Los nuevos retos de la gestión del talento en la era digital

El rol clave, por medio del cual los profesionales de recursos humanos pueden agregar valor a la empresa, es el de conducir la transformación y el […]

El rol clave, por medio del cual los profesionales de recursos humanos pueden agregar valor a la empresa, es el de conducir la transformación y el cambio. La transformación implica cambios fundamentales en la empresa, los profesionales de recursos humanos se convierten en guardianes y catalizadores de la cultura de la empresa. Dave Ulrich en Recursos Humanos Champions.

La transformación digital viene acompañada de una gran oportunidad para regenerar las organizaciones, inyectarles aire fresco y cambios en cuanto a la gestión de personas se refiere.

Estamos ante un momento único para reinventar el papel de recursos humanos y convertirlo en el motor del cambio de las empresas. ¿Nos estamos preparando para asumir esos nuevos retos? ¿Seremos capaces de reinventarnos?

En la era de la conectividad surgen nuevos retos y cambios en los roles, no solo en el área de recursos humanos, sino también en la de todos aquellos profesionales que gestionan talento:

 

  1. Las organizaciones del siglo XXI son empresas abiertas, con personas conectadas. Las nuevas herramientas sociales empoderan al trabajador proporcionándole un altavoz para compartir sus ideas. El nuevo rol de recursos humanos no es ser el guardián de la información, sino el facilitador de conversaciones útiles.
  1. La conectividad nos hace más sociales y nos ayuda a trabajar de forma colaborativa y a obtener resultados de mayor calidad, pero para ello la implantación de herramientas sociales se tiene que hacer de una manera estratégica y contar con una cultura abierta. Recursos humanos se convierte en el diseñador de espacios de innovación y colaboración.
  1. Aprendemos, nos formamos y desarrollamos de otra manera. Ahora el aprendizaje es social, ubicuo y continuo. Recursos humanos es el coach del aprendizaje social, arquitecto de Entornos Personales y Organizativos de Aprendizaje (EPOA).
  1. Gracias a la flexibilidad laboral, el trabajo no es un sitio donde ir, sino objetivos que cumplir. Los equipos son cada vez más virtuales y tenemos que aprender a gestionarlos de forma diferente. La labor de recursos humanos consistirá en crear organizaciones de alto rendimiento con equipos cada vez más 2.0.
  1. En el nuevo paradigma de la sociedad conectada la forma que adopta el liderazgo está cambiando y tiende a distribuirse. El líder –el que ejerce influencia, genera opinión y crea pasiones– no es jerárquico. La forma en que detectamos, medimos y desarrollamos el liderazgo también ha cambiado. Recursos humanos deberá ser un experto en técnicas de monitorización de redes sociales, observador de sociogramas de la empresa y detector de nodos y flujos de influencia.
  1. Para lo bueno y para lo malo, las emociones colectivas se expanden a gran velocidad en la era de la conectividad, y ya sabemos que las emociones positivas son rentables. Introducimos el juego en el puesto de trabajo y otras técnicas que generan emociones positivas para potenciar la felicidad como camino para conseguir resultados más sostenibles. Recursos humanos será el diseñador de emociones positivas y experiencias de “gamificación”.
  1. Siempre ha existido una preocupación por la visibilidad, el posicionamiento, la marca personal que proyectamos en nuestro entorno. Pero en tiempos de redes sociales la velocidad de posicionamiento es exponencial, lo que otorga mayor importancia a una buena estrategia de posicionamiento tanto de marca personal y empresa como de employer branding. Recursos humanos deberá potenciar las nuevas competencias vinculadas a la digitalización y ayudar a convertir en buenos social networkers a sus empleados. Será el impulsor del social networking y del employer branding.
  1. Surgen nuevas profesiones y nuevas formas de trabajar. Aparecen nuevas competencias y nuevos perfiles profesionales: knowmads, millennials, intraemprendedores, socialnetworkers, diferentes generaciones con motivaciones y perfiles distintos que han de convivir en armonía en las organizaciones. Recursos humanos se convierte en potenciador de nuevas competencias y armonía entre tanta diversidad.
  1. El volumen de datos e información que vamos regalando a la Red es cada vez mayor, lo que convierte al Big Data en una de las tendencias de futuro. Recursos humanos tendrá que aprender a ser un experto analista de la información y predictor de tendencias de comportamientos futuros en la empresa.
  1. En definitiva, el rol principal de recursos humanos será conectar talento para proyectar eficiencia en la era digital. Recursos humanos será conector de talento y garante de la inteligencia colectiva.

 

Post basado en mi libro “Conectar talento, proyectar eficacia”. Profit Editorial .

 

Foto: Pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]