El comercio electrónico o cómo salir de nuestra zona de confort

Si metemos una rana en una cazuela de agua hirviendo, inmediatamente intenta salir. Pero si introducimos la rana en agua a temperatura ambiente, se queda […]

Si metemos una rana en una cazuela de agua hirviendo, inmediatamente intenta salir. Pero si introducimos la rana en agua a temperatura ambiente, se queda tranquila. Cuando la temperatura del agua se eleva de 21 a 26 grados centígrados, la rana no hace nada e incluso parece estar a gusto. Pero si la temperatura del agua sigue subiendo, nuestra rana estará cada vez más aturdida y no estará en condiciones de salir de la cazuela, aunque realmente no hay nada que se lo impida. Finalmente, la rana se queda allí y acaba cocida.

¿Por qué? Porque su aparato interno para detectar amenazas a la supervivencia está preparado para cambios repentinos en el medio ambiente, no para cambios lentos y graduales.

Nuestra empresa no eludirá el destino de la pobre rana a menos que aprendamos a ver esos procesos graduales que frecuentemente nos presentan las mayores amenazas.

Debemos ser conscientes de que los hábitos de consumo están cambiando gradualmente, por lo que nuestra empresa debe estar atenta para salir de su zona de confort y adaptarse a las nuevas circunstancias. Quizá uno de los cambios más llamativos sea la expansión del comercio electrónico en España.

Según los datos de la organización Ecommerce Europe, durante el año 2013 se facturaron en España alrededor de 13.000 millones de euros en comercio electrónico, un 6,7% más que el año anterior.

Esto significa que más de 13 millones de personas compran en Internet en España. El perfil de usuario que realiza habitualmente este tipo de compras es el de una persona que tiene entre 25 y 49 años, con estudios secundarios o universitarios, de clase media o media alta y que reside principalmente en núcleos urbanos.

Con estos datos, sería lógico pensar que los pequeños y medianos negocios deben apostar por sumarse al creciente mercado del comercio electrónico, sobre todo si los productos y servicios que ofrecen van dirigidos al perfil de usuario que compra habitualmente en Internet. Pero la realidad nos dice que no es así. En 2013 sólo un 16,5% de las pymes y las grandes empresas contaba con plataformas de venta online.

Las ventajas que puede obtener un pequeño negocio si se suma al comercio electrónico son fáciles de ver y entender:

  • Internet no tiene fronteras, por lo que los negocios que entran en la Red aumentan exponencialmente su visibilidad y el público que pueden alcanzar, llegando a numerosos clientes potenciales nuevos.
  • Internet tampoco tiene horarios, por lo que no hay hora de cierre del eCommerce.
  • Disfrutar de estas ventajas no supone llevar a cabo una gran inversión, ya que la infraestructura y el personal necesario para atender el negocio digital es mucho menor que el requerido por un espacio físico.
  • Por último, el comercio electrónico también mejora la imagen del negocio, dándole un aire de modernidad.

¿Cómo puede entrar una pyme en el comercio digital?

Es muy sencillo, en cualquier buscador de Internet se pueden encontrar numerosas alternativas para crear una tienda online de manera fácil y rápida, sin necesidad de tener conocimientos informáticos. Además, las cámaras de comercio prestan ayuda y asesoramiento a los pequeños negocios que estén interesados en entrar en el mundo del eCommerce.

Otra alternativa es utilizar los agregadores de productos. Este tipo de páginas son una especie de centros comerciales online en los que se pueden encontrar numerosos productos con promociones y ofertas en muchas ocasiones. Su objetivo es convertir la compra online en una experiencia cómoda y económica.

Así que, para no acabar como la infortunada rana de la parábola, nuestra empresa debe salir de su zona de confort y explorar alternativas para desarrollar su negocio. Entrar en el mundo del comercio electrónico, si no estamos ya, es una manera fácil y rápida de aumentar la visibilidad de nuestra empresa y llegar a nuevos mercados.

Foto: jronaldlee

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]