Uso de códigos QR para empresas

Aunque poco a poco los códigos QR se están introduciendo en nuestras vidas,  todavía hay muchas empresas que desconocen su uso y lo que pueden  […]

Aunque poco a poco los códigos QR se están introduciendo en nuestras vidas,  todavía hay muchas empresas que desconocen su uso y lo que pueden  aportarnos.

Pero empecemos por definir qué es  un código QR (Quick Reponse bar code o código de barras de respuesta rápida), es un sistema de almacenamiento de información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional, creado por la compañía japonesa Danso Wave, subsidiaria de Toyota.

Se caracteriza por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que detectan la posición del código lector. Generar un código QR básico es muy sencillo. Existen múltiples herramientas que nos permiten personalizarlos de forma gratuita y con un simple lector toda la información puede ser leída y almacenada en nuestros dispositivos móviles.

Personalmente me gusta la herramienta  gratuita Generador de Códigos QR. Es sumamente básica, pero suficiente por ejemplo para incluirlos en las tarjetas de visita de nuestros empleados y en sus firmas digitales, con la denominación de la empresa, nombre y apellidos, teléfono, dirección postal y web.

Las tarjetas de visita tradicionales muchas veces se meten en el bolsillo de una chaqueta, en un bolso y terminan por perderse. Si nuestro interlocutor tiene en su smartphone un lector de códigos como  i-nigma (disponible gratuitamente para Iphone, Android y Blackberry ) podrá almacenar en un instante en su agenda nuestros datos personales.

Otro uso muy común es generar un código QR con un enlace a nuestra web e incluirlo en nuestros catálogos, carteles, bolsas, escaparates, productos y publicidad.

Existen otras herramientas que consiguen generar códigos más personalizados, utilizando colores e incluyendo en su interior nuestra foto o logotipos como por ejemplo QRHacker.

Una vez que nos hemos familiarizado con su uso,  es muy posible que queramos seguir avanzando y para ello nada mejor que acudir a profesionales para que nos elaboren un plan de marketing, utilicen la creatividad y realicen los desarrollos necesarios, ya que lo más interesante de utilizar estos códigos es poder analizar el retorno y saber si la acción ha tenido éxito o no.

Si no tenemos mucho presupuesto, existe una buena herramienta para generar códigos gratuitos, Kaywa.com, que en su versión de pago nos ofrece datos de analítica.

 

QR

 

Los códigos QR pueden incluirse en todos tipo de soportes, tanto tradicionales como en los medios sociales.

Podemos indicar a través de un QR el precio y las características de un producto, incluir cupones descuento, promociones específicas que estemos realizando, regalar a nuestros consumidores camisetas con nuestro código QR y evaluar la cantidad de personas que han entrado en nuestra web gracias a esta  acción.

En los códigos también se pueden incluir vídeos, recurso muy útil para mostrar el piso que queremos vender, emitir un mensaje de bienvenida a los consumidores o, ¿por qué no?, felicitar la Navidad a nuestros clientes.

Si tenemos un restaurante, podemos incluir un código en la carta de la puerta del establecimiento, para que quien nos visite pueda realizar su reserva, ver cómo hemos elaborado un determinado plato, cómo montamos nuestras mesas, cómo se decora el local, recomendar un determinado vino para un plato concreto o añadir un juego para que los más pequeños estén entretenidos mientras llega los platos o sus padres disfrutan de la comida.

Pero también podemos emitir códigos QR para enviar a nuestros clientes. Renfe ya los utiliza cuando hacemos una compra de billetes por Internet, Iberia para sus tarjetas de embarque y las empresas que organizan eventos cuando un usuario se registra en el mismo, enviando a este un código de acceso al recinto.

Gracias a la experiencia que un día nos mostró Tesco (cadena de supermercados), en Barcelona han tomado ejemplo y se acaba de poner en marcha una acción muy interesante: en el metro se han montado unos paneles a modo de tienda donde se muestran numerosos productos con un código QR.  En el tiempo de espera, los usuarios pueden comprar el producto simplemente utilizando su smartphone.

Aunque los códigos QR que se están empleando hasta ahora son muy semejantes en su diseño, se puede realizar casi cualquier imagen que represente a nuestra compañía, solo hay que poner imaginación para seguir evolucionando.

Facebook QR

 

Foto @hudson, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]