El móvil, el gran olvidado dentro del comercio electrónico

Que el teléfono móvil es hoy en día un objeto de primera necesidad es más que evidente. La mayoría de nosotros llevamos siempre encima un […]

Que el teléfono móvil es hoy en día un objeto de primera necesidad es más que evidente. La mayoría de nosotros llevamos siempre encima un smartphone (en España, más del 70% del total de teléfonos son inteligentes) con capacidad de procesamiento unas mil veces superior al ordenador que dirigía la nave Apolo XI, en la que el hombre viajó por primera vez a la Luna.

Que el comercio electrónico abre las puertas a nuevos mercados, ahorra costes a nuestra empresa y que está en crecimiento continuo en España (ya son más de 13 millones de personas las que compran habitualmente por Internet), es conocido por todos.

Pero, ¿y la suma de ambos mundos? Parece que en España no acaban de mezclar bien. Según un estudio de Online Business School, el porcentaje de compras online realizadas vía smartphone o tablet supone el 14% del total de todas las compras online. No parece mucho, más si tenemos en cuenta que aproximadamente el 70% de los usuarios habituales de Internet en España utiliza dispositivos móviles para acceder.

Así que hay muchos usuarios que utilizan el móvil para buscar información, comparar, obtener referencias, pero aún recelan de su utilización para el cierre de una transacción económica. En el mismo informe se concluía que los principales obstáculos para concretar la compra desde el móvil se vinculan a la seguridad para usar la tarjeta de crédito (33%) y al tamaño de la pantalla (31%). Sin embargo, cada vez es más habitual el uso de medios de pago seguros como PayPal y proliferan los terminales con pantallas de cuatro pulgadas o más grandes. ¿No será entonces que el problema está en que muchas empresas aún no son conscientes del potencial que tiene el hecho de que los clientes puedan acceder a la información de su negocio e incluso operar con ellas fácilmente desde un terminal móvil?

He aquí algunos datos que ponen de manifiesto la importancia que puede tener la movilidad en el comercio electrónico (mCommerce) para un negocio:

 

El 78% de las búsquedas de información sobre algún negocio local hechas desde el móvil terminan en compra 

Dicho porcentaje (proporcionado por ComScore) desciende al 61% cuando la búsqueda se hace desde un ordenador. Lo que sucede es algo como esto: Imaginemos dos personas que están buscando información sobre una heladería cercana a la plaza principal de la ciudad. Una de estas personas realiza la búsqueda desde un PC y la otra desde el móvil. ¿Quién es el que tiene más probabilidades de comprar un helado en la heladería resultante de la búsqueda? Aquél que hace la búsqueda desde el móvil, que probablemente es el que tiene la necesidad de tomar un helado en ese momento.

El ejemplo intenta mostrar la importancia de tener una web que se vea bien en todo tipo de terminales y que aparezca en búsquedas relacionadas con la ubicación de nuestro negocio, aunque no necesariamente se vaya a hacer la compra desde el móvil. Tampoco está de más pensar en alguna ventaja para aquellos clientes que hayan accedido a nuestro negocio desde el móvil (no tener que esperar cola, un pequeño descuento, etc.)

 

2 de cada 3 clientes prefieren acceder desde el móvil a una página web antes que a una aplicación

Tener que bajar una aplicación al móvil para completar la compra o la gestión con nuestro negocio es visto por la mayoría de los usuarios como una barrera y un paso innecesario. Normalmente los usuarios móviles no aspiran a convertirse en clientes fieles y leales a una marca, sino que simplemente tienen una necesidad puntual que quieren satisfacer en ese momento.

Es decir, nuestros clientes son proclives a hacer compras desde su móvil, pero debemos ponérselo lo más fácil posible, haciendo que la navegación sea intuitiva y la compra sencilla, ahorrándoles pasos adicionales como descargar una aplicación.

 

El 75% de las personas que han comprado desde el móvil han usado un cupón

Ahora que casi todos tenemos smartphones con todo tipo de posibilidades, ¿quién prefiere llevar encima papelitos para cambiar por un descuento, pudiendo tenerlo todo en nuestro teléfono?

Nos gustan los descuentos, la sensación de estar haciendo una buena compra, de ahí el éxito de los cupones. Entonces, ¿por qué no enviarlos a los terminales móviles? Este sistema nos permite captar clientes de una manera muy segmentada, quizá ofreciendo cupones sólo a los clientes que realmente nos interesan, o por ejemplo a aquéllos que queremos que hagan un upselling de nuestros productos. Los cupones móviles parecen un mundo por explorar.

 

Así pues, si nuestra web está adaptada a los dispositivos móviles y ofrece una experiencia de compra óptima desde un smartphone, todavía contaremos con una gran ventaja frente a nuestros competidores, quienes, posiblemente, aún no han caído en la cuenta de la importancia del móvil en el comercio electrónico, pero seguro que lo harán en breve.

Foto: nathanborror

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]