7 motivos para apostar por las redes sociales en tu empresa

Las redes sociales, tan de moda en nuestros días, son páginas webs que permiten a sus usuarios crear perfiles y conectarlos entre sí, facilitando la […]

Las redes sociales, tan de moda en nuestros días, son páginas webs que permiten a sus usuarios crear perfiles y conectarlos entre sí, facilitando la comunicación y el intercambio de contenidos digitales, tales como textos, enlaces, vídeos o fotos. Lo cierto es que se podría decir que las redes sociales han existido desde el principio de los tiempos, no obstante Internet por la gran capacidad que ofrece para interconectar personas se configura como el lugar idóneo para su éxito.

En las redes sociales son los propios usuarios los que generan contenido y lo consumen, siendo los protagonistas de la evolución de su conocimiento, decidiendo qué, cómo y cuándo comparten algo, también decidiendo si lo comparten o no. Con respecto a las empresas y los profesionales, estas redes son espacios muy valiosos, puesto que mediante ellas acceden a muchos usuarios de los que pueden conocer datos y segmentar las comunicaciones, elementos fundamentales para cualquier negocio. Luego podría decirse que representan una herramienta válida más allá de las (lógicas) reticencias que pueden tener los no iniciados en su uso. Las redes sociales ponen en comunicación a sectores amplios de consumidores de productos y servicios, que residen en espacios geográficos que pueden estar muy alejados entre sí, por lo que las empresas y profesionales que compiten en un mundo globalizado, difícilmente pueden ser ajenas a este proceso.

Suele decirse, y sinceramente creo que es así, que los usuarios se registran en una determinada red social dependiendo de las personas que ya están dentro, fundamentalmente amigos o conocidos. Pues bien, en el caso concreto de los usuarios que sean empresas o profesionales, se registrarán normalmente en aquellas redes donde consideren que están sus clientes, proveedores o competidores. Concretando algo más los motivos por los que se puede apostar por las redes sociales desde el punto de vista empresarial o profesional, se me ocurren los siete siguientes:

 

1. Beneficio para la imagen

Existen una serie de valores tales como la comunidad, la cercanía o la transparencia, que son beneficiosos para la imagen de una empresa o de un profesional y que se pueden lograr a través de una correcta gestión de las redes sociales, y que son además difíciles de conseguir de otro modo.

 

2. Repercusión

Las redes sociales pueden complementar las estrategias de webs y blogs de empresas y profesionales, y reforzar su presencia de marca y su visibilidad en otros sitios de Internet como buscadores.

 

3. Garantía de innovación

Entendiendo el proceso de innovación de una empresa como el conjunto de cambios en sus actividades, entre las que están las de comunicación, orientados a la mejora de resultados, las redes sociales ofrecen nuevas posibilidades de negocio.

 

4. Anticipo de posibles crisis

Las redes sociales son un vehículo que permite conocer de primera mano lo que se dice de una empresa o un profesional en Internet, de tal modo que pueden servir para anticipar crisis potenciales relacionadas con su actividad y actuar en consecuencia. Hoy en día, los usuarios de Internet, antes de comprar un bien o solicitar un servicio, buscan opiniones de otros usuarios en foros, blogs o redes sociales, dentro del concepto que se denomina reputación online de empresas y profesionales. Realmente esta reputación se podría argumentar que no es realidad sino percepción, pero mueve los comportamientos de los usuarios a la hora de comprar o consumir. Sus comentarios en redes sociales sobre los productos de una empresa o sobre la labor de un profesional, pueden tener un valor trascendental en la venta.

 

5. Fortalecimiento de la competitividad

Unido al punto anterior, las redes sociales proporcionan contacto permanente con los usuarios y público objetivo que expresan sus necesidades y opiniones, lo que puede llevar a modificar y renovar los bienes y servicios para mejorar la capacidad de competir que tenga la empresa o el profesional.

 

6. Fidelización

Las redes sociales permiten crear vínculos emocionales fundamentalmente con clientes y colaboradores. Para ello, las relaciones deben ser constantes… no se fideliza de la noche a la mañana. Si las redes son conversaciones, parece lógico pensar que las empresas y los profesionales deberán ser parte de las mismas y además serlo de forma constante.

 

7. Coste de oportunidad

Por último, y no por ello menos importante, se debe realizar un análisis al que estamos muy acostumbrados los economistas, como es el de coste de oportunidad. Supone para la empresa o profesional que se está planteando iniciar su camino en este mundo, analizar si puede permitirse no tener presencia activa en redes sociales, estando en ellas, por ejemplo, sus clientes, proveedores o competidores.

Foto: pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]