5 formas de promocionar el contenido de tu blog

Apostar por el marketing de contenidos supone abrir una puerta a un nuevo tipo de relación con el usuario. El objetivo, atraer tráfico a nuestra web, […]

Apostar por el marketing de contenidos supone abrir una puerta a un nuevo tipo de relación con el usuario. El objetivo, atraer tráfico a nuestra web, para que nuestra marca crezca y las conversiones estén un poco más cerca. El medio básico para conseguir este propósito es un blog de empresa, con artículos de calidad que interesen a nuestro público objetivo.

Esta estrategia de marketing trae unos innegables beneficios a medio y largo plazo, por lo que no queda más remedio que ser paciente. Si somos constantes, los visitantes vendrán. Pero no olvidemos que una buena política de contenido tiene que estar apoyada por acciones de promoción concretas. De nada sirve tener el blog más maravilloso de nuestro sector si nadie lo conoce.

Ahora bien, pongamos que ya hemos escrito nuestro artículo, perfectamente redactado y optimizado. ¿Qué hacemos ahora? ¿Cómo atraemos lectores hasta nuestra página? La respuesta sencilla sería compartir el enlace en redes sociales, pero no podemos depender únicamente de esto. Los cambios en los algoritmos de Facebook o Twitter están matando literalmente el alcance de las publicaciones, que obtienen cada vez menos visibilidad. Si no tenemos unos perfiles potentes, con usuarios activos, las impresiones serán más bien escasas.

Por fortuna, hay alternativas para todos los gustos, desde campañas en redes sociales hasta correos electrónicos personalizados. A continuación exponemos algunas tácticas que nos ayudarán a promocionar nuestro contenido, atraer tráfico y favorecer las conversiones.

 

Plugins

Los posts no se comparten solos, hay que darlos un impulso. Si al usuario le ha gustado el contenido, lo normal es que quiera compartirlo. Por ello, los botones sociales deben estar bien visibles, por ejemplo, al principio o al final del artículo. Existen decenas de plugins que nos ayudarán en esta tarea. Si os fijáis, este mismo blog, Con Tu Negocio, utiliza una barra deslizante lateral y otra fija al final de cada artículo.

 

Un buen uso de las redes sociales

El primer medio de difusión para nuestros artículos son, como ya hemos comentado, nuestros perfiles sociales. Pero es importante que entendamos que todas las plataformas no son iguales. Podemos usar alguna aplicación de gestión (Hootsuite, por ejemplo), para que nos ayude a ahorrar tiempo, compartiendo el enlace en varias redes al mismo tiempo. Sin embargo, para conseguir la máxima eficacia y atraer al mayor número de usuarios posibles debemos analizar cómo funcionan Twitter, Facebook o LinkedIn: ¿Qué hora es la mejor para compartir? ¿Añadimos imágenes? ¿Se verán bien los enlaces? Para responder a estas preguntas, podemos usar varios programas de ayuda, como Twitter Analytics.

 

Suscripción

Además de tratar de captar nuevos visitantes, no debemos olvidarnos de los lectores habituales, que son los que en definitiva conocen nuestra marca. Ellos pueden ser los grandes aliados en la difusión de nuestro contenido. Por ello, en nuestro blog no debe faltar el apartado de suscripción. Invita a los usuarios a unirse a la conversación. Usa el correo electrónico como arma de promoción. Crea una newsletter o boletín con contenidos interesantes. En definitiva, cuida tu comunidad para que crezca.

 

Enlaces naturales

Una forma de atraer la atención de los usuarios es participando en blogs de referencia en nuestro sector, a través de comentarios o interacciones en redes sociales. Esto nos proporcionará enlaces naturales, captando tráfico y fortaleciendo nuestra imagen. Pero, cuidado, no debemos caer en el autobombo. Nuestra aportación ha de ser valiosa o, de lo contrario, no conseguiremos el apoyo de la comunidad.

 

Campañas en redes sociales

Aunque la mejor difusión es la que se consigue de forma orgánica, las redes sociales ofrecen también alternativas de pago para saltarnos sus algoritmos, y así nuestras publicaciones conseguirán más visibilidad.

Facebook permite promocionar una publicación para aumentar el número de personas que la ven al acceder a la red social. Cuanto más paguemos, más alcance conseguiremos. Además de fijar un presupuesto (el mínimo son 4€), podemos establecer unos criterios de segmentación muy concretos para asegurar el éxito de la acción.

Twitter ofrece distintas alternativas, según el objetivo de la campaña, desde aumentar las interacciones del tuit hasta atraer tráfico a nuestro sitio web aumentando el ratio de clics por tuits.

Estas sencillas tácticas nos pueden ser muy útiles a la hora de atraer usuarios a nuestro blog corporativo. Pero no olvidemos que la clave para conseguir resultados es la constancia. La calidad en el contenido y una promoción acertada son el requisito básico para situar nuestra web como un sitio de referencia para nuestra comunidad.

Foto: pixbay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]