El SoLoMo y nuestras tiendas físicas

Durante los meses que llevamos de 2013 se oye hablar de nuevas tendencias en el mundo digital, entre ellas el ROPO y el showrooming. Hoy […]

Durante los meses que llevamos de 2013 se oye hablar de nuevas tendencias en el mundo digital, entre ellas el ROPO y el showrooming. Hoy os hablaré de nuestra experiencia con otra tendencia que cada día está tomando más fuerza y donde creo que tenemos una oportunidad de negocio: el SoLoMo.

¿Qué es el SoLoMo?

Es la combinación de tres palabras que son tendencias actuales de la era digital y que no son una moda pasajera. Todos (o casi todos) estamos en alguna red social (SO) y nos gusta compartir en ellas contenido y experiencias de nuestro día a día, personal o profesional. Entramos centenares de veces en nuestros perfiles de las redes sociales. Cada día hay más herramientas de geolocalización y localización (LO) de espacios físicos que todos (o casi todos) visitamos algún día y que nos informan en tiempo real de lo que nos rodea. Y, por último, todos (o casi todos) llevamos un móvil o smartphone (MO) conectado a Internet, que usamos para conectarnos a la red y consultar nuestras dudas, opinar o informarnos.

El SoLoMo (Social, Local y Móvil) cada día es más importante en las estrategias de marketing de muchas empresas y comercios. La gran oportunidad está en crear una estrategia de cross channel que, ligada, enlazada, pensada y dirigida a nuestro móvil, es la herramienta clave.

¿Qué podemos hacer para aprovechar a los usuarios del SoLoMo?

Son imprescindibles tres puntos:

  1. Facilitar el acceso wifi gratis a los clientes.
  2. Dejarles realizar fotografías o vídeos de nuestros productos.
  3. Facilitar la interacción con nuestra web móvil en el momento de la decisión de compra.

Leía hace días que en un establecimiento físico, para poder obtener la contraseña de la red wifi, era preciso enviar un tweet o hacer un check-in. Hay que potenciar el uso de todas las redes sociales, especialmente FourSquare, para poder interaccionar con los posibles clientes. Que un cliente haga un check-in en tu tienda y comparta una fotografía con su smartphone es lo mejor que te puede pasar. Anímales a dejar un consejo (tip) y promociona tus productos en esta red social.

Este fin de semana se celebrará un evento muy importante que mueve a miles de personas cerca de nuestra tienda física, por lo que aprovecharemos la ocasión para promocionar algún producto relacionado con el evento. En la tienda hemos puestos estos dos carteles: “Di a tus amigos que has estado en la #BricStore” y “Practica el SoloMo: Haz un check-in, deja un tip en FourSquare y llévate un vale descuento de 20€ en tu próxima compra en BricMania.com”.

Las estrategias de cross channel con códigos QR o realidad aumentada en tus productos enlazados a tu plataforma de comercio electrónico son un valor añadido. Además de lo que el cliente se lleva en contenido digital en su smartphone, tienes muchas más posibilidades de que te lo compre a ti.

Anima a tus clientes a compartir, en redes sociales como Instagram, las fotos que hacen a tus productos. Anímales a publicar un tweet en Twitter con el hashtag de tu tienda. Anímales a compartir su experiencia de compra en Facebook, Google+ o incluso en Linkedin.

Eso sí, no olvides agradecer y recompensar a los clientes que comparten la experiencia de compra de tus productos, “cuelgan” el contenido digital de los mismos o hacen check-in en tu tienda, recompénsales con algo: un precio especial, un producto exclusivo, un regalo, etc.

Los comentarios de las personas influyentes toman cada día más fuerza, y tenemos que estar dispuestos a que hablen de nosotros. Que lo hagan bien o mal siempre dependerá de ti.

Hace un mes fue el cumpleaños de mi mujer. Creamos un grupo de WhatsApp de todos los amigos (menos ella ;-)). Teníamos que comprarle un regalo conjunto y, de las más de veinte personas que éramos, le tocó a mi prima ir de compras. Cada vez que entraba en una tienda de bolsos, pedía permiso, realizaba fotos de los que le gustaban y los compartía, junto con el precio, en el grupo. En minutos habíamos contestado todos y decidido comprar o no. Lo mismo pasó en varias joyerías. En poco tiempo compartimos, elegimos, decidimos y compramos, gracias sobre todo a nuestros teléfonos móviles conectados a Internet y también a las tiendas, por dejarnos practicar el SoLoMo.

La pregunta es: ¿En tu tienda física dejas compartir tus productos aunque no te los compren?

 

Imagen @Caden Crawford distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]