Cinco recomendaciones para proteger tu privacidad en Facebook

Mucho se habla de las constantes modificaciones que realiza Facebook en sus políticas de privacidad y seguridad, que hacen que nuestra configuración cambie automáticamente y […]

Mucho se habla de las constantes modificaciones que realiza Facebook en sus políticas de privacidad y seguridad, que hacen que nuestra configuración cambie automáticamente y sea más “abierta” en cuanto a visibilidad de datos se refiere. Nada más lejos de la realidad. Las actualizaciones no varían nuestra configuración. Algo muy distinto es el uso (comercial y publicitario) que la red social hace de la información que tiene sobre nosotros, y que podría ser objeto de análisis en otro artículo…

Si nunca hemos accedido a la configuración de nuestra cuenta (según la agencia Marketo, unos 13 millones de usuarios activos nunca lo han hecho), por defecto los datos de nuestro perfil son públicos, con todo lo que ello implica.

Las numerosas críticas que ha recibido Facebook, que ya cuenta con 1200 millones de usuarios, han hecho que cuide al detalle todos los apartados de su configuración y los comunicados oficiales sobre las modificaciones que realiza. E incluso ha incorporado unos atajos o accesos directos de privacidad (candado que hay en la parte superior de la barra lateral), para facilitar a los usuarios su configuración:

Facebook_Atajos privacidad

 

Recojo a continuación cinco recomendaciones para proteger (todo lo que es posible) nuestra privacidad en esta red social:

1. Datos personales

Nuestros datos personales (fecha de nacimiento, estudios, relaciones, información de contacto…) no tienen por qué estar a la vista de todos. Los usuarios de Facebook solo verán lo que queramos mostrarles. Podemos configurar nuestra información pulsando sobre la foto de perfil que hay en la parte superior de la barra vertical y yendo a la pestaña Información. Ahí podemos Editar todos los campos que aparecen para limitar su acceso a unos pocos o restringirlos totalmente.

Hay algunos datos como la foto de perfil, el nombre, el sexo, el correo electrónico (a efectos de notificaciones) o la edad (por si eres un menor) que son obligatorios (aunque muchos usuarios no proporcionan sus datos reales). El resto es opcional. Si decides publicar tus datos personales, puedes seleccionar qué usuarios pueden verlos y quiénes no (Público, Amigos, Solo yo, Personalizado). Tú decides, no Facebook.

Hay una herramienta muy útil que muchos desconocen y que permite comprobar cómo ven los demás tu perfil. Hay que hacer lo siguiente:

Pulsar en el triángulo invertido que está situado en la parte superior derecha de cualquiera de las páginas de Facebook y seleccionar Configuración. A continuación hacer clic en Biografía y etiquetado, y luego en “Comprueba lo que ven otras personas en tu biografía” (ofrece dos opciones: Ver como Público, o ver como el usuario que elijamos).

2. Publicaciones y actualizaciones de estado

Las publicaciones siguen estando configuradas como lo estaban antes de que actualizaran su buscador Graph Search. Si quieres que tus actualizaciones solo las vean tus amigos o, por el contrario, sean públicas o más restringidas aún, también puedes configurarlas fácilmente:

FACE_Actualizaciones de estado2

3. Etiquetado de imágenes y fotos propias

Millones de usuarios suben fotos a esta red social a diario. Por ello, es probable que estemos “etiquetados” en alguna de ellas, es decir, que al pasar el ratón por la imagen aparezca nuestro nombre al lado de alguno de los sujetos de la foto. Las etiquetas se pueden configurar en las opciones de privacidad principal de Facebook. En caso de que ya nos hayan etiquetado, podemos ir a la foto en cuestión, hacer clic en Opciones y seleccionar Denunciar o Eliminar Etiqueta.

Por lo que se refiere a las imágenes que nosotros mismos publicamos, cualquiera de nuestros amigos o personas “autorizadas” puede guardarlas y difundirlas cuando quiera. Pero esto es inevitable. Hoy en día todo el mundo puede hacernos una foto y subirla a Internet sin que nos enteremos.

En cualquier caso, toda la configuración de privacidad de los álbumes de fotos está muy bien explicada en el servicio de ayuda de esta red social.

4. El buscador Graph Search

Desde que Facebook actualizó su buscador, cualquiera a quien no hayamos bloqueado puede encontrar nuestro timeline simplemente tecleando nuestro nombre en la caja del buscador.

Como la propia red social advierte, la limitación que había anteriormente “no evitaba que otros usuarios llegaran a tu timeline cuando hacían clic en tu nombre en alguna actualización, o mediante el timeline de un amigo común”. Ahora la única forma de permanecer “oculto” es restringir manualmente la visibilidad de cada parte de nuestro perfil (como hemos indicado en el primer punto).

Lo más novedoso de Graph Search es que toda la información pública de un usuario es susceptible de aparecer en sus búsquedas. Además, permite encontrar contenidos antiguos, al realizar una búsqueda con “lenguaje natural”, del tipo “restaurantes en Madrid en los que hayan estado mis amigos”. De hecho, si no encuentra lo que buscamos en los contenidos que hay en el propio Facebook, ofrece la posibilidad de buscarlo en Internet.

5. Aplicaciones y juegos

Ojo a este apartado, al que nadie suele prestar atención. Ya lo advierte Facebook en sus condiciones: “Las personas que pueden ver tu información en Facebook pueden ‘llevársela’ cuando utilizan una aplicación”. Por defecto, las aplicaciones tienen acceso a nuestra lista de amigos y a todos nuestros datos públicos. Podemos restringirlo en Configuración, Aplicaciones, pero muchas de ellas no permiten su uso si no les damos permiso para acceder a nuestros datos, vídeos, fotos… Nuevamente, tú eliges: ¿seguir jugando y utilizando una aplicación o ceder tus datos?

Por todo lo anterior, lo primero que hay que hacer cuando uno se da de alta en Facebook (o en cualquier otra red social) es configurar todos y cada uno de los apartados de la cuenta y el perfil. Así evitaremos sorpresas desagradables.

 

Foto: Poster Boy NYC, distribuida con licencia CC BY 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]