Cómo hacer la mejor ficha de producto para vender ‘online’

En el anterior post hablé de la importancia de la estructura de las categorías de nuestro catálogo de productos para la correcta navegación. Decía que las […]

En el anterior post hablé de la importancia de la estructura de las categorías de nuestro catálogo de productos para la correcta navegación. Decía que las categorías deben ser lo suficientemente amplias, contener las palabras clave (keywords) más relevantes, tanto para la fácil interpretación del usuario como para favorecer el acceso e indexación de los motores de búsqueda. Pero el momento de la verdad llega con la ficha del producto, en las descripciones, características técnicas, diseño, imágenes, vídeos, etc.

 

La redacción y descripción debe ser clara

Es necesario concretar exactamente cuáles son las características del producto pero, a la vez, la ficha debe contener la información redactada de forma “humana” para conectar con el cliente objetivo. La descripción del producto debe utilizar el vocabulario específico del cliente, de manera que se convierta en un “diálogo” en el que se eliminan dudas y se ofrece la información necesaria. Generar descripciones de producto propias en el lenguaje que el cliente utiliza favorece también la genuinidad del contenido, y lo convierte en único y diferente respecto a otros comercios electrónicos.

 

Incluir los beneficios que aporta el producto

Las descripciones de producto y sus características técnicas son una parte que no puede faltar, pero esta información se encuentra de forma generalizada en multitud de sitios web que ofrecen el mismo producto, así pues, en la redacción de las descripciones puede ser interesante incluir los beneficios que el producto aporta y algunos factores emocionales para atraer al cliente de una forma más humana y así vender el producto a través de la experiencia que éste ofrece y que puede llevar a la compra no por necesidad, sino por el deseo que la experiencia genera.

 

Generar contenido relevante

Es fundamental que la descripción del producto genere un contenido altamente relevante en dos sentidos: por un lado, para los buscadores y, por otro, para los usuarios. En el caso de los buscadores, el contenido será importante si tenemos en cuenta que están diseñados para verificar que el título tiene cierta relación con la descripción del producto, favoreciendo así el posicionamiento orgánico y evitando las penalizaciones.

 

Subir imágenes de alta calidad

El diseño de página y las imágenes son un factor decisivo, si se desea transmitir a la vez una descripción transparente del producto y evocar algún tipo de sensación al usuario, incluso a través de la distancia que impone el propio eCommerce. Para ello, se debe tener en cuenta que las imágenes sean de alta calidad, sin que su peso sea excesivo y perjudique la carga de la página. Incluir varias imágenes desde distintos ángulos, fotos específicas para los detalles más destacados, posibilidad del uso de zoom para facilitar la visión del artículo, etc.

 

Insertar vídeos explicativos sobre el funcionamiento de los productos

Aunque las imágenes pueden ser suficientes en algunos productos, es posible valorar la introducción de vídeos en los que el usuario pueda observar el funcionamiento, sobre todo en aquéllos en los que la visualización influya a la hora de decidir, como es el caso de maquinaria o productos que requieran un montaje por parte del usuario. Los vídeos pueden ser incrustados directamente en la ficha de producto o bien a través de un canal propio al que el usuario pueda acceder.

 

Opiniones de otros usuarios

Las opiniones de otros usuarios crean una sensación de confianza a los potenciales clientes. Existen empresas especializadas que gestionan este tipo de comentarios, pero también podemos incluir estos comentarios en la ficha de producto, de manera que formen parte del propio catálogo.

Con este sistema, los productos son valorados por los compradores y, a la vez, su opinión se expone abiertamente para que los nuevos usuarios puedan consultarlas. Las opiniones pueden ser previamente aprobadas o no por un moderador, pero en cualquier caso, no es conveniente eliminar comentarios negativos de forma habitual, puesto que se pierde credibilidad.

 

Información sobre el número de artículos disponibles

En la propia ficha de producto pueden figurar otros aspectos que faciliten la decisión de compra, tales como el indicador de escasez que usa el factor urgencia como arma. El cliente conoce el número de artículos disponible en tiempo real, de manera que puede realizar mayor número de transacciones por el simple hecho de tener “miedo” a quedarse sin el producto.

 

Botón compartir en redes sociales

Muchos comercios electrónicos ofrecen la posibilidad de compartir directamente desde la ficha del producto en algunas redes sociales, otras webs van más allá e incluyen las menciones recibidas, para que los usuarios puedan verlas en tiempo real.

 

Aceptación de devoluciones

Es importante que la aceptación de devoluciones figure en la ficha de producto, así como las indicaciones necesarias para realizar este trámite. Ello fomenta la confianza del usuario y ayuda a vender, por lo que es recomendable que esté visible en todo el catálogo, para que el cliente pierda el miedo a realizar una compra que finalmente no sea de su gusto.

 

Información sobre el tiempo estimado de entrega

Indicar el tiempo estimado de entrega puede ser un factor decisivo para convertir usuarios en clientes. Si figura en la ficha de producto, el cliente tendrá un conocimiento certero de la fecha de recepción. En caso de disponer de entregas en 24 horas, debe ser anunciado en la web, puesto que supone un valor añadido al producto.

 

Productos relacionados o sugeridos

Proporcionar categorías de productos relacionados o sugeridos puede evitar abandonos prematuros del usuario. Si éste llega a la ficha del producto, pero no es exactamente lo que estaba buscando, puede ser redirigido a otras opciones relacionadas o similares.

 

Recomendaciones

Algunos catálogos disponen de guías de compra en las que se recomiendan ciertas gamas de producto en función de las necesidades del cliente, categorizando entre los usos que éste le va a dar, el tipo de fabricación, los componentes del producto, los colores, tallas, precio, etc.

 

Posibilidad de recogida en tienda

En el caso de disponer de puntos físicos de entrega, puede indicarse en la ficha de producto la posibilidad de recogida en tienda, de forma que el cliente ahorra el importe cargado en concepto de transporte. Eso sí, hay que indicar dónde se encuentran exactamente esos puntos de recogida.

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]