Modelos de comercio electrónico para el consumidor final

Hace días hablamos de los modelos de negocio de eCommerce dirigidos a  negocios en función del tipo de eCommerce, en este post hablaremos de los modelos […]

Hace días hablamos de los modelos de negocio de eCommerce dirigidos a  negocios en función del tipo de eCommerce, en este post hablaremos de los modelos dirigidos al consumidor final. Recordad que debemos tener siempre en mente si somos fabricantes, distribuidores o comercio minorista de productos, servicios y/o contenido.

 

B2C (Business to Consumer)

B2C es la abreviatura de la expresión Business-to-Consumer (del negocio al consumidor), y hace referencia al canal en el que las empresas comerciales se mueven para llegar al usuario o cliente final directamente. Se trata de una venta de ‘objetos’ directa, sin intermediaciones, desde el fabricante, distribuidor y/o vendedor al consumidor final.

Dentro del B2C podemos distinguir varias modalidades:

  • Relación entre vendedores en busca de usuarios o clientes finales particulares. Es el más habitual.
  • Relación entre la distribución en busca de usuarios/clientes finales particulares. Muy pocos actualmente.
  • Relación entre fabricantes en busca de usuarios/clientes finales particulares. Cada día más habitual.

La tecnología alineada a una buena estrategia de marketing digital y redes sociales permite llegar al cliente final independientemente de que sea un objetivo importante para vendedores, distribuidores y algunos fabricantes de algún sector. La política de precios comerciales es un motivo de “discusiones” entre ellos, que se soluciona aplicando los precios venta público (PVP).

Algunas ventajas y características importantes del modelo de negocio B2C son:

  • El usuario/cliente tiene acceso a un mercado global, y llegar a plataformas de eCommerce y/o webs de todo el mundo y realizar sus compras en otros países.
  • La información sobre los productos o servicios está siempre actualizada y disponible las veinticuatro horas del día, siete días a la semana. Por lo tanto, el cliente puede realizar las transacciones cuando lo desee.
  • Posibilidad de conseguir clientes potenciales en otras zonas diferentes a las habituales. La plataforma pasa a ser un anuncio permanente que da a conocer de manera global y permanente los productos y servicios ofrecidos por el comercio electrónico.
  • Se reducen los costes estructurales, sean de gestión, de stocks, etc. Y, a la vez, los costes de mantenimiento de la plataforma eCommerce son fijos, a diferencia de los ingresos, que no lo son.
  • Presencia global. Aunque la empresa no comercialice sus productos o servicios mundialmente, sí tiene una presencia de marketing global.

 

E-tailing (electronic retailing)

Es una variante del B2C que consiste en una plataforma de eCommerce gestionada por un negocio retail. Las características de este tipo de negocio son las mismas que el B2C, pero el e-tailing ha provocado el nacimiento de multitud de herramientas e-tailware, todo un conjunto de software especialmente diseñado para la creación de catálogos virtuales y gestión del producto ligado al retail. El crecimiento de estas pequeñas empresas retail que se lanzan al comercio electrónico ha supuesto la aparición de multitud de webs que permiten comparar precios de un mismo producto ofrecido por diversos e-tailers.

 

 C2C (Consumer to Consumer)

Es un tipo de modelo de negocio entre dos o más clientes y no entre empresas mediante Internet. El objetivo de esta modalidad es facilitar la comercialización de productos entre particulares. El C2C es probablemente el modelo de negocio  más antiguo y su finalidad principal es poner en contacto compradores y vendedores (particulares).

Algunas de las empresas, que realizan una actividad de intercambio de productos y/o servicios entre consumidores, cobra una pequeña tarifa por el servicio, pero aún así la finalidad y el éxito de estos eCommerces es el abaratamiento del coste de la transacción.

Debido a la aparición de estas webs especializadas en este modelo de negocio, es fácil que el consumidor pueda finalizar sus compras sin la necesidad de visitar otro eCommerce o brick & mortard stores (tiendas físicas).

Por una parte, unos usuarios ofertan los productos a través de las diferentes plataformas habilitadas y, por el otro, un posible cliente interesado en estos productos trata de obtenerlo mediante ofertas o pujas. El método de subasta se popularizó a través de la conocida página Ebay.com.

Entendemos el C2C como las transacciones privadas que se realizan entre consumidores para adquirir un producto o servicio. El intercambio de correos electrónicos permite una venta privada entre particulares.

 

P2P (Peer to Peer)

Es un modelo de negocio en el que, gracias a las plataformas, los usuarios intercambian archivos e información. Es un modelo de eCommerce en el que el mercado es administrado por los propios usuarios, que venden directamente sus productos o servicios a otras personas.

Consecuentemente, el elemento definidor de un modelo P2P al C2C es el desarrollo de una plataforma que pone de acuerdo a las partes intervinientes, comisionando a una de ellas por los servicios prestados. Un ejemplo sería el modelo utilizado por airbnb, donde se cobran comisiones por prestar servicios a proveedores de inmuebles, basándose en su caudal poderoso de datos de clientes, y ofreciendo esa información para captar a otros clientes y cobrarles un fee.

Estos datos los pueden utilizar para vender publicidad o para que otras empresas vendan sus productos o servicios, como por ejemplo decoradores, etc.

Hasta aquí los cuatro modelos de negocio dirigidos al consumidor, en el próximo post hablaremos de los dirigidos a empleados.

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]