4 claves de éxito para tu campaña de SMS

Los usuarios son móviles. Siempre están moviéndose de un lado a otro, escribiendo y recibiendo mensajes de todo tipo. A pesar de la irrupción de […]

Los usuarios son móviles. Siempre están moviéndose de un lado a otro, escribiendo y recibiendo mensajes de todo tipo.

A pesar de la irrupción de Whatsapp, Line o servicios de mensajería similares, los mensajes cortos (SMS) siguen siendo un instrumento muy efectivo para las empresas que, extrañamente, desechan con cierto desdén cuando se propone su uso dentro de una campaña de marketing móvil.

No me digas que no recibes SMS en alguna ocasión: recordatorio de cita con el dentista, información bursátil, envío de claves bancarias…

A continuación apunto algunas ideas que se han de tener en cuenta a la hora de desarrollar una campaña de envío de SMS efectiva:

Envía información de interés

Evita enviar al usuario información que pueda encontrar en otros canales, web, prensa, radio, televisión… Piensa en contenido exclusivo, que llegue al usuario de un modo llamativo y que le haga sentir especial. A menudo, los SMS se ven como algo personal e íntimo, por lo que no envíes información inútil. Piensa detenidamente en el contenido: ¿qué tipo de comunicación espera el cliente recibir de tu marca? ¿Alertas, recordatorios, ofertas?

El momento de envío es clave

El “cuándo” en el marketing móvil es vital. El consumidor actual espera recibir información útil y de calidad en el momento justo, no a cualquier hora. Optimiza la hora de envío poniéndote en el lugar del receptor. ¿Cuándo te gustaría a ti recibir un mensaje de tu empresa? ¿En qué momento sería más útil?

Evita enviar mensajes antes de las 10:00h de la mañana y después de las 09:00h de la noche. Si tu empresa trabaja en diferentes países del mundo, cuando un usuario acepte recibir tus SMS y haya dado su conformidad, averigua la franja horaria en la que vive para no molestar ni resultar intrusivo.

Ofrece una experiencia positiva completa

Cuando planifiques tus campañas, considera si vas a incluir o no enlaces a sitios web externos. Si lo vas a hacer, analiza perfectamente si estas webs están preparadas para ser visualizadas desde dispositivos móviles.

Nunca envíes información que necesite ser impresa. Ten en mente que estamos hablando de marketing móvil, con un usuario receptor que, probablemente, no cuente con un modo de impresión cercano.

Tampoco debes obligar al usuario a rellenar encuestas o tediosos formularios. Si por cualquier motivo el usuario ha de registrase en el sitio web de destino, comprueba que puede hacerlo mediante sus perfiles en redes sociales: Facebook o Twitter.

No te centres en capturar información del usuario

Al confeccionar una campaña de envío de SMS, podemos estar tentados de plantear como único objetivo la obtención de información del receptor. Ya tenemos su número de móvil y su consentimiento para el envío de SMS. En este momento, es muy apetecible tratar de averiguar sus gustos, aficiones, hábitos de compra…; trata de inferir esta información de un modo indirecto, pero no hagas de ello el principal cometido de la campaña. Recuerda: debes aportar valor a la comunicación.

Hay que tener siempre presente que el éxito de una campaña de marketing móvil comienza con una buena captación de datos del consumidor, de modo que puedas conseguir nuevos clientes y fidelizar a los que ya tienes.

El envío de SMS es una gran oportunidad de fidelización, que puede traer como consecuencia el aumento de facturación por venta cruzada de productos o servicios relacionados. Por ejemplo, si un cliente contrata un servicio de cambio de ruedas en nuestros centros de automoción, quizás puedas enviarle días después un recordatorio para el cambio de aceite…

 

Imagen @garryknight, distribuida con licencia Creative Commons BY 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]