Cómo llegar al consumidor gracias a la tecnología móvil

En el post anterior comentábamos la necesidad de estar presente en el mercado móvil, un contexto cada vez más importante dentro de los numerosos cambios tecnológicos […]

En el post anterior comentábamos la necesidad de estar presente en el mercado móvil, un contexto cada vez más importante dentro de los numerosos cambios tecnológicos que trae este 2014. Estos dispositivos inteligentes concentran el 20% del tráfico total de Internet, según Forrester; un dato que obliga a readaptar la estrategia digital de las empresas para asegurar su supervivencia en el mundo online.

Si tenemos o pensamos abrir un comercio electrónico, el mercado móvil se vuelve aún más importante. España es el país europeo con mayor penetración de smartphones y tablets, por lo que la intervención de estos dispositivos es vital para que un proceso de compra se efectúe.

Tener presencia en este canal posibilita una comunicación directa con el usuario, fortaleciendo la relación con la marca. Nuestro negocio gana visibilidad en el entorno móvil, a la vez que se mejora el rendimiento de las acciones de marketing. Todo gracias a un aparato capaz de conectar el mundo online y el offline.

El acceso a los contenidos digitales ya no se realiza desde un lugar fijo. El usuario consulta lo que le interesa en cualquier momento y lugar. De ahí el valor potencial de los dispositivos móviles a la hora de adquirir un producto, ya que mantiene al consumidor conectado las 24 horas del día.

¿Qué es lo que demanda este nuevo consumidor móvil? Información directa, mayor interacción con el entorno y disponibilidad inmediata de contenidos. Una buena estrategia digital debe anticiparse a las necesidades del usuario, dándole las herramientas necesarias para facilitar el proceso de compra.

¿Cómo debe ser la estrategia móvil de nuestro comercio electrónico?

Nuevos usuarios, nuevas estrategias. El auge de los dispositivos móviles hace necesario que pensemos una forma diferente de llegar al consumidor. La elaboración de un plan de marketing específico para el canal móvil exige que analicemos detenidamente las necesidades del servicio, el público al que nos dirigimos y la forma más apropiada para vender nuestros productos. De esta forma hallaremos la solución más adecuada para nuestro ecommerce.

1. Aplicaciones

Casi las tres cuartas partes del tiempo de uso de un smartphone lo concentran las aplicaciones. Si nuestra marca dispone de una app en el mercado y el usuario la instala en su teléfono o tableta, abriremos una línea directa con un posible cliente. Ahora bien, ¿tiene sentido invertir en el desarrollo de aplicaciones móviles para nuestro negocio? La respuesta, más allá del coste que supone, tiene que ver con el contenido. Al fin y al cabo, estamos ofreciendo un producto que representa a nuestra marca y que debe estar a la altura de las expectativas. Y no solo eso; sacar partido a esa aplicación móvil supone promocionarla para su descarga, adaptar el contenido a la audiencia y contar con herramientas de medición adecuadas.

2. Publicidad móvil

La publicidad conocida como In-App Advertisement no para de crecer año tras año. Este tipo de anuncios insertados en las propias aplicaciones reciben cada vez más inversiones por parte de los anunciantes. Es una buena forma de captar tráfico hacia nuestra tienda, siempre que se comparta un contenido de calidad. Lo malo de este tipo de sistema es que tiende a ser percibido como intrusivo por parte del consumidor y, de la misma forma que ocurre cuando nos encontramos con publicidad en webs, es ignorado rápidamente.

3. Geolocalización

Un gran porcentaje de las búsquedas realizadas por los usuarios tiene que ver con información local. La integración del GPS en los dispositivos móviles permite conocer la ubicación de nuestros posibles clientes en cualquier momento, lo que abre un abanico de posibilidades enorme en cuanto a acciones de marketing. Nuestra marca ha de preocuparse por aparecer en los primeros lugares, por lo que la geolocalización es un aliado natural del SEO, tanto en el caso de las aplicaciones web como para páginas adaptadas al formato móvil.

Establecer una estrategia m-commerce sigue siendo algo muy complicado. Los dispositivos móviles evolucionan día a día ofreciendo mayores prestaciones a los usuarios. Tener una tienda online adaptada a smartphones ya no es suficiente para ser competitivo en este sector. Es preciso aprovechar las posibilidades que el mercado móvil nos brinda, para que nuestro comercio crezca. El uso de aplicaciones, publicidad móvil y servicios de geolocalización es una buena forma de fomentar el compromiso y la confianza del usuario, requisito indispensable para lograr que el móvil se convierta en un auténtico canal de ventas.

Foto: Bondesgaarde, distribuida con licencia CC BY-ND 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]