Cómo te pueden ayudar los comparadores de precios

En el anterior post os hablaba de los programas de afiliación y hoy comentaremos cómo nos pueden ayudar en nuestro proyecto de comercio electrónico los […]

En el anterior post os hablaba de los programas de afiliación y hoy comentaremos cómo nos pueden ayudar en nuestro proyecto de comercio electrónico los comparadores de precios o las también llamadas webs comparativas, para generar más tráfico y más pedidos.

 

Los comparadores de precios atraen tráfico cualificado

La webs comparativas no son simples directorios de tiendas, sino que son auténticos portales donde se muestran los productos de diversos comercios electrónicos de manera categorizada, con datos y precios, para que el usuario pueda encontrar la mejor oferta posible en función de sus necesidades.

Los comparadores pueden ser de servicios, como por ejemplo los de seguros, hipotecas, viajes o productos. También podemos diferenciar entre comparadores gratuitos y de pago, estos últimos añaden funcionalidades que los primeros no tienen y son capaces de enviar tráfico mucho más segmentado.

Los comparadores de precios funcionan como catálogos virtuales de productos ordenados por categorías, por familias, por marcas y por precios. Reúnen multitud de comercios electrónicos que muestran sus productos o catálogos y reciben tráfico a través de la plataforma del comparador. Estas webs pueden mejorar sensiblemente la presencia del comercio electrónico en la red, ya que muchas veces aparecen en los resultados de búsqueda por delante del propio ecommerce.

 

El coste de campañas en webs comparativas

 

CPC (Coste Por Clic)

En este caso la tarifa se aplica por cada clic recibido sobre el producto anunciado en el comparador. Cuando se aplica esta tarifa debemos tener en cuenta qué tipo de productos se están incluyendo en el comparador y la conversión que tienen, ya que es posible recibir gran cantidad de tráfico en forma de clics que finalmente no se convierten en venta, suponiendo esto un coste en publicidad totalmente improductivo e innecesario. Si no se produce un clic sobre el producto, no pagamos por él, independientemente de las veces que se haya impreso en la pantalla de los usuarios.

 

CPA (Coste Por Acción)

La tarifa CPA supone solo pagar un precio por clic que se convierta finalmente en una transacción económica en el comercio electrónico, en consecuencia, pagaremos sólo si finalmente existe una conversión, ya sea venta, descarga, etc. El coste del clic en este caso será bastante superior al de las tarifas basadas en CPC.

 

Tarifas planas y cuotas fijas

No es un sistema muy habitual, pero existe algún comparador de precios que utiliza este sistema de pago con cuotas mensuales que no dependen directamente del número de clics recibidos.

 

Integración de nuestro catálogo con las webs comparativas

Existen varias opciones para integrar los catálogos de productos con las webs comparativas. Cada proveedor de este servicio puede ofrecer distintos modelos, en función de las herramientas que tengan disponibles.

La más común es la carga de los catálogos de forma automática, con archivos suministrados por el comercio electrónico en formatos CSV, TXT o XML y siguiendo las indicaciones sobre los campos que hay que rellenar, que normalmente son SKU, nombre del producto, url de la imagen, url del producto, descripción del producto, categoría, precio y portes.

Estos archivos se pueden enviar periódicamente o bien se pueden alojar en un FTP para que sean rastreados por el comparador de precios y se efectúen las nuevas altas, bajas o modificaciones de forma periódica y automática. Este sistema permite optimizar el catálogo de productos publicando únicamente los productos y ofertas que sean más rentables.

Otra forma es la entrada manual de los productos a través de la propia plataforma de manera que el mantenimiento y actualización se debe hacer mecánicamente. Solo es interesante en el caso de que nuestro catálogo tenga pocos artículos.

Y, por último, algunas plataformas como Magento, Joomla, ZenCart, Oscommerce disponen de un software para ceder de forma automatizada los datos necesarios sobre el catálogo a los comparadores, de manera que se automatiza sensiblemente este trabajo. La desventaja de este sistema es que se dificulta la posibilidad de realizar un filtrado de los productos para los comparadores. Con la integración mediante script, el retorno sobre la inversión (ROI) disminuye, al no poder elegir las referencias que se van a publicar.

Muchos comparadores de precios disponen de herramientas eficaces para gestionar los productos y optimizar el catálogo, de manera que se puede obtener un mejor ROI y reducir el coste de la entrada de tráfico.

En el caso de integrar catálogos en varios comparadores diferentes, existen empresas que disponen de software específico para ello y que permiten publicar de manera independiente en diversos comparadores, de modo que se publican en cada uno de ellos los productos elegidos. Posteriormente se generan todo tipo de estadísticas para medir y optimizar los productos publicados, con un servicio de asistencia y acompañamiento para conseguir el máximo rendimiento de los anuncios.

Espero que este post os haya ayudado a conocer la posibilidad de integrar productos en los comparadores de precios. En el próximo post hablaremos sobre los marketplaces y otras acciones para mejorar un comercio electrónico.

 

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]