Cómo adaptar tu estrategia de marketing de contenidos a los cambios de 2015

Como ya adelantamos en anteriores artículos, el marketing de contenidos seguirá siendo tendencia en este 2015. Ya el pasado año se pudo apreciar claramente un […]

Como ya adelantamos en anteriores artículos, el marketing de contenidos seguirá siendo tendencia en este 2015. Ya el pasado año se pudo apreciar claramente un aumento significativo de la presencia online de muchas pequeñas y medianas empresas.

Más pymes, mayor competencia. Con un volumen de publicaciones en auge, resulta cada vez más difícil que nuestro contenido destaque sobre el resto. Nuestra estrategia debe adaptarse a un contexto cada vez más saturado de información de otras marcas.

El marketing de contenidos sigue siendo una de las opciones preferidas por las empresas, que buscan vías eficaces para relacionarse con su público objetivo. Pero publicar más no significa que nuestra posición vaya a reforzarse, o que traiga mayor notoriedad para nuestra marca. Es más, sin un plan concreto, es posible que lo único que consigamos sea malgastar recursos.

Crear contenido, atraer tráfico y generar leads, esa será la meta a la que conducirá la estrategia de marketing de nuestra empresa. Pero para llegar a una conversión, para fortalecer de verdad nuestra marca, lo importante es crear valor para el usuario, no para nosotros mismos.

 

Año nuevo, estrategia nueva

Es cierto que 2015 traerá muchos cambios, pero lo más importante se mantendrá: los usuarios seguirán recurriendo a las marcas en busca de contenidos de calidad que les ayuden a tomar decisiones de compra.

El nuevo año puede presentarse con cambios en materia de SEO, optimización móvil, nuevas tendencias en redes sociales… Sí, pero en el fondo, la mayor parte de la relación que mantenemos con nuestros clientes se realiza mediante algún contenido. Así que ahora toca reconfigurar la estrategia.

Nuestro punto de partida será siempre la elaboración de un plan específico para 2015. Partiremos de unos objetivos concretos, referidos a un público determinado. Distintos tipos de público que deben recibir diferentes contenidos. La puesta en marcha de esta estrategia de marketing no es lo realmente complicado. Los usuarios siguen recurriendo a las búsquedas semánticas como medio para solucionar problemas. Buscan respuestas concretas, por lo que nuestro mensaje debe estar a su nivel. Humanizar el mensaje significa conversar con el cliente, lograr el ansiado engagement, la llave de las conversiones. Si queremos conseguir estos objetivos, nuestra estrategia de contenidos debe prestar especial atención a los siguientes aspectos:

 

1. Personalización

Más bien se trata de una “hiperpersonalización”. Actualmente contamos con herramientas útiles y accesibles para segmentar al máximo nuestro mercado. En el anterior post ya explicamos el concepto de buyer persona, una representación de cómo sería el cliente ideal para nuestro negocio.

2. Multidispositivo

Hace ya tiempo que el móvil dejó de ser una tendencia. Ahora comienza a ser el canal de comunicación predominante de las marcas con los usuarios. Eso quiere decir que los contenidos deben adaptarse a este medio. Hemos de revisar la longitud, formato y uso de nuestro contenido, para que nos ayuden a cumplir los objetivos propuestos. Preguntémonos, por ejemplo, si nuestros formularios son fáciles de rellenar o si las llamadas a la acción de nuestro blog están bien colocadas. No nos quedemos únicamente en adaptar el diseño de nuestra web para que se vea bien en un smartphone. Centrémonos en ofrecer al usuario una buena experiencia.

3. El peso visual

Es habitual que los vídeos e imágenes sean los contenidos más consumidos. Son directos y fáciles de visualizar. Aportan una información precisa en pocos segundos. Lo malo es que no siempre tenemos acceso a imágenes de calidad, o perdemos demasiado tiempo en el diseño. Una buena solución es recurrir a bancos gratuitos o al uso de programas sencillos que pueden ahorrarnos tiempo de trabajo, como Canva.

4. Redes sociales

Después de la publicación viene una labor muy importante, la promoción del contenido, algo que nos proporcionará tráfico a nuestra web. Muchas empresas cometen el error de pensar que “cuantas más redes sociales, mejor”, pero no es así. Tener presencia en más plataformas no quiere decir necesariamente mejores resultados. Cada red funciona de manera distinta, y el contenido debe optimizarse para cada una de ellas. En este punto, el mejor consejo es evaluar los resultados por plataforma, midiendo el ROI. Si una red social no cumple con nuestras expectativas, es mejor eliminarla o darla un nuevo enfoque.

5. Medición de resultados

No hay acción sin medición, esa será la máxima para este 2015. Los datos nos dirán si una estrategia funciona o no. Medir el ROI nos proporcionará información sobre si nuestros recursos se están aprovechando adecuadamente.

La clave para este 2015 es ser diferente. Este año va a haber muchas empresas que se suban al carro del marketing de contenidos, así que debemos sacarles ventaja. No caigamos en el error de elaborar un plan de marketing pensando en lo que hacen nuestros competidores. Recordad que los contenidos son para los usuarios, no para las marcas. Si tenemos esto claro, el éxito estará un poco más cerca.

Foto: designerspics

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]