Las seis claves de la distribución turística

Continuamente estamos hablando de planificación estratégica, de marketing, de geolocalización, etc., pero lo que buscan los negocios al final es la venta. Hay que tener […]

Continuamente estamos hablando de planificación estratégica, de marketing, de geolocalización, etc., pero lo que buscan los negocios al final es la venta. Hay que tener en cuenta que ésta no es un producto en sí, el hecho de tangibilizar una venta es el resultado de un proceso que incluye los apartados anteriores, entre otros.

El sector turístico es de los más precursores en el fenómeno 2.0. en lo que se ha venido a llamar turismo 2.0. De hecho, los hoteles, agencias de viajes y restaurantes son los negocios que más se han visto afectados por esta revolución y han tenido que realizar unos ajustes muy importantes en su modelo de negocio.

Al final se trata de la clásica curva de crecimiento de un producto, el sector turístico había llegado a la fase de madurez en la que sólo hay dos caminos: reinventarse innovando o decrecer y eso es lo que está pasando estos últimos años.

Uno de los elementos más importantes en el turismo es el de la distribución, que al fin y al cabo es la fase anterior a la venta de los productos o servicios. Y ésta ha cambiado radicalmente: de la venta directa en los propios hoteles o a través de agencias de viajes se ha pasado a la venta online y ésta ha multiplicado las opciones de distribución; es lo que en otro artículo expliqué sobre la long tail o “larga cola” y la necesidad de diversificar las opciones y los productos en Internet.

Por tanto, hoy en día no basta con limitarse a quedarse en el hotel, recibir a la gente en la recepción, atenderla por teléfono o negociar la comisión con los grandes operadores para obtener clientes. Es necesario atender varios aspectos al mismo tiempo y su suma nos dará el total de la distribución de nuestros productos.

Para ello nos vamos a apoyar en una infografía,  “Claves para la distribución online en 2014”, creada por eRevMax y en la que se resumen las principales tendencias en distribución online para el sector hotelero, pero que podría extrapolarse perfectamente a otros sectores con ligeras variaciones o particularidades:

1. MOVILIDAD: Los dispositivos móviles ya generan el 7% de las reservas.

Es imprescindible disponer de una versión móvil con capacidad de reserva online, ésta puede ser o bien a través de una aplicación propia (app)  o bien haciendo que la página web esté adaptada y optimizada para dispositivos móviles y tabletas.

2. ONLINE TRAVEL AGENCIES (OTA), que generan el 13% de las reservas.

Siguen teniendo una gran importancia; al fin y al cabo tienen capacidad de competir en el mercado y llegar al usuario como grandes empresas que son. Es importante negociar con estos intermediarios, pero también varía mucho en función del tipo de producto o servicio que vendamos, ya que todo depende del segmento de público al que nos dirigimos y si se mueve a través de estas agencias o de otra forma.

3. METABUSCADORES: Son usados frecuentemente por el 60% de los viajeros.

Los grandes metabuscadores permiten comparar ofertas de forma rápida y sencilla. Es importante estar dado de alta en estos buscadores y tener muy en cuenta el posicionamiento natural (SEO) de los mismos, es decir, que nuestros productos aparezcan en primeros resultados de búsqueda en Google con determinadas palabras clave, pero también que aparezcan destacados dentro de estos metabuscadores.

4. SOCIAL MEDIA: El uso de las redes sociales como Facebook para buscar información alcanza el 21%.

Las redes sociales siguen siendo el punto de encuentro de las personas en Internet, es imprescindible tener una presencia activa en las mismas, no siempre como herramienta de distribución, pero sí como herramienta de promoción y de generación de marca. Además, una buena estrategia en redes nos puede facilitar la generación de tráfico hacia el resto de herramientas de distribución online.

5. REPUTACIÓN ONLINE: Es básica, dado que el 81% de los viajeros la usan para tomar su decisión del viaje.

El clásico boca a boca llevado a la Era de Internet. La identidad digital es lo que mostramos sobre nuestra marca, pero la reputación online es lo que otros dicen de nuestra marca. Por ello, es básico no sólo vigilar qué se está diciendo, sino también interactuar con los usuarios y facilitar que den sus opiniones positivas en la red para que se conviertan en nuestros mejores consultores y agentes de marketing.

6. WEB: El 33% de las reservas se hacen directamente en la página web de la marca.

Las páginas web son la versión online de nuestro negocio. Si vendemos en un hotel y atendemos a los clientes, debemos hacer lo mismo desde la página web, favoreciendo que se pueda reservar y contratar online por parte de los potenciales clientes. Además, podemos usar esta plataforma para captar leads o contactos de usuarios interesados y medir su comportamiento en la web.

Así pues, en la estrategia de venta turística, debemos atender a las seis claves de distribución de nuestros productos o servicios: movilidad, OTA, metabuscadores, social media, reputación online y web. De esta forma, no llegarán todos los clientes desde el mismo canal, sino desde varios y nos habremos adaptado a la demanda real de los usuarios de hoy en día. ¿Utilizas todos estos medios de distribución? ¿Puedes contarnos los resultados obtenidos? ¿Alguno es más importante que otro en tu distribución? Y en el caso de no pertenecer al sector turístico, ¿te has planteado aplicar estas claves a tu negocio? Te sorprenderá lo similar que resulta… 

Infografya_eRevMax_1

Foto portada: Alvimann

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]