor, para que se haga responsable de los gastos derivados de este error.
  • Y, por último, el tiempo de entrega, que normalmente es más largo de lo habitual, y se demora la entrega dependiendo de lo “grande” que sea el proveedor/fabricante. La excusa suele ser que tienen muchos envíos diarios y no pueden adelantar nuestros pedidos. Por otro lado, el proveedor no acostumbra a trabajar con tarifas 24 horas…

¿Qué ventajas tiene el Drop shipping?

  • La mayor ventaja es la posibilidad de “colgar” en nuestro eCommerce catálogos enormes de productos. Pero esto tiene un pequeño inconveniente: el control estricto del stock del proveedor/fabricante; por ello es primordial una relación comercial y una comunicación excelente.
  • La segunda gran ventaja es la reducción de stocks y la eliminación de restos de productos que no sean vendidos en nuestros almacenes.
  • El packaging es otra ventaja importante, normalmente el proveedor/fabricante usa un packaging “especial” para sus productos que nosotros no utilizamos normalmente. Esto facilita que haya menos incidencias de roturas de producto por el envío.

Ni ventajas ni inconvenientes: otras normas

  • En el supuesto de que el cliente quiera devolver el producto porque no es de su agrado, las devoluciones se realizan directamente al proveedor/fabricante gestionadas por nosotros, y recibidas y verificadas por ellos.
  • El proveedor/fabricante se compromete a no añadir ningún documento en el paquete, como albarán valorado, factura o folleto promocional, aunque en algunos casos se entrega un albarán sin valorar. Desde nuestras oficinas se envía, mediante correo electrónico, la factura del producto a nuestro cliente.

Estos acuerdos comerciales los intentamos aplicar a proveedores/fabricantes que entienden nuestro modelo de negocio y el B2C desde hace años. Últimamente hemos dado un paso más para eliminar dos de los tres inconvenientes anteriores: tenemos la posibilidad de “ordenar” a nuestras agencias la recogida en el almacén del proveedor/fabricante y la entrega en casa de nuestro cliente, y así controlamos el envío y el tiempo, pero no la preparación.

Imagen @numberstumper distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]