Cómo redactar un texto web que seduzca a tu audiencia

Según datos recogidos por la compañía Informa, en el primer trimestre de 2015 constan 3.231.383 de empresas activas en España. De éstas, 1.938.631 tienen un […]

Según datos recogidos por la compañía Informa, en el primer trimestre de 2015 constan 3.231.383 de empresas activas en España. De éstas, 1.938.631 tienen un sitio web, solo 183.941 tienen un blog y solo 12.315 escriben por lo menos una vez al mes.

Quiero compartir contigo dos conclusiones después de ver estas cifras. Por un lado, la falta de concienciación de las empresas españolas respecto a la importancia que tiene Internet en los negocios y, por otro lado, la cantidad de oportunidades de venta que estás perdiendo si tu empresa todavía no se ha sumado a esta gran revolución de la comunicación.

La evolución tecnológica y el comportamiento del consumidor siempre van dos pasos por delante, por eso es tan importante estar actualizado e ir implementando estos cambios para evitar perder oportunidades de mercado.

El 89% de los consumidores utiliza Internet como canal de búsqueda de información en su proceso de compra, solo por eso, tener presencia en Internet es básico.

Crear una web profesional con contenido pensado para el cliente, correctamente estructurado y orientado a captar su atención, requiere algunas reglas y técnicas que quiero descubrirte.

Utilizar técnicas de copywriting te va a ayudar a atraer y seducir a tu audiencia, con el objetivo de convertirla en una venta cuando esté preparada para ello.

 

Un texto que atrae a la audiencia

Para seducir a la audiencia, un texto web debe:

  1. Ser directo, específico y llamar a la acción.
  2. Utilizar un estilo y tono coloquial sin tecnicismos, de “tú a tú”.
  3. Estructurar el contenido con las ideas más importantes al inicio, con frases cortas, evitando oraciones compuestas con muchas oraciones subordinadas.
  4. Emplear una tipografía legible, con un tamaño grande y que contraste con el fondo del diseño, preferiblemente un fondo liso.
  5. Utilizar un lenguaje emocional. Las emociones conectan.
  6. Incluir testimonios de clientes satisfechos, para aumentar la credibilidad de la empresa.
  7. Centrarse en los beneficios que aporta el producto o servicio que ofrece.
  8. Contener títulos y subtítulos como técnica para guiar al lector a través del sitio web.
  9. Responder a las necesidades de los usuarios.
  10. Adaptar el contenido para SEO, con frases que contengan palabras clave para facilitar al consumidor llegar a tu sitio web.

Según Jacob Nielsen, los usuarios no leen el contenido web a menos que el texto sea claro, con frases simples, y la información de fácil comprensión. El tono de voz y un gran contenido son cruciales para la comunicación en Internet.

Al igual que en otras áreas de la experiencia del usuario, el contenido tiene que resistir al análisis de “valor-beneficio” por parte del usuario:

  • Valor: ¿Cuánto tiempo voy a tener que invertir en este sitio web?
  • Beneficio: ¿Qué voy a ganar tras leer esta información?

El punto clave es captar a la audiencia rápidamente, y conseguir que se interese antes de que abandone el sitio web. Los titulares son especialmente importantes para la comunicación rápida, y las primeras frases son aún más importantes para que el usuario continúe con su lectura.

Para comenzar a redactar contenido web, hay técnicas que te pueden ayudar a saber dónde recopilar la información que necesitas, qué debes analizar, qué procesos intervienen en la estructura y consejos para generar el texto que necesitas.

Conocer a tu cliente es como una conquista. Saber qué compra, por qué, cómo, cuándo, dónde y cómo lo utiliza son clave para ir directo a su corazón.

 

Conclusiones

El texto web, al igual que el diseño, deben complementarse y trabajar con la misma importancia. Por muy bonito que sea el diseño, si el contenido no conecta con tu público, no vas a conseguir tu objetivo. Lo mismo pasa si lo llevamos al mundo offline, si tienes una preciosa tienda, pero la atención al cliente y el producto no son buenos, el cliente se sentirá desencantado, incluso frustrado, puesto que había entrado a tu local porque aparentemente iba a encontrar lo que andaba buscando.

Cambia el chip y ponte en la piel de tu cliente a la hora de redactar texto para tu web. Dedica los primeros párrafos a comunicar que el contenido es realmente interesante y útil para él.

Sustituye las características de tu producto o servicio y apuesta por enumerar los beneficios que tiene si lo compra. ¿Con tu servicio se va ahorrar tiempo y podrá disfrutar más con la familia? Díselo. Utiliza titulares directos, específicos y que llamen a la acción.

La transparencia, credibilidad y confianza se ganan, utiliza los testimonios de tus clientes, no hay mejor publicidad que un cliente satisfecho. Ellos son los mejores embajadores de tu marca. Haz visible los logos de tus clientes en la página inicial de tu web y si te han mencionado en algún medio de prensa o radio, publícalo también.

Fuente: Estudio Jacob Nielsen

Foto: vwynx

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]