Miniguía de ‘Growth Hacking Marketing’ para pymes

Growth Hacking Marketing y Growth Hacker son dos conceptos de moda que cuesta ubicar y delimitar, por lo novedoso y por los requerimientos técnicos de su aplicación. […]

Growth Hacking Marketing y Growth Hacker son dos conceptos de moda que cuesta ubicar y delimitar, por lo novedoso y por los requerimientos técnicos de su aplicación. Pero, a fin de cuentas, el Growth Hacking Marketing hace crecer negocios en el entorno online al mínimo coste posible, de forma (más o menos) masiva y con la mínima inversión posible.

Si tienes un pequeño y mediano negocio o incluso si eres autónomo, te preguntarás: ¿cómo puedo aplicarlo a mi pyme?, ¿tiene sentido? Por supuesto, ¿quién no quiere crecer optimizando recursos?, simplemente tienes que acotar conceptos. Empecemos por el principio.

 

El Growth Hacking Funnel

En tu negocio ya existe un embudo de conversión. No importa si tu empresa trabaja offline y quieres empezar a trabajar en Internet. Tampoco importa si ya trabajas online y quieres comenzar en el entorno offline. Todos los negocios pueden traducirse en un embudo de conversión.

En el Growth Hacking dicho embudo se divide en tres partes:

  • Obtención de visitantes.
  • Activación de miembros.
  • Retención de usuarios.

embudo

 

Si nadie nos conoce, tenemos que conseguir que nos visiten (obtención); una vez que nos visitan, tenemos que intentar que hagan algo (que se suscriban, que compren, que nos llamen, esto es la activación) y, por último, hemos de retener o fidelizar al usuario.

Pero, ¿tiene sentido tratar del mismo modo a todos los usuarios, independientemente de la fase en que se encuentren? La respuesta es no, porque un usuario que nos acaba de conocer no espera de nosotros lo mismo que un usuario que ya nos conoce o que ya nos ha comprado algo. Por tanto, las estrategias de Growth Hacker Marketing que desarrollemos estarán directamente relacionadas con el momento en el que el usuario se encuentra en el embudo.

Así, usaremos estrategias de obtención, activación y retención de usuarios en función de este momento.¿Quieres saber cuáles son?

 

1. Obtención de usuarios

La traducción de esto es: ¿cómo puedo conseguir más visitas de usuarios a mi web? Resumiendo mucho, tienes dos alternativas:

En la primera el coste es el tiempo y, en la segunda, pagas por anunciarte.

Las estrategias de Inbound Marketing están pensadas para ser trabajadas a largo plazo; mientras que la publicidad digital a corto plazo.

Algunas estrategias de Inbound Marketing que puedes utilizar para obtener usuarios son la creación de un blog y escribir contenido orientado al usuario.

Regalar contenido, descuentos, regalos a cambio de datos. Con todas estas acciones, conseguirás construir una base de datos cualificada. O, por ejemplo, usar las redes sociales como un elemento canalizador de tu audiencia.

Respecto a la publicidad online, un buen modo de captar tráfico a tu web es anunciarte en plataformas como Adwords de Google o utilizar los social ads, en los que puedes segmentar por demografía y por intereses de carácter cualitativo.

Si vendes productos físicos y tienes un ecommerce, el marketing de afiliación también puede ser interesante para tu pyme.

 

2. Activar miembros

Esta es una de las partes más difíciles del entorno online. Conseguir que los usuarios realicen una acción determinada es complicado, pero también una de las fases que generan más satisfacción.

¿Cuáles son las acciones que normalmente queremos que efectúe un usuario en una web? Aunque son muchas y variadas, seguramente tu empresa vende algún producto físico o servicio o ambas cosas. Por tanto, en términos muy generales, queremos que el usuario realice una compra, nos pida información sobre algún producto o nos deje su correo electrónico.

Las técnicas de Growth Hacking Marketing que puedes utilizar en este paso del embudo tienen que ver con el diseño técnico de la web, por un lado, y con la seducción del usuario, por otro.

Prepara landing pages, piensa en el lenguaje de tu cliente utilizando copywriting  y orienta la web a conversión definiendo bien tus objetivos de negocio.

 

3. Retener usuarios

Tienes que cuidar a tus usuarios. Primero, porque ellos le dan sentido a tu empresa y, segundo, porque han hecho un desembolso por un producto o servicio tuyo. Entre todas las opciones del mercado, te han elegido, por lo tanto, tienes que estar a la altura.

Premiar a tus usuarios es la mejor manera de que no te abandonen. Premia a los que más compran, a los que más tiempo llevan contigo o a los que mejor feedback te dan.

Muchas veces se comete el error de pensar que ese dinero que inviertes en mantener esta relación es un dinero que no ingresas. Nada más lejos de la realidad, es el dinero mejor invertido, ya que no sólo conseguirás que tu usuario no se vaya, sino que además lograrás que actúe como prescriptor de tu marca.

Aunque hay más, como idea general, creo que esta es la esencia de la retención.

 

Como ves, el Growth Hacking Marketing tiene mucho de técnica, pero también de sentido común, constancia y talento. Y además es una buena forma de posicionarse correctamente en Internet.

¡Ve a por ello! 😉

 

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]