10 modos de aplicar el efecto ‘revival’ en tu negocio

Hace unos días leía que Bollycao iba a recuperar el empaquetado original de los años 80 y las pegatinas con los conocidos Tois, también rescatados […]

Hace unos días leía que Bollycao iba a recuperar el empaquetado original de los años 80 y las pegatinas con los conocidos Tois, también rescatados de aquellos años.

El de Bollycao sólo es el último exponente de una técnica que no es nueva, pero cuyo uso se ha multiplicado en los últimos años: el revival, que consiste en traer a la actualidad productos o estilos de épocas pasadas tal y como fueron lanzados en su momento o siendo adaptados a los gustos actuales.

Como decía, recurrir a la nostalgia como argumento de venta no es nuevo. La generación que ahora tiene entre 35 y 45 años suele ser el mercado al que se dirigen estos relanzamientos. Por encima de estas edades, generalmente, encontramos a perfiles de cliente menos predispuestos a hacer compras y que han ido aceptando su edad. Mientras tanto, en el segmento por debajo de los 35 años, el “efecto nostalgia” tiene menos impacto, al estar aún recientes la niñez y la adolescencia.

El porqué del ataque de nostalgia

Es probable que, en los últimos años hayan coincidido una serie de factores que expliquen la gran cantidad de marcas y productos que han empleado la vuelta al pasado como argumento de venta. El más evidente es que el ciclo de la moda hace ya unos años que ha rescatado las principales tendencias de los años 80. También parece un buen recurso frente a lafalta de ideas o de presupuestos para nuevos diseños e innovación.

Pero creo que, en estos momentos, hay un argumento de especial peso: la situación actual es tan mala, no sólo desde el punto de vista económico, que preferimos mirar al pasado antes que a un futuro desalentador.

Diez maneras de utilizar el revival

Sea cual sea la razón por la que elijas seguir la tendencia revival para tu marca o producto, aquí tienes una recopilación de los enfoques más habituales:

  1. Vender una nueva edición del producto original. La técnica más utilizada, consistente en poner a la venta una versión idéntica al original. Ejemplos: desde el cubo de Rubik, al clásico reloj Casio modelo A168 en color dorado o las gafas de sol Ray Ban Wayfarer.
  2. Recuperar el anuncio, spot, jingle o lema original. En este caso, además de ahorrar en la creación de nuevos recursos publicitarios, se consigue trasladar al cliente a la época elegida con gran facilidad. Ejemplo: el anuncio de las muñecas de Famosa o el de Donuts, aunque en este caso se recuperaba sólo una parte del anuncio original. En el caso de recuperación de un lema, podemos citar a Pikolín y su famoso “a mi plin, yo duermo en Pikolín”, retomado hace unos meses.
  3. Reinterpretar el modelo original. En este caso se trata de un modelo nuevo cuyo diseño guarda similitudes estilísticas con el modelo original. Ejemplos: el Volkswagen New Beetle, Fiat 500 o Mini Cooper.
  4. Relanzar una marca desaparecida. En muchos casos, aunque la marca haya desaparecido hace años, su nombre sigue teniendo un alto grado de recuerdo entre los que la conocieron y, por lo tanto, valor. Por ello, una tercera empresa suele pagar por poder utilizar ese nombre y hacerlo suyo. Ejemplos: Sandoz, Cauny o Thermidor.
  5. Utilizar una marca desaparecida para vender otros productos. Hay marcas que, aunque hayan pasado muchos años desde su desaparición, siguen conservando un gran valor sentimental para aquellos que las conocieron, por lo que es frecuente su utilización para comercializar productos que poco tienen que ver con su actividad original. Ejemplo: Bultaco.
  6. Lanzar un producto nuevo con el nombre y diseño de un producto desaparecido. Frecuente en productos tecnológicos, como la caracterización de un ordenador actual recreando el mítico Commodore 64. Ejemplos: New Commodore 64, Philips Original Radio.
  7. Vender una edición conmemorativa. El aniversario del lanzamiento de un producto exitoso puede ser una buena excusa para volver a comercializarlo. En ocasiones, se le añade valor haciendo tiradas limitadas y numeradas. Según el producto, se suele añadir un libreto en el que se incluyen la historia del producto u otros elementos relacionados con la época o la trayectoria del producto. Ejemplos: Edición 25 aniversario del “Thriller” de Michael Jackson, edición 30 años de las Converse Pro Leather Michael Jordan.
  8. Recrear una época pasada. Esto es habitual en hostelería: montar una hamburguesería recreando una típica cafetería americana de los 50 o un hotel inspirado en las pirámides de Egipto. Ejemplos: Peggy Sue’s, Tommy Mel’s.
  9. Utilizar elementos decorativos vintage. También habitual en hostelería y retail. Generalmente suelen utilizarse recursos decorativos importados o comprados en anticuarios pero, en otros casos, se trata de mobiliario u otros elementos originales del establecimiento. Ejemplos: Restaurantes temáticos, pubs irlandeses.
  10. Hacer una acción de “regreso al pasado”. A menudo se hace coincidiendo con un aniversario. Una acción habitual es recuperar los precios de una época concreta como promoción. Ejemplo: Carrefour Italia.

 

Imagen: CairoXL5 bajo licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]