Cómo usar los códigos QR en tu negocio

En los últimos tiempos se ha ido popularizando el uso de códigos QR en diversos sectores de la actividad económica. Además, la generalización de los […]

En los últimos tiempos se ha ido popularizando el uso de códigos QR en diversos sectores de la actividad económica. Además, la generalización de los dispositivos móviles ha permitido que, mediante el uso de la cámara web y de una aplicación de lectura, cualquier persona pueda usarlos.

La llegada de los códigos QR produce un cambio cuantitativo y cualitativo en la relación de los negocios con Internet: por una parte, origina un trasvase del mundo real al mundo de Internet, donde estos códigos ejercen de lenguaje y de herramienta de comunicación y, por otra parte, permite obtener mucha más información.

¿Qué son los códigos QR?

También conocidos como códigos de respuesta rápida (quick response code), son códigos de barras bidimensionales capaces de almacenar miles de dígitos mediante una matriz de puntos, permitiendo añadir información virtual. Se puede leer en cualquier dirección con un lector de imagen o cámara, como las que tienen los móviles de tercera generación.

¿Para qué sirven los códigos QR?

Pueden contener miles de dígitos (numéricos, alfanuméricos, binarios…) que almacenan información y pueden presentarse en distintos formatos: imágenes, vídeos…

Los códigos QR pueden enriquecer el entorno gracias a la información que contienen y ofrecen innumerables posibilidades, desde codificar información sobre webs o sobre productos y servicios, hasta promociones, publicidad, entradas, billetes de viaje, etc.

¿Cómo se crean los códigos QR?

Para la creación de los códigos QR son necesarios programas específicos que los generan de manera automática, y que son gratuitos, únicamente es necesario disponer de conexión a Internet y de la información que se desea incrustar. Basta con poner en Google “generador qr codes” para disponer de alguno de ellos, por ejemplo, QR-Code.

¿Cómo se usan los códigos QR?

La lectura de los códigos QR se realiza mediante un lector de imagen. En la actualidad, el uso para la extracción de la información cifrada es realmente sencillo, puesto que la mayoría de dispositivos móviles disponen de este tipo de aplicación o software, y si no, son de fácil descarga.

Así pues, para proceder a la lectura y decodificación del código, es necesario acercar el visor de la cámara escáner al código y encuadrarlo. Esta detecta y captura el código y procede a la decodificación automáticamente, facilitando la información que contiene y descargándola directamente en el teléfono.

¿Qué usos se pueden dar a un código QR?

Las aplicaciones que los negocios pueden obtener de los códigos QR son múltiples. Las características más relevantes de estos códigos con respecto a los negocios son:

  • Informar: su alta capacidad de almacenamiento en cuanto a contenido. Proporcionan al consumidor/usuario información en el momento y lugar preciso. Además, permiten que dicho contenido se pueda presentar en diversos idiomas y/o formatos (texto, audio, video o imagen) sin ocupar excesivo espacio.
  • Interpretar: colocados los códigos QR en paneles interpretativos, en edificios, mapas, folletos… ofrecen al cliente un valor añadido con información del  producto o servicio. Esta en ciertas ocasiones suele ser extensa, ocasionando una sobreinformación en un único punto. Con el código QR, este exceso de información se disipa, pero sigue estando al alcance del cliente.
  • Interactuar: en dos vías, la primera entre usuario y otras comunidades de usuarios, y la segunda entre el usuario y el agente/actor. La primera hace mayor hincapié en la difusión de la información. La segunda permite conocer las necesidades y opiniones de los consumidores en tiempo real. El agente o actor implicado recibe un feedback inmediato del usuario.

¿Qué debemos tener en cuenta al crear un código QR?

  • Poner qué información se va a dar en el mismo para incentivar su uso.
  • A la hora de enlazar una página web, es interesante reducir el enlace (URL) con un acortador para que el código QR tenga menos puntos y se facilite su lectura.
  • Hay que utilizar un tamaño adecuado para que se pueda leer bien.
  • Hay que situarlo a la altura de los ojos o en un sitio de fácil acceso para usar el móvil.
  • Hay que medir el uso del código QR, es muy importante y por eso se explica en el siguiente punto.

¿Cómo podemos medir un código QR?

Es posible saber cuántos usuarios se conectan y el momento en el que lo hacen, con lo que se facilita de esta forma el análisis de las campañas de comunicación y promoción que se lleven a cabo. Por ejemplo, si deseamos medir una campaña de marketing:

  1. En primer lugar, hemos de tener activada la cuenta de Google Analytics en nuestra página web. Después podemos utilizar la herramienta de Google  “Creador de URL” para crear una dirección web para una campaña personalizada para el seguimiento del sitio.
  2. En segundo lugar, utilizaremos esta dirección para generar un código QR, que es el que pondremos en el espacio deseado (folleto, póster, flyer, cartel, etc.) para que los clientes lo usen y accedan a nuestra web.
  3. En tercer lugar, repartiremos estos materiales donde queramos realizar una campaña determinada y podremos medir mediante Analytics qué elementos se están utilizando. En el apartado “Adquisición/Campañas” de esta herramienta podemos medir los usuarios que han usado esa dirección web.

¿Utilizas códigos QR en tu negocio? ¿Puedes ver la importancia de los mismos? Y, sobre todo, ¿tienes claro que es necesario medir su uso? Cuéntanos tu experiencia.

Nota: puedes encontrar más información y ejemplos en la presentación “El código QR como nuevo código de barras de recursos turísticos”

 

Imagen @hudson, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]