Por qué estos vídeos han recibido millones de visitas

El social video advertising es una de las herramientas de moda del marketing. No es de extrañar. Un gran ejemplo de que no hay nada […]

El social video advertising es una de las herramientas de moda del marketing. No es de extrañar. Un gran ejemplo de que no hay nada más efectivo que el combinado del boca a boca con Internet, y las marcas que consiguen viralidad con sus vídeos saben que tienen premio: multiplican su reconocimiento y a un coste no comparable al de la televisión. Según el barómetro de Ebuzzing, el pasado octubre 1446 vídeos de 168 marcas probaron suerte y, a buen seguro, alguno de ellos dio en la diana.

Veamos un ejemplo. Con 65 millones de clics y creciendo, Evian ha colocado como uno de los vídeos del año su Baby and me, dando una vuelta de tuerca de impacto al manido tema de los bebés bailarines.

En su corta andadura, el vídeo-anuncio social ya merece la consideración de género. Una evolución en la que se aleja del anuncio televisivo para marcar sus propias reglas: “Si se quiere captar la atención del usuario en un medio tan rápido como Internet, hay que comunicar de otra manera. Ofrecer un contenido menos publicitario que aporte valor real al usuario en términos de entretenimiento, sorpresa, risa…“, explica Santiago Oliete. El director general de Ebuzzing, multinacional especializada en la difusión de estas piezas, nos comenta alguna de las claves.

Las reglas de oro…

  • Duración por encima de los 30 segundos, lo recomendable de uno a tres minutos.
  • Historia que mantenga el interés a través de sorpresas o apelando a los sentimientos.
  • Marca en segundo plano, explicar sus bondades con sutileza y originalidad.
  • Cinco primeros segundos, la clave para captar el interés. Hay que mantener una emoción ascendente.
  • Cuidada música, no hay vídeo viral de éxito sin una buena banda sonora.
  • Medir su impacto. Pocas personas comparten contenidos conmovedores o de mal gusto.

Originalidad, diversión, música y simpatía confluyen en otro de los hitos del año. En este caso, una acción callejera en el que Photoshop da muestra de las posibilidades de su producto despertando sonrisas.

 

…y algunos consejos

En Internet el contenido es el rey, pero la distribución es la reina“, advierte Santiago Oliete, de ahí la importancia de acompañar con una buena distribución el vídeo-anuncio. No debemos olvidar que en la Red nuestras creaciones compiten con las de los propios usuarios, en ocasiones auténticos descubrimientos visuales. Por ello, la mejor forma de ganar viralidad es apostando por una distribución profesional. No sólo nos la vamos a jugar en Youtube, es imprescindible contar con el resto de redes sociales y reclutar para la causa a otros agentes influyentes.

  •  Actuar con estrategia. Las primeras 24 horas van a ser cruciales, advierte nuestro experto, por eso hay que preparar el lanzamiento de forma minuciosa.
  • Influencers. Entre las muchas técnicas utilizadas por los profesionales, destaca el uso de los “influenciadores”, blogueros y otros medios con fuerte comunidad en Internet. Debemos seleccionarlos en función del público objetivo de nuestro producto y conseguir su implicación, en muchos casos previo pago.
  • El objetivo final. No es otro que inundar la Red y “conseguir que no solo se vea, sino que se comparta por miles de personas, el único nexo común en estos vídeos”.

Tendencias

Internet nunca echa el freno y, aunque el vídeo-anuncio viral lleva un corto recorrido, ya se puede vislumbrar hacia dónde evoluciona.

  • Más interactivos. Circulan ejemplos de vídeos que ofrecen diferentes desarrollos en función de la opción elegida por el espectador en las diferentes alternativas. Una forma de ganar implicación y vinculación.
  • Móvil. Cada vez se consumen más imágenes en los teléfonos inteligentes, hay que tenerlo en cuenta tanto a la hora de producir el vídeo como de distribuirlo.
  • Comercio electrónico. Estas piezas empiezan a estar interconectadas con las plataformas comerciales de la marca.
  • En seis segundos. La apuesta de Twitter por los vídeos de Vine, de seis segundos, en su red social abre un nuevo camino a todas las marcas dispuestas a contar una historia en tan poco tiempo.

Como reflexión final, comparto el vídeo Splashmob, del hotel Cordial Mogán Playa. Un ejemplo al margen de las grandes multinacionales, que pone en práctica el dicho de que querer es poder. Ya supera el medio millón de visitas y reúne muchos de los atributos aquí contados, como el de la música, por cortesía de la escuela de música de la localidad canaria. Un ejemplo distinto.

Imagen @thms.nl, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]