Contenido sin SEO, un rey sin trono

  Rentabilizar nuestra presencia online como empresa parece ser el cuento de nunca acabar. Por mucho que nos esforcemos, las reglas del juego cambian constantemente, […]

 

Rentabilizar nuestra presencia online como empresa parece ser el cuento de nunca acabar. Por mucho que nos esforcemos, las reglas del juego cambian constantemente, como si de una moda se tratase. Siempre aparece un nuevo cambio en el algoritmo de Google o surge una revolucionaria táctica de marketing, más efectiva que cualquiera anterior para captar clientes. Hoy vamos a dejar a un lado las famosas tendencias y a hablar de lo que realmente está funcionando para muchas pymes a la hora de conseguir conversiones y fidelizar a los usuarios.

La mayoría de pymes con presencia online solo necesitan varias cosas: ser fácilmente encontradas en Google, vender más a través de Internet y lograr que el cliente repita con ellos. El marketing de contenidos y el SEO se convierten, en este sentido, en dos herramientas básicas para sacar partido al mundo 2.0.

La realidad es que los usuarios siguen recurriendo a los motores de búsqueda para obtener información de calidad, pero quieren contenido. Necesitan algo que les aporte confianza. El SEO, que antes estaba más centrado en mejorar la estructura del site, ha encontrado un nuevo campo de acción.

El marketing de contenidos y el posicionamiento en buscadores están creciendo a la par. La comunicación entre empresa y usuarios se ha simplificado gracias a estas efectivas herramientas.

Las pymes comienzan a darse cuenta de que posicionar mejor el contenido es rentable, más incluso que trabajar hasta la saciedad el SEO de una web.

 

Contenido y SEO, una opción muy rentable

Insistimos. El posicionamiento es una herramienta clave para mejorar los resultados del marketing de contenidos. Si queremos rentabilizar al máximo nuestra presencia online, lo mejor es hacerlo a través de pequeñas campañas.

Tanto si contratamos a una empresa externa para que nos lleve la comunicación, como si lo hacemos nosotros mismos, tenemos que exigir siempre contenidos de calidad bien posicionados.

 

Optimizar cada campaña

Elige un producto o servicio que quieras promocionar y crea contenido útil en torno a él. Piensa unas pocas palabras clave para cada campaña, que atraigan la atención del usuario y de los buscadores. Ello te asegurará una tasa de conversión mayor.

Asegúrate de que el contenido sea fácil de compartir para que llegue a un público amplio. El componente social es importante, sobre todo en el mercado móvil.

 

El spam no posiciona

La publicación nunca debe ser sistemática. Debemos adaptar nuestro producto al usuario. Es necesario estar atento a las tendencias de búsqueda para poder actuar en consecuencia. Cualquier internauta distingue bien entre spam y contenido útil… y Google también. Un contenido excesivamente comercial no vende, sino que desalienta. El objetivo es crear engagement.

 

Impacto en los buscadores

Sin contenido no hay SEO, pero a la inversa tampoco. Está demostrado que los sites que cuentan con un blog actualizado tienen una media de páginas indexadas más alta. Esto quiere decir más leads, más oportunidades de negocio, más impacto en la long tail de los buscadores, que no es más que un reflejo de los intereses de los usuarios.

Hoy en día, las campañas de SEO no tienen sentido sin contenido de por medio. Los usuarios buscan respuestas a sus problemas, no con palabras clave, sino en su propio lenguaje. El marketing de contenidos es una respuesta a esta necesidad. Pero hemos de tener en cuenta que estamos ante un consumidor más exigente, que no busca cualquier tipo de información.

El contenido puede que sea el rey, pero sin posicionamiento no sirve de nada. Debemos preocuparnos de crear pequeñas campañas de marketing, perfectamente segmentadas, para que el rendimiento sea mayor.

Foto: Xanthi Syrakou

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]