‘Inbound marketing’: ¿qué son las páginas de agradecimiento?

El inbound marketing ha dejado de ser tendencia para convertirse en realidad. El uso de este tipo de técnicas tendrá un notable avance en este 2016. […]

El inbound marketing ha dejado de ser tendencia para convertirse en realidad. El uso de este tipo de técnicas tendrá un notable avance en este 2016. Y es que, a la hora de atraer usuarios, el contenido de calidad y las fórmulas de publicidad nativa no tienen rival. La efectividad de estas acciones no ha pasado inadvertida a la mayoría de empresas con presencia online, tanto grandes como pequeñas.

Hoy vamos a analizar la utilización de las páginas de agradecimiento, parte esencial de toda estrategia inbound. Con ellas situamos al usuario más cerca de la conversión, a la vez que fortalecemos nuestra marca dando una imagen de cercanía y cordialidad.

Todos nos hemos topado alguna vez con una página de agradecimiento. Para llegar a ellas, hay que seguir ciertos pasos. Normalmente, las encontramos como continuación natural de una landing page. En otras ocasiones, es la propia página de aterrizaje la que la engloba. Independientemente del caso, la finalidad es la misma: ayudar a que el usuario se convierta en cliente.

A simple vista puede parecer que las diferencias entre una página de aterrizaje y una de agradecimiento son mínimas, pero nada más lejos de la realidad. Con la landing podemos conseguir leads, pero diciendo ‘gracias’ en el momento oportuno podemos conseguir clientes.

 

Cómo diseñar una página de agradecimiento efectiva

Las Thank You Pages surgen de la necesidad de agradecer el lead conseguido con la landing page. Con ellas mejoramos el engagement con el usuario y abrimos la puerta a la realización de otras técnicas de marketing inbound.

Las páginas de agradecimiento funcionan principalmente por dos motivos. El primero es que dosifican las expectativas del cliente. El segundo, que permite ampliar información sobre otro aspecto de nuestro negocio. Pensémoslo. Si el usuario se ha tomado la molestia de rellenar un formulario con sus datos personales es porque espera recibir algo de nosotros, por ejemplo, la descarga de algún contenido. Si le decimos ‘gracias’ con un email o en la propia landing, algo muy habitual, perdemos la oportunidad de ofrecerle algo más al internauta en ese momento. Es decir, que sin la Thank You Page desaprovecharíamos la buena disposición del posible cliente a seguir interactuando con nuestra marca.

Bien, si ya tenemos claras las diferencias entre una landing page y una página de agradecimiento, toca ponerse con el diseño. Siguiendo las ideas vistas en este artículo, en la Thank You Page no pueden faltar los siguientes elementos:

 

Confirmación

Si compramos algo por Internet, lo normal es que recibamos una confirmación. Con las landing pages pasa lo mismo. Cuando hemos rellenado un formulario de contacto, la página de agradecimiento nos confirma que los datos se han introducido correctamente, y que el usuario ya puede acceder al contenido que venía buscando. El texto para esta acción debe ser sencillo y escueto; por ejemplo: “Gracias por registrarte en nuestra web. Recibirás nuestro catálogo de servicios en tu correo electrónico en los próximos días”.

 

Acceso a contenido de marca adicional

La página de agradecimiento es una excusa para que el usuario siga recorriendo nuestra web. Una oportunidad de que conozca más a fondo nuestra marca. Por ello, debemos incluir en la página el menú de navegación general y los iconos de acceso a nuestras redes sociales. También podemos añadir algún contenido relacionado con la solicitud del posible cliente, por ejemplo, un enlace a una entrada de nuestro blog. Con estos pequeños detalles extenderemos aún más la oferta de forma no agresiva y aumentaremos las posibilidades de generar más leads.

 

Llamadas a la acción

Para mantener activo el proceso de conversión, podemos insertar una llamada a la acción (Call To Action o CTA) en la propia página de agradecimiento. Pensemos a lo grande. No nos quedemos solo en el lead conseguido y facilitemos la consecución de otro más, siempre que sea coherente. Lo más probable es que, si el usuario ha llegado hasta este punto, quizás le interese un producto o servicio complementario. Ese es el mensaje que debemos insertar en la CTA.

Parece una tontería, pero decir ‘gracias’ puede resultar muy rentable para nuestra empresa. La obsesión de muchos negocios con presencia online es conseguir leads, pero en ese camino se pueden realizar todo tipo de acciones para fortalecer la marca y ganar clientes. Las páginas de agradecimiento son un buen ejemplo. Por ello deben constituir una parte importante de nuestra estrategia de inbound marketing.

 

Foto: Pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]