Se busca personal en las redes sociales

¿Se busca personal? Estos típicos carteles colgando de los escaparates son cada día más atípicos, ya que la entrega de currículos en mano ha dejado […]

¿Se busca personal? Estos típicos carteles colgando de los escaparates son cada día más atípicos, ya que la entrega de currículos en mano ha dejado de ser trascendental. Las redes sociales se han convertido en efectivas herramientas para reclutar personal, y prueba de ello es que el 70% de los jefes de Recursos Humanos las utilizan en sus procesos de selección. Las empresas quieren a los mejores y no se pueden permitir el lujo de esperar a tener una vacante para buscar.

Candidatos en paños menores, intimidades con paredes de cristal. En Internet muchos dicen todo lo que hacen, aunque no hagan todo lo que dicen. Y lo comparten. Linkedin, Twitter o Facebook permiten descubrir a un sinfín de aspirantes a golpe de clic. Y, en ocasiones, el streaptease resulta prácticamente integral.

Los demandantes de empleo dinámicos en las redes sociales tienen más posibilidades de conseguir un trabajo. Se desenvuelven de manera ágil, como pez en el agua, a la espera de que algún pescador perspicaz logre espetar su anzuelo. Bucean y encuentran información relevante para conseguir mayor visibilidad. Sin embargo, Álex López, profesor de The Valley Digital Business y formador de LinkedIn, advierte de que se debe ser activo con criterio, ya que no todo vale. Y es que excederse a la hora de participar en los social media puede ser contraproducente.

Debido a la situación actual, en la que los márgenes de beneficios cada vez se achican más, las empresas se ven obligadas a ajustar sus presupuestos, por lo que exploran nuevas fórmulas para reclutar candidatos. El uso de las redes sociales es una de las más efectivas, pero a veces no es sencillo. Pueden no estar habituadas y desconocer el medio. López forma a departamentos de RR.HH., ayuda a sacar el máximo partido de los nuevos canales de comunicación y, sobre todo, a rentabilizar el tiempo. “Las compañías han descubierto que pueden buscar candidatos directamente a través de Linkedin, Twitter o Facebook. Mediante perfiles profesionales se acercan a ellos observando cómo actúan. Posteriormente contactan para ofrecerles una entrevista de selección”, asegura.

Los directivos de RR.HH. indagan en los perfiles de los candidatos. Además, los reclutadores con conocimientos digitales pueden acceder a herramientas que permiten conocer todas las redes sociales del aspirante -lo que se llama un “360º” -. Sin embargo, se trata de un camino de doble dirección, ya que el candidato hará también una búsqueda exhaustiva de su reclutador.

López lamenta que, en muchos casos, las redes sociales digan demasiado de los solicitantes. Y sostiene que ve profesionales magníficos, con una carrera estupenda, pero que no han gestionado bien sus perfiles y por motivos ajenos a los estrictamente  profesionales (fotos desafortunadas o comentarios) no permanecen en los procesos.

Pese a que en la red se pueda ofrecer un perfil y en realidad ser completamente diferente, una mala gestión cierra muchas puertas. “Las redes sociales son un escaparate 365 días al año, 24 horas al día, que podrán ver los reclutadores. No es simplemente un canal de comunicación. Es la visibilidad de nuestra marca personal”.

La digitalización del área de Recursos Humanos permite reducir costes en los procesos de selección y ayuda a encontrar el perfil de trabajador que mejor encaja con el puesto ofertado. Muchos de los procesos se pueden hacer sin necesidad de contratar un tercero y permiten buscar candidatos pasivos. Es decir, profesionales que tienen perfil en las redes sociales y que no buscan trabajo en ese momento. De hecho, el 64% de los usuarios de Linkedin en España no buscan empleo, pero estarían dispuestos a escuchar ofertas.

 

Bendición para las pymes

La tecnología ha revolucionado los métodos de reclutamiento. Los equipos de selección ya no se desplazan para realizar el primer filtro de candidatos. En su lugar, se hace mediante Skype o Hangout. López afirma que la digitalización es una bendición para las empresas pequeñas, porque les permite aprovechar la tecnología actual, y con una ventaja competitiva muy interesante: la toma de decisiones, que es mucho más rápida que en las grandes empresas. La digitalizacion no beneficia a grandes o pequeños, sino a rápidos o lentos. “En las redes sociales una pequeña empresa cuenta con los mismos metros cuadrados que una multinacional”. El también director general de Sartia destaca que si las pymes aprenden a aprovecharlas, pueden ir muy por delante.

 

Linkedin, la más valorada

Las empresas sin presencia en Internet no sólo generan desconfianza, sino que hacen oídos sordos a los requerimientos de sus clientes y pierden infinitas oportunidades a la hora de encontrar al candidato perfecto. El III Informe Infoempleo-Adecco sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo señala que Linkedin continúa siendo la plataforma social mejor valorada por los trabajadores para lograr un empleo, con un 80% de aceptación. López recuerda que es la más utilizada, y que actualmente cuenta con más de 400 millones de usuarios en todo el mundo. “En España, ya suma el  40% de la población activa,  algo más de 7 millones de usuarios con un perfil medio alto”, sentencia.

Foto: Jason Howie

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]