¿Qué puede aportar Youtube a nuestra pyme?

  En artículos anteriores nos hacíamos la siguiente pregunta: ¿podemos permitirnos el lujo de vender sin la ayuda de las redes sociales? La conclusión a […]

 

En artículos anteriores nos hacíamos la siguiente pregunta: ¿podemos permitirnos el lujo de vender sin la ayuda de las redes sociales? La conclusión a la que llegamos nos invita a reflexionar sobre el comportamiento de las empresas en estas plataformas. Indudablemente, la presencia social media trae unos beneficios claros. Esa es la razón por la cual las marcas han multiplicado por cinco su actividad en redes sociales en este último año, según datos de iab Spain.

Más actividad, pero ¿en qué redes? Veamos. Facebook sigue siendo la plataforma mayoritaria, la favorita para crear comunidad. Twitter acapara más actividad que la anterior, con un gran volumen de contenido. Pero hay vida más allá de las dos grandes.

Youtube se presenta como la red social donde más respuestas se dan. Esto refuerza su papel como segundo buscador más empleado. La plataforma es un lugar perfecto para obtener información (los vídeos también se muestran en los resultados de búsqueda de Google) y formación (vídeos demostrativos, tutoriales).

Youtube sigue siendo una de las redes sociales más valoradas por los usuarios, acapara millones de reproducciones al día y la capacidad de viralización es superior a otras plataformas. Facebook y Twitter son las mayoritarias, sí, pero destacar un contenido en ellas es cada vez más difícil, debido a la saturación que sufren. El vídeo puede ser una solución a nuestros problemas.

Las marcas generan cada vez más contenido, cierto, pero ¿lo hacen en la red social adecuada? Toda empresa con presencia online persigue el mismo objetivo: influir en la decisión de compra del usuario. Un vídeo que muestre cómo funciona nuestro producto puede ser tan eficaz como la recomendación de un amigo para un posible cliente.

 

Razones para abrir un canal en Youtube

Un vídeo nos permite conectar experiencias y contextos, darnos a conocer poniendo nuestros productos y servicios en primer término. Nuestro canal puede convertirse en un pequeño espacio de networking, donde además de generar oportunidades de compra (o influir en ellas), podremos adentrarnos en otros contextos. Hablamos desde conseguir financiación para nuestra empresa hasta poner en marcha estrategias cross channel. Nuestro canal de Youtube puede cubrir muchos frentes distintos.

No pensemos solo en generar ventas, ni en gigantescos anuncios realizados por multinacionales. Youtube tiene mucho que aportar a nuestra pyme. Una estrategia adecuada nos permitirá lograr varios objetivos:

  • Dar a conocer nuestra pyme . Nuestra empresa (sobre todo si hablamos de una startup) debe ser algo más que un logotipo. Youtube es el canal más apropiado para hablar directamente con nuestros clientes.
  • Obtener visibilidad. ¿Cuántos “Me gusta” hacen falta para que nuestro contenido destaque en Facebook? ¿Y en Twitter? Está demostrado que los contenidos con apoyo visual son más memorables, fácilmente comprensibles por el usuario. Un vídeo destaca más que cualquier otro contenido, y si lo usamos en conjunción con las plataformas adecuadas (como las dos anteriores) obtendremos un mayor alcance.
  • Engagement . No es casualidad que Youtube sea la red social que más comentarios genera. Los usuarios son más propensos a compartir y comentar contenidos visuales que otros basados únicamente en texto. Por ello, el vínculo que podemos obtener en una plataforma de vídeos es mayor.

Youtube es, por así decirlo, el mejor comercial que tenemos en nuestra empresa. Un comercial que puede hablar de nosotros, de nuestros productos, resolver dudas, entretener… Todo ello sin ser intrusivos. Pero para que nuestra estrategia de vídeo funcione, debe estar coordinada con nuestro plan general de marketing.

Un vídeo no funciona por sí solo. Requiere una preparación mayor que cualquier otro tipo de contenido. Por ello, si nos lanzamos a dar el salto a Youtube, pensemos. Primero, qué mensaje queremos transmitir y a qué público. Segundo, qué medios tenemos para realizarlo. Hablamos de medios técnicos, por supuesto, pero también es importante tener presente que un vídeo es también un buen guión, unas determinadas palabras clave, etc.

Y, por último, la conversión. Los vídeos son una importante fuente de tráfico, así que debemos enlazar el contenido audiovisual con la web de nuestra empresa, favorecer la suscripción y los comentarios. No conviene obsesionarse con la viralización. Si el contenido es bueno, los clientes se encargarán de compartirlo. Es la mejor manera de que nuestra marca crezca en el mundo online.

Foto: Esther Vargas

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]