3 apps para aprender inglés

Hablar inglés se ha convertido para algunos en una obsesión; para otros, en la única salida profesional posible. Continuamente leemos en la prensa que el […]

Hablar inglés se ha convertido para algunos en una obsesión; para otros, en la única salida profesional posible. Continuamente leemos en la prensa que el nivel de inglés de los españoles es lamentable, que doblamos las películas porque no las entendemos, que nos da pudor hablarlo o que nuestro sistema educativo no imparte adecuadamente la lengua de Shakespeare.

Nos guste o no lo que dicen, lo cierto es que muy poca gente habla un inglés fluido en España. Según el estudio EF EPI (English Proficiency Index), realizado entre 1,7 millones de adultos de 54 países, los jóvenes españoles de 18 y 19 años que terminan Bachillerato tienen el peor nivel de inglés de la Unión Europea. Y la experiencia lo corrobora: es difícil encontrar a aspirantes a un empleo que no se queden paralizados en una entrevista de trabajo cuando el entrevistador, de repente, comienza a hablar en inglés para comprobar si el candidato lo habla fluidamente.

La falta de confianza y el miedo al ridículo tienen mucho que ver en ello. En España se estudia mucha gramática y vocabulario, pero la realidad es que no entendemos bien el inglés: somos incapaces de seguir el telediario de la CNN o una canción inglesa al tiempo que la escuchamos. Nos faltan horas de escucha y de práctica.

El inglés no solo es importante para buscar empleo dentro de España, sino para conseguirlo fuera y para poder optar a mejores salarios, para hacer negocios en el exterior y para internacionalizar nuestras empresas: Según el informe Infoempleo 2012, el inglés es el idioma más valorado en las ofertas de empleo (ver infografía). Dominar dicho idioma puede suponer hasta un 20% más de remuneración anual si se comparan ofertas en las que es un requisito obligatorio y otras en las que no. Y cada vez es más requerido en el exterior; recientemente se publicó en los medios de comunicación que Reino Unido ha empezado a exigir un conocimiento “adecuado y profesional” de inglés a los médicos y enfermeras extranjeros que deseen trabajar allí. Es decir, que ya no vale lo que pongamos en el currículo, hay que demostrarlo.

El inglés está en la Red

Existen miles de recursos en Internet, gratuitos y de pago, para aprenderlo y perfeccionarlo y las aplicaciones móviles juegan un papel cada vez más relevante. Como siempre, hay muchas y no todas son buenas. A continuación destacamos tres apps (disponibles para iOS y Android) muy útiles, pero sin practicar a diario, ninguna sirve:

Voxy: Es una aplicación hecha por bilingües, con lecciones que se adaptan al nivel de inglés de cada usuario. Incluye la posibilidad de clases particulares con tutores nativos para mejorar el nivel de conversación. Todos sus contenidos se basan en situaciones de la vida cotidiana y noticias reales. Según sus creadores, Voxy mejora en un 22% los resultados del TOEFL (Test Of English as a Foreign Language) y cuenta ya con 2,5 millones de usuarios. También está disponible para ordenador y tablet. Sus plataformas web y móvil están sincronizadas, de tal modo que es posible retomar las lecciones donde las dejamos en cualquier dispositivo. Utiliza la geolocalización, el reconocimiento de imagen y de voz, y una biblioteca de música como recursos tecnológicos al servicio del aprendizaje. Ofrece al usuario un periodo de prueba gratuito, pasado el cual hay que comprar paquetes de lecciones personalizadas.

Voxy

Binaurality: También disponible para ordenador. Se centra en desarrollar sobre todo la destreza de entender, la más difícil de todas. Para ello, su método requiere el uso de auriculares. Basándose en la traducción simultánea y la escucha biaural, el sonido entra por cada oído en un idioma distinto, por el izquierdo el que se quiere aprender y por el derecho el que ya se domina, con un retardo y unas diferencias de tono, volumen y timbre adecuadas para avanzar con mayor facilidad. La app dispone de seis lecciones gratuitas para probar este novedoso sistema.

Binaurality

Vaughan Radio: Ofrece 24 horas de inglés ininterrumpidas al día y una programación variada con noticias, cultura, gastronomía, ciencia, deportes, investigación, medicina, eventos, etc. Además de esta app, que es gratuita, Vaughan Systems dispone de otras de pago como “Go mobile with Vaughan I y II”. También tiene página web con cursos online de pago (inglés en el extranjero, inglés para empresas, clases virtuales one-to-one), aunque ofrece la posibilidad de suscribirse a un servicio para recibir un correo electrónico cada 15 días con clases de inglés gratuitas.

Vaughan Radio (1)

Por último, aunque no es una aplicación móvil, también recomendamos El blog para aprender inglés, de Mónica T. Stocker (@monicats), completamente gratuito, salvo las clases por Skype. Su eslogan lo dice todo: “Si llevas años intentando aprender inglés o quieres empezar a aprenderlo, ¡este es tu blog!”. Cuenta con cursos para todos los niveles, con multitud de enlaces a otras páginas, con ejercicios de pronunciación, gramática, fonética, textos y vídeos en inglés; y Mónica Stocker responde a las dudas de los usuarios. Hace especial hincapié en el oído, en la práctica diaria y en la necesidad de repetir y repetir.

Como veis, todos los expertos recomiendan lo mismo: escuchar mucho inglés, miles de horas, porque lo más importante es entender. El Estudio Europeo de Competencia Lingüística (EECL) también incide en la importancia del oído: “la escucha y visionado de contenidos audiovisuales en versión original en televisión mejora un 21% los resultados de los estudiantes en comprensión oral”.

Esta es la pirámide que propone Richard Vaughan en su libro Si quieres, puedes, para “hacerse con el idioma inglés”.

Pirámide de Vaughan

Su consejo: “Dé prioridad a los aspectos de la lista que acabo de proponerle (en la pirámide). En letra grande escribo «Oído», porque sin un nivel altísimo de comprensión auditiva, el resto de las habilidades valen para poco o nada”.

Hasta aquí, las recomendaciones para los que no quieren salir de su país. Lógicamente, la opción con la que mejores resultados se obtienen es irse a vivir, una temporada larga, al país donde se habla el idioma que se quiere aprender.

Foto: ralph and jenny, distribuida con licencia Creative Commons CC BY 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]