Cinco mitos sobre el funcionamiento de Facebook

Hace ya tiempo que las capacidades de Facebook sobrepasaron la mera función de hacer amigos, como ya comentamos en el artículo “Cuatro funcionalidades desconocidas de […]

Hace ya tiempo que las capacidades de Facebook sobrepasaron la mera función de hacer amigos, como ya comentamos en el artículo “Cuatro funcionalidades desconocidas de Facebook que deberías usar. La magnitud de la red social más popular del mundo hace que genere información por sí misma. Pero, cuidado, no podemos creernos todo lo que leemos sobre ella.

Internet está lleno de mitos sobre el funcionamiento de Facebook, que pueden llegar a hacernos dudar sobre el rendimiento de esta plataforma. Dejando a un lado los bulos clásicos, que aseguran que la red social será de pago o que los usuarios pueden ver quién visita sus perfiles, lo que de verdad debemos saber es que en esta red social no hay trucos.

A continuación vamos a aclarar algunas creencias erróneas sobre Facebook, para que nuestra estrategia se realice con total seguridad:

  • Los hashtags no sirven para nada. Los cuestionados hashtags sirven de enlace para que un usuario pueda encontrar más fácilmente publicaciones sobre temas determinados. Con ellos podemos compartir o recuperar información de una forma más rápida. Sin embargo, no debemos olvidar que Facebook no es Twitter. Las conversaciones en tiempo real no funcionan en la plataforma de Mark Zuckerberg. Esta es la razón por la cual casi nadie usa las almohadillas, ya que no aseguran un mayor alcance para nuestras publicaciones.
  • ¿’Me gusta’ o compartir? Facebook define el alcance de una publicación como el número de personas que han visto dicho contenido, que ha de mostrarse en la sección de noticias. Para aumentar o disminuir ese número, muchos piensan que la mejor forma es lograr que el contenido sea compartido, pero no necesariamente es así. Un like, a efectos de alcance, puede funcionar igual que la acción de compartir. En ambos casos el contenido puede aparecer en la sección de ‘Últimas noticias’ de nuestros amigos. La diferencia es que con el ‘Me gusta’ (y todos los emoticonos que vienen aparejados) no se desplegará un menú con opciones de visibilidad. Al compartir, en cambio, podemos seleccionar el público del mensaje y añadir unas líneas de texto al mismo.
  • Facebook es la mejor plataforma para vídeos. Es cierto que esta red social está apostando decididamente por el formato vídeo, y cada vez ofrece más funcionalidades para compartir este contenido. Pero al margen de eso… poco más. Subir un vídeo a Facebook no nos asegurará una mayor notoriedad, ni más reproducciones.A nivel de SEO y número de visualizaciones, Youtube gana por goleada. El único punto positivo que tiene la red de Mark Zuckerberg es su mayor capacidad de viralización.
  • No se puede borrar una cuenta de Facebook. Sí, es cierto. Darse de baja de esta red social es difícil, pero no imposible. Facebook permite desactivar una cuenta de manera temporal. Con esta acción, la plataforma guardará todos nuestros datos de usuario (amigos, fotos, intereses, etc.), pero los ocultará al resto de la comunidad. En cambio, si lo que queremos es eliminar una cuenta de forma permanente, la cosa se complica un poco. Para llevar a cabo esta operación, debemos comunicarlo expresamente a Facebook. Cuando la baja sea definitiva, los usuarios no podrán ver la cuenta, pero puede que sean necesarios hasta 90 días para eliminar todo lo que se ha publicado.
  • Facebook no respeta la privacidad de las imágenes. Un clásico. Muchos usuarios piensan que al subir una foto a Facebook, la red social se adueña de la propiedad de la imagen, con la que puede hacer negocio. Esto no es cierto. Según la Declaración de derechos y responsabilidades de Facebook, la plataforma no permite publicar contenido que vulnere los derechos de propiedad intelectual de otra persona, incluidos los derechos de autor y de marca comercial. Eso sí, todos los datos del usuario publicados en la red social pueden ser utilizados para enviar publicidad dirigida y segmentada.

No nos dejemos engañar. En Facebook hay muy pocos atajos. El buen funcionamiento de esta herramienta lo es todo para que nuestros objetivos digitales se cumplan. Debemos estar atentos a cuestiones como el alcance, la propiedad de las imágenes o la configuración de seguridad de nuestra cuenta, aspectos básicos para que nuestra andadura en esta red social acabe en buen término.

Foto: Christopher

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]