Cómo expresar emoción a través del ‘copywriting’

Léeme con atención. Quiero que me leas, pero léeme bien por favor. Puede que te estés preguntando: ¿por qué tengo que leerte? y es que […]

Léeme con atención. Quiero que me leas, pero léeme bien por favor. Puede que te estés preguntando: ¿por qué tengo que leerte? y es que hoy tengo algo importante que decirte, que te va a ayudar a conectar con tus clientes.

 

¿Te gustaría dejar huella de tu empresa?

Lo puedes hacer y además lo puedes conseguir gratis. Solo necesitas ser tú mismo y dar sentido a tu mensaje transmitiendo tu esencia y la herramienta perfecta para conseguirlo es la comunicación.

  • La comunicación es esencial para expresar lo que sientes y ganar audiencia.
  • La comunicación es compartir y relacionarse.
  • La comunicación es vínculo.
  • La comunicación es vital.

Comunicamos continuamente, y por eso no vale comunicar de cualquier manera. Cuando lees, esperas algo a cambio: seguridad, fuerza, conocimiento, bienestar, alegría, entretenimiento, etc. Por lo tanto, hacer comunicación es una forma de hacer marca.

Puede que estés pensando: ¿qué tiene que ver esto con el contenido de mi web? Mucho. Todo. Tienes un diseño web cuidado, con fotos profesionales de tus productos, pero las visitas y el tiempo de permanencia brillan por su ausencia. Si este es tu caso, es posible que se deba a que el contenido no capte la atención y no estés conectando con las emociones de tus clientes.

Si la descripción de la ficha de producto o servicio está vacía o meramente enumera las características de éste, ¿cómo crees que se siente tu cliente cuando está frente a tu producto? Vacío. Exacto.

Una redacción específica detallando los beneficios que aporta tu producto o servicio apelando a las emociones, es una oportunidad de venta.

Cómo expresar emoción a través del copywriting

 

1. Define tu público objetivo

Cuanto más sepas de tu cliente, más fácil será llegar a él. Ve un paso más allá de saber su edad y género y profundiza respondiendo a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué compra?
  • ¿Quién compra?
  • ¿Por qué lo compra?
  • ¿Cómo lo compra?
  • ¿Cuándo lo compra?
  • ¿Dónde lo compra?
  • ¿Cuánto compra?
  • ¿Cómo lo utiliza?

 

2. Identifica las sensaciones que aporta tu producto o servicio

Como dice Eduard Punset, “sin emoción no hay proyecto”, en este caso “sin emoción no hay venta”. Averigua cuáles son las sensaciones que produce tu producto, apunta todas para posteriormente saber qué y cómo quieres transmitir tu mensaje.

Ejemplo: Empresa dedicada a la venta de ropa de deporte.

Sensaciones: Libertad, bienestar, salud, energía, fuerza.

Fíjate en estos dos ejemplos.

1

2

 

 

Mientras que en el primer ejemplo solo indica para qué estilo de deporte está diseñado, en el segundo ejemplo se observa mayor detalle al hacer referencia a sensaciones como: ligero, libertad, comodidad, movimiento. Por otro lado, el ejemplo 2 sugiere cómo utilizar la prenda, sus ventajas y otros detalles del producto. ¿Con cuál de las dos descripciones te quedas?

 

3. Emplea un lenguaje emocional

Escribe con el corazón, para conseguir que tu público se sienta identificado. El objetivo es producir una imagen en la mente de tus lectores, ayudando a conectar la idea de otra manera diferente que si solo le presentas unos hechos. Una misma acción enfocada de otro modo puede tener mayor impacto.

Observa estos dos ejemplos que corresponde a la misma acción, pero en el ejemplo 2 se utiliza un lenguaje emocional.

3

4

 

 

En este último ejemplo, permite visualizar la satisfacción de la empresa, la felicidad y fuerza de estas 40 personas que a diario trabajan junto con a sus familias por la integración en el mundo laboral, consiguiendo una mejora en la calidad de sus vidas.

Las emociones son contagiosas. Si tus emociones son positivas, estas comunicando un mensaje positivo.

 

4. Sé personal, específico y valioso

La clave es elegir las palabras adecuadas para expresar de forma concisa tu mensaje. Céntrate en solucionar los problemas o necesidades de tu consumidor. Recuerda incorporar un lenguaje emocional para que el consumidor se sienta identificado.

 

5

 

5. Crea un héroe para tu producto

Estudia a tu cliente y orienta tus esfuerzos a comprenderle. Redacta descripciones pensando en él como personaje central de tu producto, solo así lograrás conectar y captar su atención. Las descripciones estándar y masivas dejan al consumidor indiferente y no te ayudan a vender. Cruza la barrera de lo “corporativo” y sé cercano. Utiliza el storytelling para que las personas recuerden mejor lo que quieres transmitir.

Las personas prefieren las historias a los datos. Averigua qué le preocupa a tu héroe, y orienta tus contenidos a satisfacer sus preocupaciones. Como en el ejemplo del punto 2, donde la prenda de ropa cubre la necesidad de sentirse cómodo, ligero y seco mientras disfrutas haciendo deporte.

El storytelling es el arte de contar historias, y junto con el copywriting son dos estupendas herramientas para conectar con tus clientes.

 

Ya conoces cinco claves para expresar emoción a través del copywriting que te van a ayudar a crear descripciones y contenidos para tu web, con el fin de conseguir conectar con tu audiencia.

Foto: Pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]