5 razones por las que tu cuenta de Twitter puede ser bloqueada

Twitter es la red de información en tiempo real más grande del mundo, un entorno lo suficientemente atractivo como para que empresas y usuarios pongan […]

Twitter es la red de información en tiempo real más grande del mundo, un entorno lo suficientemente atractivo como para que empresas y usuarios pongan en marcha una estrategia de comunicación efectiva para conectar con un amplio público. Pero la plataforma de los 140 caracteres puede ponernos más de un obstáculo en el camino.

Como ya ocurrió en los primeros meses del año, este verano muchos usuarios han experimentado bloqueos en las cuentas de forma aleatoria, aparentemente. Aunque sea una acción temporal, fruto de un error informático, una suspensión de este tipo puede lastrar notablemente nuestra gestión en Twitter. Hablamos de una red social donde el tiempo de respuesta lo es todo, sobre todo si realizamos atención al cliente a través de esta plataforma.

Cuando Twitter bloquea una cuenta, no podremos realizar ninguna acción que implique interactuar con otro usuario. No podremos, ni siquiera, marcar un tweet como favorito. Nada de nada.

El ‘comportamiento automatizado’ es una causa frecuente de bloqueo de cuenta. Por ello, para seguir utilizando Twitter “de forma segura”, la red social nos pedirá que introduzcamos un número de teléfono, al que enviará un código de confirmación para activar la cuenta de nuevo.

Al margen de esto, Twitter puede bloquear una cuenta por diversos motivos, desde cuestiones de seguridad hasta limitaciones de contenido. A continuación vamos a enumerar las cinco causas de suspensión más frecuentes:

 

1. Cuenta comprometida

En este primer caso, Twitter ha decidido bloquear la cuenta por cuestiones de seguridad, ya que ha detectado un comportamiento sospechoso en ella (tweets inesperados, acciones sin aprobación, etc.). Lo más probable es que una tercera persona haya intentado acceder sin permiso. La solución, cambiar la contraseña y verificar la seguridad de nuestro correo electrónico.

 

2. Limitaciones del contenido

Todo lo que publicamos en Twitter está sujeto a revisión por parte de la plataforma. Si publicamos un contenido que vulnera las reglas de la red social, nuestra cuenta será bloqueada. Hablamos, por ejemplo, de la difusión de información confidencial o privada de otras personas, o de infracciones de los derechos de autor. Por supuesto, un comportamiento violento o ilegal también es motivo de suspensión permanente.

 

3. Abuso

Nuestra cuenta puede quedar permanentemente suspendida si Twitter detecta situaciones de abuso. Nos referimos en este caso a comportamientos molestos y perjudiciales para otros usuarios (creación de cuentas en serie, acoso, apropiación de nombres de usuario, etc.).

 

4. Spam

Utilizar el servicio de Twitter para enviar spam está terminantemente prohibido, y la política de la plataforma al respecto es cada vez más estricta. No se trata solo, por ejemplo, de enviar invitaciones en masa. También nos referimos a la publicación reiterativa de enlaces (sin actualizaciones personales), o a la difusión de contenido duplicado (sobre todo si mencionamos a un gran número de usuarios una y otra vez). Un error muy habitual por el que nuestra cuenta puede ser bloqueada tiene que ver con el envío de múltiples actualizaciones sin relación con un tema o tendencia (con o sin hashtag).

 

5. Seguimiento

El conteo entre “seguidores- siguiendo” puede provocar un bloqueo de la cuenta, si Twitter detecta que se están llevando a cabo acciones irregulares. Seguir y dejar de seguir a grandes cantidades de usuarios en un corto periodo de tiempo o de forma repetida es motivo de suspensión. El límite técnico para cada cuenta es que ésta puede seguir a 2.000 usuarios en total, y nunca más de 1.000 al día.

 

Twitter no es una ‘ciudad sin ley’. Todo el contenido que publiquemos está sujeto a revisión y puede tener una penalización en forma de bloqueo de cuenta. Acciones aparentemente inocentes pueden tener unas consecuencias imprevistas. Si la comunicación a través de este canal se interrumpe, el perjuicio para nuestra marca puede ser elevado. Lo mejor, respetar las reglas del juego y llevar a cabo una comunicación efectiva (no intrusiva). En resumen, menos autopromoción y más diálogo.

Foto: clasesdeperiodismo

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]