¿Por qué tu estrategia de ‘social media’ no funciona?

Si todavía no comprendes por qué tu negocio no consigue buenos resultados con su estrategia de social media, estás en el lugar adecuado. Sí, porque voy […]

Si todavía no comprendes por qué tu negocio no consigue buenos resultados con su estrategia de social media, estás en el lugar adecuado. Sí, porque voy a mostrarte cuáles son seis de esos errores básicos que no deberías cometer en tus estrategias de comunicación social.

Antes de que empiece a decirte “esto está mal, aquello no me gusta o no lo estás haciendo bien”, vamos juntos a ver el primero y principal de esta lista. Es decir, vamos a aprender a diferenciar entre lo que realmente es social media y lo que son las redes sociales, porque no todo el mundo lo tiene claro y, por ello, cometen muchos errores:

 

1. Porque no diferencias entre social media y redes sociales

Como te decía, no todo el mundo sabe diferenciar bien entre ambos conceptos, en realidad la mayoría de las personas tiene la percepción de que son lo mismo, y no, no lo son. Aunque compartan conceptos, redes sociales y social media no son sinónimos. Vayamos por partes…

 

Qué es realmente social media

Social media es un grupo de medios de comunicación social que ayudan a interactuar a un conjunto de personas o usuarios, intercambiando información, recursos y conocimientos.

En realidad existen muchos medios de comunicación social que pueden entrar dentro de este concepto, entre ellos están:

  • Las redes sociales.
  • El blog.
  • Los periódicos digitales (en sus comentarios).
  • Los foros.
  • Los chats.
  • Las plataformas multimedia como Youtube.
  • Y muchos más.

Como puedes observar, ya no sólo se habla de redes sociales, sino de un conjunto de medios de comunicación que también las contienen, los cuales entran todos dentro del concepto social media.

 

¿Sigues confundiendo social media con redes sociales?

Las redes sociales son medios en los cuales las personas comparten intereses, gustos, aficiones y en general su vida, de ahí lo de social.

Se diferencian de otros medios por la capacidad de “viralización” que tienen y la respuesta inmediata que ofrecen cuando se comparte información.

Por otro lado, también se suele diferenciar de otros medios porque las fuentes de información son multidireccionales, es decir, la información se crea desde distintas direcciones, los diferentes usuarios que pueda haber en la red social. En cambio, un medio como un blog es diferente, ya que la información es unidireccional, sólo es brindado por una fuente.

Ahora que sabes diferenciar entre una cosa y la otra, vamos al siguiente punto, es decir, el porqué no funcionan nuestras estrategias.

 

2. Porque no defines tu buyer persona

Dime la verdad, ¿has definido a tu buyer persona? Si estás aquí, supongo que es porque no, no lo definiste, o puede que ni siquiera sepas qué es. No te preocupes, vamos a verlo ahora mismo.

El buyer persona es simplemente la representación ficticia de tu “cliente ideal”, el que va a comprar tus servicios o productos.

Para definirlo existen técnicas avanzadas en las cuales no vamos a entrar, pero lo que sí voy a hacer es explicarte de forma resumida los conceptos o preguntas más básicas que debes hacerte para definirlo:

  1. ¿Hombre o mujer?
  2. ¿Edad?
  3. ¿Estatus social?
  4. ¿Dónde vive?
  5. ¿A qué se dedica?
  6. ¿Qué objetivos tiene?
  7. ¿Qué le motiva?
  8. ¿Qué le preocupa?

Con estas ocho preguntas ya estarás mucho más cerca de definir a tu cliente ideal, es decir, a tu buyer persona. Pero, ¿ahora qué?

 

3. Porque realmente no defines bien tu estrategia

Ahora viene uno de los pasos más complejos y que mayor relevancia tiene: crear una estrategia que funcione y sea eficaz.

Muchos son los que se lanzan, empresas y emprendedores, a los medios sociales, sin un objetivo y estrategia bien definidos y, lógicamente, los resultados no son los esperados. Por ello, es elemental definir una estrategia coherente y basada en datos.

Esto podría ocupar un libro entero, pero voy a resumir los puntos clave que debes tener en cuenta para desarrollar tu estrategia de social media:

  • Cuáles son los objetivos.
  • Qué camino se va a tomar para conseguir dichos objetivos.
  • Qué acciones se van a emprender.
  • Qué canales se van a utilizar.
  • Cómo se va a actuar en cada uno de los canales elegidos.
  • Qué herramientas y plataformas se van a utilizar para la gestión y el análisis de la campaña.
  • Con qué recursos humanos se va a contar.
  • Cómo se solucionará las crisis.
  • Con qué presupuesto se contará.

Si respondes y evalúas cada uno de los puntos anteriores, estarás mucho más cerca de llevar a cabo una estrategia social media ganadora.

 

4. Porque no eres constante

Otro de los aspectos que suelen frustrar cualquier intento de crear una estrategia social media que funcione a medio y largo plazo es la constancia. Muchos emprendedores y empresas tienen una estrategia, toman acciones en ella y demasiado pronto se rinden y la modifican.

A esto lo llamo “error cíclico”. El comportamiento se repite una y otra vez, volviéndose a cometer el mismo error y obligándose a tomar una nueva estrategia.

 

¿Cómo se evita esto?

Simplemente debes tener algo muy claro: normalmente ninguna estrategia funciona a corto plazo, así que lo más normal es que no empieces a ver resultados hasta pasados unos meses. No te frustres, sigue adelante con el plan y pronto llegarán los resultados. Que los árboles no te impidan ver el bosque. Sé constante y leal a tu estrategia.

Eso sí, si ha pasado bastante tiempo, y tu estrategia no está funcionando o está teniendo un feedback negativo, no lo pienses dos veces y haz cambios, algo va mal. Y es ahí donde entra el punto anterior.

 

5. Porque no evalúas la situación según avanzas

Las personas y empresas tendemos a relajarnos. Nos acostumbramos a unos resultados y pensamos que siempre serán iguales. Pero no es así.

Como antes comenté, los medios sociales están en constante evolución, por lo tanto, no evaluar continuamente nuestras campañas y estrategia general es algo realmente desastroso.

Existen muchas herramientas de analítica que nos permiten verificar y comparar datos y elementos de interacción que, sin duda, nos ayudarán a evaluar correctamente la evolución de nuestras campañas. No dudes en analizar siempre esos datos y tomar decisiones respecto a ellos, porque de lo contrario quedarás atrás, o peor aún, correrás el riesgo de no anticiparte a las tendencias y comportamientos de tu comunidad.

 

6. Porque no vuelves a empezar

Sea que una estrategia de social media esté funcionando o no, el problema aparece cuando no se realizan ciertos cambios, cuando no se tiene otra perspectiva o cuando no evoluciona la estrategia como tal.

Este es un mundo en constante cambio. Lo que hoy funciona es muy posible que pronto deje de hacerlo. Por lo tanto, debes estar alerta, fijarte muy bien en las acciones que están tomando tus competidores y estar al tanto de todos los canales, herramientas y métodos de comunicación que están emergiendo.

Renueva constantemente tu campaña de social media. Como dice el refrán, o te renuevas o mueres. No tengas miedo de volver a empezar, de cambiar las cosas que no están funcionando o de incluir nuevos métodos o técnicas que ayuden a potenciar la campaña.

Y bien, ¿está funcionando la estrategia de comunicación social de tu negocio?

 

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]