7 claves que aseguran el éxito de una sesión de brainstorming

A pesar de que el llamado brainstorming, o tormenta de ideas, está altamente popularizado y es conocido por una gran mayoría, también es la técnica de creatividad que peor se […]

A pesar de que el llamado brainstorming, o tormenta de ideas, está altamente popularizado y es conocido por una gran mayoría, también es la técnica de creatividad que peor se utiliza o que menos resultados suele dar. Todos alguna vez nos hemos sentido frustrados al intentar generar ideas creativas en una sesión y que el resultado no fuera el esperado.

Esto es debido a su propia sencillez y a que no es una técnica provocativa, es decir, no está basada en ninguna distorsión del reto o foco planteado, sino que se basa en el estímulo recíproco de las ideas expresadas por los participantes. Es una técnica fácil de usar, pero no acaba de funcionar en grupos poco entrenados y que carecen de un facilitador de ideas.

Por ello este artículo recoge las 7 claves que harán que tu sesión de generación de ideas sea más productiva. Están divididas en diferentes categorías. Son las siguientes:

Foco creativo

1. Define bien tu foco creativo. Es importante saber qué queremos conseguir o cuál es realmente nuestro problema. Muchas veces confundimos el síntoma con el origen del problema y eso hace imposible su resolución. Definir nuestro foco nos ayuda, como bien expresa la palabra, a enfocar lo que queremos exactamente y no abrirlo o cerrarlo demasiado, contaminando así nuestro objetivo.

2. A veces lo creativo es el propio foco. No tengas miedo de dedicarle tiempo a saber cómo enfocar lo que quieres conseguir, ya que ahí está la clave para una buena generación de ideas. Lincoln decía: “Dame 6 horas para talar un árbol y pasaré las primeras 4 horas afilando el hacha”. Hay que tener en cuenta que encontrar un buen foco no es fácil y que a veces lo creativo está en el propio foco, así que vale la pena dedicarle tiempo.

Equipo

3. Crea un equipo heterogéneo. Un error muy habitual en una sesión de brainstorming es hacerla con los propios compañeros de departamento. En la mayoría de los casos, esos compañeros tienen un perfil similar al nuestro y, por tanto, piensan de forma parecida a la nuestra. Por ello lo mejor es crear un equipo con perfiles diferentes, cuanto más diferentes mejor, ya que así nos darán perspectivas muy dispares y será la materia prima para que nuestra “tormenta de ideas” tenga éxito.

4. Invita a personas externas. Contar con pensamientos ajenos a la organización nos puede servir para “des-condicionar” ciertas ideas y nutrirnos de nuevos enfoques. Hemos hablado de esto en el artículo sobre los catalizadores creativos, donde se defendía que las personas ajenas a un problema pueden acelerar el proceso creativo del mismo.

Entorno

5. Nunca hagas brainstorming en la oficina. La oficina, incluso la misma empresa, son disuasorias de ideas. Y no porque sean mejores o peores, por su diseño o su ambiente, sino porque son lugares donde pasamos la mayor parte del tiempo. La rutina, por tanto, se ha apoderado de ellos y no facilita nada el proceso creativo. Para que el proceso creativo fluya, lo mejor es alejarse por un tiempo de allí y de todo lo que nos recuerde a nuestra rutina diaria.

6. Busca un entorno especial. Si hemos salido de la oficina es para buscar un lugar diferente, especial. La naturaleza puede ser una buena opción. Al fin y al cabo provenimos de ella, por lo que es fácil sentirse cómodo allí. Si no es posible acceder a ella, tenemos opciones más fáciles como la de un simple café o un entorno diferente y estimulante donde comprobemos que las ideas fluyen.

Clima

7. La diversión promueve los buenos resultados. El humor y la creatividad comparten procesos mentales. Eso quiere decir que de una buena broma o de un chiste puede surgir la idea de nuestra vida. Los bares son testigos de ello. Si esto es así, ¿por qué no promover el humor en una generación de ideas? Las sesiones de brainstorming con corbata (y en la oficina) no suelen funcionar, ¿por qué será? Ahora ya sabemos porqué.

Estas son solo 7 de las múltiples claves que usa un formador y dinamizador en creatividad para asegurar el éxito en una sesión de brainstorming. Atrévete a experimentar, a crear las tuyas propias y, si hay demanda, probaremos con una segunda parte con más claves.

¡Buen brainstorming!

Foto @IDEO Postcards, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]